Miércoles, 19 Diciembre 2018

Situación de bolsas y mercados. Una buena sorpresa. El crecimiento de los beneficios empresariales no tiene el mínimo poder predictivo en bolsa

José Luis Cárpatos. Serenitymarkets.com

Ya hemos advertido en algunas ocasiones, que los estudios que se publican sobre los beneficios empresariales y su capacidad para predecir lo que va a pasar en el mercado, sorprendentemente, nos dicen que…no tienen capacidad alguna de predicción. Por increíble que parezca no es un factor en el que nos debamos fijar tanto al menos en el relativamente corto plazo. Hay otras cosas más importantes, a la hora de intentar “predecir” o al menos tener una idea de por donde irán los tiros.

En el año 2012 la gestora Vanguard publicó un estudio que sigue plenamente en vigor y del que podemos sacar muchas enseñanzas:

Forecasting stock returns:

What signals matter, and what do they say now?

Lo pueden ver al completo en este enlace:

https://personal.vanguard.com/pdf/s338.pdf

A pesar de que tiene 6 años sigue totalmente en vigor.

Lo que hacen en el estudio, es tomar datos de Wall Street desde 1926 nada menos, es decir poco menos de un siglo y aplicar una docena de factores clásicos para ver su capacidad de predicción.

El gráfico más importante del estudio es este:

s1.jpg

Como vemos el CAPE, es decir el PER a 10 años corregido por inflación es la métrica que más utilidad podemos tener para predicciones. No es el Santo Grial pero tiene un 43% de poder de explicación de lo que pase después. Eso sí, predice muy poco a corto plazo, y mucho a largo. Las barras azules son los retornos a 10 años y las verdes a 1 año.

El PER simple, a corto plazo no predice casi nada, y a largo plazo, predice mucho, no tanto como el CAPE pero también mucho.

Y ahora mismo el CAPE no aporta por tanto buenas noticias a largo plazo porque está muy alto. Miren como está actualizado a media tarde de ayer.

s2.jpg

Por las nubes. Por lo tanto tenemos muchas posibilidades que de aquí a 10 años no haya buenas noticias. A corto ya hemos visto que predice poco.

Sigamos.

Con cifras muy parecidas de explicación de lo que hace el mercado a largo plazo, entre el 16 a 19% ya muy lejos del PER y CAPE que son las que mejor funcionan tenemos:

  • La deuda del gobierno respecto al PIB
  • Consensos diversos del mercado
  • El modelo de la FED
  • La rentabilidad por dividendo.

Fin del conteo. A corto plazo nadie predice nada, a largo plazo los únicos que cuentan son los vistos, y con diferencia el PER y el CAPE.

Entre los que no predicen nada, como se puede ver en la tabla tenemos a grandes sorpresas como por ejemplo la rentabilidad de la deuda, o el consenso sobre el crecimiento de la economía.

Pero muy especialmente las sorpresas son:

  • Tendencia de crecimiento de los beneficios
  • Márgenes de beneficios corporativos
  • Consenso de crecimiento de los beneficios.

Su poder de explicar el mercado a 1 año y a 10 años es nulo por completo.

Con la de ríos de tinta que han corrido en los últimos tiempos dando explicaciones justificándolo por los resultados…Pues ya ven…a corto plazo con unos resultados maravillosos podemos tener desplomes y viceversa…y lo malo es que a largo plazo ¡también!

Sólo los PER y a largo plazo nos darán un arma competitiva, así que en plazos más cortos, tras ver este estudio, parece absolutamente vital, que estudiemos a fondo el análisis técnico que será el arma que sí podremos usar.

Estas son las conclusiones a las que llegan los autores del estudio de Vanguard:

Hemos demostrado que la previsión de los rendimientos de las acciones es un esfuerzo difícil, y esencialmente imposible en el término de corto plazo. Incluso en horizontes de tiempo más largos, muchas métricas macroeconómicas y rígidas "reglas de oro" que comúnmente se asume que tienen capacidad predictiva han tenido poco o ningún poder para explicar el rendimiento del capital a largo plazo sobre la inflación.

Aunque las valoraciones han sido las medidas más útiles en este sentido, incluso así, se dejan sin explicar el 40% de la variación de los rendimientos del mercado en el largo plazo de la variación en rendimientos a largo plazo.

(…/…) Como tal, animamos a los inversores a no centrarse en los "pronósticos puntuales" que resultan de varios modelos de previsión y en su lugar centrar su atención en la distribución del futuro potencial de los resultados

Una vez que las perspectivas de futuro se ven en una distribución marco, los beneficios de la asignación estratégica de activos parecen bastante claros.

En suma que dejemos de dar vueltas a los resultados de las campañas de resultados, sin ir más lejos la que acabamos de dejar atrás ya han visto que ni a corto ni a largo plazo nos va a servir de mucho.

Recientemente en un artículo se ha vuelto sobre este artículo y se hacen muchas reflexiones interesantes. El artículo al completo lo pueden leer aquí.

La ciencia inexacta de la valoración del mercado

http://blog.validea.com/the-inexact-science-of-market-valuation/

Yo me quedo con esta cita que es importante:

Y eso es antes de que tomemos en cuenta el efecto de las emociones, que probablemente harían que el proceso sea aún peor. Para ilustrar por qué, considere lo que habría ocurrido si hubiera tratado de cronometrar el mercado de valores "sobrevaluado" de 1997 y se moviera al efectivo en función de la valoración. El mercado era muy caro en ese momento por casi todas las métricas, pero en los próximos 2 o 3 años, se volvió mucho más sobrevaluado. Con el tiempo, se habría comprobado que tenía razón cuando llegó el mercado bajista del 2000, pero habría tenido que quedarse sentado durante años observando a todos a su alrededor obtener ganancias sustanciales, mientras que no lo hizo, para llegar allí. Casi nadie puede hacer eso sin finalmente capitular y volver a comprar en el mercado, y esa capitulación generalmente ocurre cerca del pico del mercado, lo que lo lleva a perder en ambos lados de la ecuación.

Nada de esto quiere decir que nunca debe mirar las valoraciones del mercado. Sé que los veo con bastante frecuencia para ver dónde estamos en el contexto de la historia y algunos de ellos como el CAPE también son útiles como una forma de estimar futuros rendimientos a largo plazo. Sin embargo, cuando se analizan las métricas de valoración, es importante comprender que a menudo pueden estar en desacuerdo entre sí, lo que dificulta el cálculo correcto. Incluso si puede pasar ese paso, no ofrecen ningún valor para predecir el mercado durante los períodos de tiempo que probablemente esté usando para tomar decisiones sobre su cartera. Entonces, la próxima vez que vea las valoraciones utilizadas para predecir hacia dónde se dirige el mercado en el corto plazo, tómelo con un grano de sal. A pesar de la confianza que muestra la persona que lo está haciendo, los datos no los respaldan.

Cuánta razón tiene el autor, con eso que dice del factor psicológico…las posibilidades de que pase lo que dice, exactamente así, son máximas…