LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. Apuntes de money management y psicología del inversor

Muchos lectores escriben, consultándome cuáles pueden ser unas buenas reglas de drawdown y de beneficios, para quienes intentan tomarse el trading ya profesional o semiprofesional. Pues vamos a tomar por ejemplo los consejos que da John Carter, en su libro Dominar el Trading.

Esta es la forma de operar de Carter que es trader profesional desde hace muchos años:

¿Cuáles son mis reglas de drawdown?
 
Si voy perdiendo el 15 por ciento en el mes, parto el tamaño de mis posiciones
por la mitad durante el resto del mes. Si voy perdiendo el 20 por
ciento en el mes, dejo de operar el resto del mes. Si alcanzo un drawdown
total del 30 por ciento, es la hora de tomarme un descanso de seis semanas
sin operar. Mi drawdown diario máximo para la operativa intradía
es de $3.000 por cada $100.000. Si al final del día excedo este nivel, estoy
en libertad condicional al día siguiente. Si vuelvo a excederme de $3.000
por cada $100.000 esa semana, dejo de operar el resto de la semana. Este
es mi castigo por romper mis reglas de trading.


Tengo que señalar que muchos fondos hedge y gestores de capital
son mucho más conservadores en lo que respecta a los drawdowns y a
los objetivos anuales. Un drawdown mensual de más del 5 por ciento
en un fondo hedge puede ser devastador para su negocio y un beneficio
anual del 20 por ciento, año tras año, abre las compuertas de miles
y miles de millones de dólares para cualquier fondo. Tengo un par de
comentarios al respecto.

Para empezar, las estrategias intradía tratadas en este libro no van
a funcionar con un fondo de $400 millones. No hay, ni de lejos, la suficiente
liquidez para entrar y salir de los mercados con tanto dinero en un
periodo de tiempo tan corto. Muchos fondos, no obstante, asignan una
porción de sus $400 millones a aprovechar las oportunidades de operativa
intradía que describo en este libro. De los $400 millones, ¿cuánto asignarían?
Tal vez un millón. Eso es ¼ de un 1 por ciento de todo el fondo.

Saco este tema porque las personas deben tratar su cuenta de trading
como lo que es –una forma de ganarse la vida con un alto riesgo. La mayor
parte de los fondos de un trader deberían estar en instrumentos más
conservadores – cosas como bonos o fondos gestionados por gestores de
capital conservadores. Sólo debería asignarse a una cuenta agresiva de
trading una parte de los fondos totales, para generar ingresos mensuales.

¿Cuáles son mis reglas en cuanto a los beneficios?

Mi meta diaria media para la operativa intradía es $500 al día por cada
$100.000. Es una meta conservadora y que se puede conseguir y que
rápidamente supone un dinero importante. Me centro en generar cinco
días al mes en los que gane $2.000 por cada $100.000. Esto quiere decir
que no tengo que operar todos los días. Sé por mi experiencia previa que
mis mejores días de trading son los martes, miércoles y jueves. Por lo
tanto, me centro en operar más en esos días. Si llevo más de $2.000 por
cada $100.000 antes del mediodía, seguiré operando hasta que tenga una
operación perdedora, en cuyo punto dejaré de operar el resto del día. Si
tengo un día en el que gano $5.000 por cada $100.000, me tomo libre el
día siguiente para evitar esas sensaciones de euforia que hacen que los
traders hagan cosas estúpidas como añadir a las posiciones perdedoras u
operar sin un stop. Dejaré de operar el resto del mes cuando lleve $20.000
por cada $100.000. Hago un seguimiento diario de mi curva de capital
utilizando una hoja de cálculo de Excel.


Retiro el 50 por ciento de mis beneficios de trading al final de cada
trimestre. Nunca añado dinero a una cuenta que lleve pérdidas y nunca
aporto garantías adicionales. Añadiré capital a una cuenta que haya demostrado
tener resultados positivos. El motivo por el que retiro beneficios
es porque es la mejor forma de protegerlos. Es con esos beneficios con
los que invierto en más propiedades inmobiliarias, compro más monedas
de oro, pago unas vacaciones familiares y financio mis proyectos.

También es un recordatorio de que los números en la pantalla son reales
y representan dinero real. 

Veamos ahora un artículo sobre psicología del trading del doctor Steenbarger, la idea que propone es muy interesante.
 
Definir unos objetivos de precios efectivos con los datos del día anterior.

En mi reciente artículo, recalqué que cada idea de trading que incluye riesgo y recompensa necesariamente asume tanto una dirección de mercado como una cierta volatilidad. Los traders se encuentran con problemas cuando aciertan en la dirección del mercado, pero o bien infravaloran la volatilidad (y se dejan beneficios potenciales en la mesa) o se pasan (y ven cómo las operaciones ganadoras se dan la vuelta y a menudo se convierten en perdedoras). 

Así que, ¿cómo definir unos objetivos de beneficios eficaces que tengan una probabilidad razonable y conocida de alcanzarse?

El mismo mercado nos proporciona algunos objetivos valiosos.

Retrocediendo hasta finales del 2002 en el índice S&P 500 (SPY), por ejemplo, descubrimos que tan sólo el 12% de los días son días interiores. Las probabilidades de que hoy el mercado perfore el máximo o el mínimo de ayer son bastante buenas. Si abrimos en algún lugar dentro del rango de trading de ayer, podemos utilizar entonces nuestras lecturas de cómo evoluciona la dirección del mercado (comportamiento de los sectores, relaciones entre mercados, sentimiento inversor) para calcular las probabilidades de alcanzar uno de esos niveles de precios antes que el otro. 

La ventaja de utilizar los datos de ayer para enmarcar los objetivos de beneficios de hoy es que estamos permitiendo que sea la volatilidad más reciente la que guíe nuestras expectativas sobre la volatilidad de hoy. Podemos entonces actualizar el volumen relativo de hoy a medida que se mueve el mercado para modificar esas expectativas según sea necesario.

Por ejemplo, si definimos el precio medio de ayer simplemente como la media del máximo y mínimo de ayer, descubrimos que, desde finales del 2002, hemos tocado hoy el precio medio de ayer aproximadamente el 60% de las veces. Es una información útil para esas ocasiones en las que abrimos por encima o por debajo del precio medio de ayer, pero no podemos mantener las compras o las ventas. Podemos entonces fijar como objetivo una vuelta al precio medio del día anterior porque no podemos mantener el valor más alto (o más bajo).

Curiosamente, las estadísticas son parecidas para los datos semanales, por lo que podemos esperar que la operativa de esta semana perfore el máximo o mínimo de la semana anterior y podemos esperar una alta proporción de ocasiones en las que la operativa de la semana actual toque el precio medio de la semana pasada. Esto puede resultar útil al definir objetivos para las operaciones a medio plazo.

Las probabilidades de exceder los máximos o los mínimos son aún mayores cuando enmarcamos los máximos y mínimos nocturnos como objetivos iniciales para los contratos de futuros. Bastante más del 90% de los días perforan el máximo o el mínimo de la sesión nocturna, por lo que cuando abrimos dentro del rango nocturno, una buena operación inicial es buscar uno de esos niveles cuando vemos evidencia de un sesgo direccional en la operativa de ese día. 

La belleza de esto es que, al utilizar estos niveles, automáticamente ajustamos nuestras asunciones de volatilidad en base a cómo ha operado el mercado más recientemente.


Traducido del original: Defining Effective Price Targets With the Previous Day's Data