Lunes, 19 Noviembre 2018

Situación de bolsas y mercados. El gafe bursátil de los viernes

La semana pasada hablábamos de la mala estacionalidad del mes de septiembre en las bolsas.

Hoy volveremos a ver algunos datos más y vamos a fijarnos en otra curiosidad: La estacionalidad bursátil por días de la semana. ¡La hay! Y está bastante anclada en la psicología humana que al final es la que mueve las bolsas.

Antes de seguir, ahora mismo en el horizonte sólo se ven dos cosas que pudieran ayudar a que Europa pueda subir. Porque no olvidemos que no hemos parado de bajar mientras Wall Street, bajaba, imaginen como a ellos les dé por corregir.

  • Que se llegue a un acuerdo entre Canadá y EEUU en el marco de la negociación del tratado de libre comercio de América del Norte. Podría tener efecto temporal pero podría darnos alivio.
  • Que Trump hiciera algún gesto en las eternas negociaciones con la UE y/o con China, que no parece fácil.
  • Sería muy negativo que empezara a meterse ahora con Japón como ya amenazó el viernes.
  • También sería muy negativo que Italia empezara a tontear otra vez con los incumplimientos del déficit. Es de suponer que los políticos italianos conocerán este gráfico.

s1.jpg

Pueden soñar con todas las utopías que se quieran pero ahí está esa deuda de 492.000 millones. Por cierto la de España es muy similar, y la contrapartida en ambos casos es Alemania.

Volvamos a la estacionalidad como hemos comentado antes.

Muchas veces me preguntan si creo que hay un día de la semana peor para el mercado. Y lo tengo muy claro, ya me lo habrán oído decir muchas veces. El viernes.

Si miro hacia atrás en mis diarios de trading, que los más antiguos datan de 1985, el viernes es muy mal día. Muchos de los palos más grandes que me he llevado han sido en viernes.

Esta misma historia se la he oído comentar a muchos otros traders. ¿Leyenda urbana? Pues no, y lo vamos a ver de forma científica. Estos datos están tomados de un trabajo que publica la web especialista en pautas estacionales Seasonax. Vean desde el año 2000 hasta la fecha el S&P 500 por días de la semana.

s2.jpg

¿Qué les parece? Confirmado. No es una leyenda urbana. Los lunes es un día flojo, seguramente porque tenemos la pájara del fin de semana y pocas ganas de líos. De martes a jueves es cuando la bolsa tira, y el viernes es el peor día con muchísima diferencia.

Vean este otro gráfico:

s3.jpg

Pues ya ven, una persona que operase solo los viernes habría perdido un dineral. Una persona que operase solo los martes habría ganado más que el S&P 500 y lo que es más importante con infinitamente menos drawdown. Recuerden que la mente humana es la que está puesta encima de estos gráficos.

Los viernes posiblemente sean el peor día por varios factores. El primero psicológico, la gente tiene la cabeza ya puesta en el fin de semana y no quiere líos. Otros no quieren meterse por si pasa algo durante el fin de semana. Últimamente pasaron muchas cosas. Tampoco desdeñemos dos factores no psicológicos, más bien técnicos que para mí influyen muchísimo.

1.- Un viernes de cada mes, o es vencimiento mensual de opciones, o es cuádruple hora bruja. Y ya saben lo difícil que es el mercado cuando estos vencimientos entran en juego, nos volvemos locos y pasan muchas cosas raras.

2.- Un viernes de cada mes como hoy, tenemos dato de empleo que es un día que tiene muchísima volatilidad y aprovechado por las manos fuertes para todo tipo de manejos.

Por todo esto, creo que el viernes se comporta de esta manera tan curiosa.

Pero volvamos a los lunes. Como decíamos antes, el mal desempeño de este día esté anclado en la psicología humana, cuando volvemos del descanso del fin de semana nos cuesta arrancar. Puede que haya personas que no, pero a muchas sí. A mí me pasa, y por eso procuro siempre no ponerme citas importantes los lunes. Los martes ya me noto más rodado para afrontar el trabajo. Pues bien, este mismo fenómeno pero aplicado a meses, se da en septiembre. Ya vimos la semana pasada bastantes datos, hoy vamos a ver alguno más.

La estacionalidad de septiembre, es muy mala. Tanto, que es con diferencia el peor mes del año. La gente piensa que es octubre por aquello de los crash, pero no es así. El peor mes del año es septiembre, por lo mismo que los lunes son flojos. Es el mes de la vuelta masiva de las vacaciones. La gente anda despistada, las carteras por rehacer, cuesta, cuesta arrancar. Vamos a verlo con cifras.

Los datos son de la firma Bespoke y están calculados los retornos que habríamos tenido por 100$ invertidos en el S&P 500 invirtiendo solo en cada mes del año en los últimos 50 años hasta la fecha.

s4.jpg

La línea roja gruesa es septiembre. Como ven es el peor mes del año con mucha diferencia. Habríamos perdido dinero. En 50 años invirtiendo solo en septiembre 100$ se convierten en 71. Queda demostrada la mala estacionalidad de septiembre.  Pero es cuestión de ver el vaso medio lleno, la buena noticia es que vean como a partir de octubre la estacionalidad es muy buena. Eb octubre se habrían convertido esos 100$ en 143, en noviembre en 176 y en diciembre en 204. O lo que es lo mismo, invirtiendo solo en los últimos 3 meses del año 100$ se habrían convertido en 523.

Como vemos interesante la estacionalidad a partir de ahora, mala en septiembre, muy buena a partir de octubre, aunque evidentemente, este solo es un factor más y hay que tener muchos más en cuenta. ¿El factor más importante? Donald Trump. De él dependerá lo que pase en los mercados con sus guerras comerciales.