Sábado, 15 Diciembre 2018

Situación de mercados. Si pone stops loss muy lejanos para dormir mejor en realidad terminará tomando somníferos

Serenitymarkets.com. Uno de los pensamientos que tenemos todos, es el temor a que por las noches cuando no controlamos los mercados puedan pasar cosas inesperadas que nos perjudiquen la posición. Para ello muchos operadores tienden a ponerse un stop muy lejos, “por si acaso”. Algunos de estos operadores los llaman stops quitamiedos. Pero como han demostrado muchos flash crash, esta no es una buena idea. Y para nada nos quitarán el miedo…al revés…

Vamos a recordar el flash crash de la libra esterlina como se lo contaba en mi crónica del 7 de octubre de 2016, esto sucedió durante la madrugada previa.

Así se lo contaba:

El desplome de la libra ha sido brutal y merece toda la atención por muchos motivos.
 
Veamos cómo han sido los hechos.

1.jpg



Como no se ve bien del todo, les narro como han sido las cosas:

1.- A las 1h06 y 10 segundos empieza a ponerse nerviosa la cotización que hasta entonces estaba tranquila. 1,2608 contra el dólar.

2.- A las 1h07 y 3 segundos se acelera la caída 1,26.

3.- Siete segundos después de esta aceleración ya había caído 100 puntos, estaba en 1,25 aunque cruzando muchos cambios.

4.- 5 segundos más adelante sigue cruzando muchos cambios, pero ya la caída va muy deprisa, y cae 200 puntos a 1,24. A estas alturas tenemos que desde el punto 2 que es cuando se acelera tarda solo 12 segundos en perder 200 puntos…

5.- 1 segundo después, tras cruzar muchas operaciones pierde 250 puntos, está en 1,2350 y aquí es donde se produce el corte de liquidez. Ya a partir de aquí cae de forma brutal y descontrolada muchas más figuras abajo.  Todo ha sido visto y no visto en 13 segundos. Fue imposible operar, en 12 segundos para los humanos, luego el gran número de cambios que se da hasta hora, en que se queda sin liquidez es cosa de máquina con toda seguridad.

Y ahora varias reflexiones.
 
En primer lugar se ve el gran problema del forex contado. No es un mercado claro. No tiene una cámara como el futuro del dax, o las acciones de Telefonica. Esto es un poco salvaje. Y de hecho no se ponen de acuerdo ni siquiera sobre cuál ha sido el mínimo de la sesión.
 
 
Si uno se queda abierto a estas horas, cuando la pérdida es muy grande, el software de su bróker le cerrará la posición si no tiene bastante dinero en la cuenta, y luego cuando sube ya es demasiado tarde.
 
La “tranquilidad” de los stops loss, no es tal…Si nos salta en el momento en que la liquidez se corta y la horquilla se hizo 250 veces más grande que la media anual, el stop se puede haber ejecutado muy lejos de donde lo pusimos perdiendo muchísimo y si lo pusimos limitado, si nos dejan puede haber pasado por encima y no haberse ejecutado, procediendo entonces el bróker a cerrarnos la posición por pérdidas enormes como en el primer caso.
 
Estos son los hechos, y estas las reflexiones sobre las que debemos meditar.

 

La clave está en que hasta 100 puntos de donde estaba si que se cruzaron cambios, es decir los stops relativamente cercanos si habrían saltado y problema resuelto. Pero no así los lejanos, que nos llevaron al desastre.

Otra situación muy dura fue el 15 de enero de 2015 con el desplome del euro contra el franco suizo, esta si que ya fue una situación extrema que puso al borde del cierre a muchos broker:

2.jpg

 

Ya ven en 5 minutos todo se volatilizó, brokers quebrados, y claro algunos ganadores, miren como estaban las posiciones abiertas cortas en el par antes de esto:

 

3.jpg

 

Los ejemplos se han puesto en forex como se podían haber puesto en otra cosa. No es porque el forex sea más proclive a esto, más bien todo lo contrario, en bolsa por ejemplo este tipo de situaciones son mucho más frecuentes desgraciadamente a nivel de índices, y mucho peor aún a nivel de valores.

En fin, el caso, en que hasta casos así, la solución es difícil, muy difícil, pero desde luego que el stop anti crash no sirve, porque al ponerlo lejísimos, nos saltara en medio de la nada, el precio en estos casos ejecuta los stops relativamente cercanos, que esos sí que se pueden poner, incluso algo lejos, pero no muy muy lejos. Esos stops se encontrarán con que saltan sin posiciones y si son en mercados donde no se admiten los stops limitados se harán lejísimos destrozando la cuenta.

¿Una solución? Pues se me ocurre que una clara, entrar con cantidades razonables en las operaciones, para poder resistir estas locuras temporales, que es lo que marcan los cánones del money management. Si al final uno expone un 2% de la cartera, por poner un ejemplo y se nos va el 20% pues tampoco es tan terrible, pero si entramos hiperapalancados hasta el tuétano en un movimiento así estamos perdidos.

Por supuesto otra solución es poner los stops no tan lejos, porque tenemos más posibilidades de que salten de forma normal. El caso del franco es demasiado extremo y no es fácil que se vuelva a repetir, pero si repasan detenidamente el flash crash de la libra verán que cualquier stop loss normal habría saltado, el corte de liquidez se dio mucho más abajo en lo que podríamos calificar de stops a excesiva distancia como ya hemos dicho más arriba.

Pero desde luego la mejor enseñanza de todo esto, es ser muy razonables con los tamaños de la posición. El money management, es una disciplina imprescindible para el inversor. En cualquier caso estas cosas no son frecuentes, pero existir existen…