Sábado, 19 Enero 2019

Situación de bolsas y mercados. La maldición de los valores demasiado buenos…para tener éxito

Serenitymarkets.com. José Luis Cárpatos. Siempre pensamos que lo mejor es invertir en aquellos grandes valores que están siendo los líderes de su sector. Eso es una buena idea, pero solo durante un plazo de tiempo corto. Nosotros mostramos en el master y experto universitarios en nuestra escuela de negocios, entre otros,  un sistema de largo plazo basado en invertir en los valores que mejor van en un sector. Pero la filosofía es la de mantener algunos meses solamente.

La realidad es que invertir en el valor muy grande, por aquello de que burra grande o no ande, no es una buena idea.

Realmente es hasta sorprendente lo mala idea que suele ser. Al menos en promedio, aunque luego habrá que estudiar caso a caso.

Para demostrarlo vamos a rescatar un estudio que tiene ya 8 años pero que es muy bueno y es citado habitualmente por los analistas.

El estudio es este:

Too Big To Succeed*

By Rob Arnott

Y lo pueden encontrar al complete en este enlace:

https://www.researchaffiliates.com/en_us/publications/articles/f_2010_june_too_big_to_succeed.html

Vean estas interesantes citas del mismo:

Cuando eres el número 1, tienes una diana pintada en tu espalda. De hecho, en un mundo de competencia feroz, es probable que esa diana también esté pintada en el frente y en los costados. Los competidores te están buscando. Los gobiernos y los expertos te persiguen. En un mundo que por lo general se basa en el desamparo, casi nadie fuera de su propia empresa le anima a que incremente su éxito.

¿Fue Goldman Sachs blanco de cargos de fraude civil y criminal porque tienen la intención criminal de defraudar a sus clientes, mientras que su competencia es pura como la nieve? ¿O se han convertido en un símbolo de éxito, hasta el punto de que mucha gente quieren que sufran?

¿Es Exxon Mobil regularmente ridiculizado en Washington porque sus prácticas comerciales son monopolísticas, sus márgenes de ganancia obscenos, y su producto es visto como contaminante y desagradable (no importa que todos lo compremos)? ¿O es porque su implacable éxito comercial los convierte en un objetivo popular?

O esta otra cita:

Inicialmente, la gerencia de Bank of America pensó que serían elogiados por la élite política por comprar (¡y salvar!) a Merrill Lynch durante el desastroso fin de semana cuando Lehman implosionó. En cambio, se encontraron en la proverbial situación de un dilema cuando Merrill reveló un extra de 20.000 millones de dólares en pérdidas antes de que se cerrara el trato. Bank of America podría haber cancelado el acuerdo invocando la cláusula de condiciones adversas materiales o podrían haber procedido y buscado fuentes adicionales de capital. Finalmente, Bank of America optó por seguir adelante y, en lugar de ser elogiados por haber intensificado sus esfuerzos, se les puso en la picota por necesitar una inyección de capital (que reembolsaron) y se les demandó por no haber cancelado el acuerdo.

¿Qué parte de esta controversia se relacionó con el hecho de que Bank of America era el banco más grande de los Estados Unidos, según la mayoría de las medidas?

Tengan en cuenta siempre, para entender estos comentarios corporativos que esto se escribió en el 2010. Pero realmente el autor tiene razón y el mundo es así…Una vez que llegas arriba…cuanto más alto subes más fuerte sopla el viento…

Lo realmente valioso del trabajo del autor, es que tras estudiar las reacciones del mercado desde 1952 hasta el 2009, el año antes de publicar el trabajo, encuentra que ese daño que se le tiende a hacer al líder, se refleja muy claramente en las cotizaciones.

La regla es que quien es el líder de su sector durante un año…se ve lastrado un 3,3% por debajo de su sector, durante…¡nada menos que 10 años en promedio!

La tabla es clara y concluyente como podemos ver:

s1.jpg

En promedio el castigo por ser líder un año de tu sector es un 3,5% peor que el sector a 1 año, el 3,9% anual a 3 años y el 3,3% a 10 años…

Hay sectores donde el efecto llega a ser del 6 y 7% anual durante 10 años. Energía es el único donde el líder sigue teniendo una ventaja en los 10 años siguientes.

Cómo vemos realmente muy curioso.

Y estas son las conclusiones operativas a las que llega el autor que son bastante interesantes.

De estos resultados, se podría concluir que un inversor podría hacerlo bastante bien invirtiendo en el Russell 1000, menos sus 12 líderes del sector. Mejor aún, quizás deberíamos excluir a todas las empresas que han sido líderes del sector en cualquier momento de la última década porque la resistencia al rendimiento de los top dogs tiende a persistir durante una década o más. ¡Estas acciones típicamente comprenden alrededor de un cuarto del Russell 1000! Si estas acciones sufren un déficit de 300-400 bps en la mayoría de los años, se podría superar el índice en casi 100 bps por año simplemente dejando fuera a los mejores, anulando así  la influencia corrosiva de los competidores, populistas y “expertos”.

Nuestra opinión personal, es que evidentemente estos son cálculos promedios, y que cada caso de cada líder de sector debe ser estudiado aparte valorando muchas otras cosas, pero que desde luego este estudio tiene mucho valor y es un factor, entre otros,  que deberíamos tener en cuenta. Desde luego es una curiosidad muy destacada. En un índice de pequeñas compañías como los Russell estas observaciones que se hacen en el estudio entendemos que tienen más valor y que se cumplirán más que en índices con valores de gran capitalización, aunque al final las cifras son las que son.

Pueden ver otro enfoque sobre este tema en este artículo, donde se cita también el estudio objeto del artículo de hoy:

La ley de los grandes números (en inglés)

https://theirrelevantinvestor.com/2018/12/05/the-law-of-large-numbers/

Les destaco esta cita que también es para reflexionar:

El tiempo corre en la mayoría de las empresas desde el momento en que registran su primera venta. Geoffrey West escribió sobre el destino de la mayoría de las empresas en Scale:

No importa cuál sea el sector o la causa declarada, sólo alrededor de la mitad de las empresas sobreviven durante más de diez años... Así como todos los organismos deben morir para que lo nuevo pueda florecer, así también es que todas las empresas desaparecen o se transforman para permitir que prosperen las nuevas variaciones innovadoras", agregó: mejor tener la emoción y la innovación de un Google o Tesla que el estancamiento de un IBM geriátrico o de General Motors....La creciente acumulación de reglas y restricciones a menudo va acompañada de relaciones estancadas con consumidores y proveedores que llevan a las empresas a ser menos ágiles y más rígidas y, por lo tanto, menos capaces de responder a cambios significativos.”

A ver quién le quita la razón al autor… al final…renovarse o morir.