LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de mercados. Historia bursátil. Cómo reaccionaron bolsas europeas a guerras. Sorpresas garantizadas.

Hace unos días estudiamos las pautas que suele seguir Wall Street ante los conflictos bélicos. Pues bien, dado el interés que despertó ese artículo, vamos a escribir hoy, contando la reacción de las bolsas europeas a los grandes conflictos. Ya les anticipo que la historia es muy diferente y realmente apasionante.

Como apoyo bibliográfico he usado todos estos textos y trabajos.

Desperate Traders Managed To Keep Trading During The World War I Stock Market Shutdown

http://www.businessinsider.com/world-war-i-impact-on-markets-2014-8

August 1914: When Global Stock Markets Closed

https://www.globalfinancialdata.com/gfdblog/?p=2750

How the First World War affected the City

http://www.telegraph.co.uk/finance/markets/11012129/How-the-First-World-War-affected-the-City.html

Bibliografía de los estudios de la II Guerra Mundial, y gráficos:

Earning from History? Financial Markets

and the Approach of World Wars

Por Niall Ferguson de la Universidad de Harvard.

Y por último:

The French Stock Market in War

David Le Bris.

Empecemos con la I Guerra Mundial.

La espoleta de la I Guerra Mundial fue el asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando de Austria, a manos de un nacionalista Serbio, el 28 de junio de 2014. El 28 de julio los austrohúngaros invadían Serbia. UK declaró la guerra a Alemania el 4 de agosto de 1914.

El mes de julio de 2014 fue muy convulso con maniobras militares de todas las grandes potencias europeas y donde ya se veía venir lo que pasaría finalmente.

Pues bien esta fue la repercusión en las bolsas, muy diferente a las de EEUU.

Tras la invasión de Serbia, las bolsas cerraron todas a la vez el viernes 31 de julio de 1914. Se pensaba que si seguían abiertas tras la invasión, el desplome iba a ser imparable.

La bolsa de Londres no abrió hasta el 4 de enero de 1915, en horario restringido de 11h a 15h. Y además con otra condición mucho más importante, no se podía cotizar por debajo del precio con el que se había cerrado el 31 de julio. Desde septiembre ya existía una especie de mercado gris en Londres, en París desde diciembre. Pero en enero en Londres ya se pudo volver a trabajar de manera oficial. En San Petersburgo no consiguieron reabrir su bolsa hasta diciembre de 1917, pero tuvieron que cerrar pocos meses después porque llegó la revolución rusa. La bolsa de Berlín, que cerró como todas en Julio de 1914, no consiguió abrir hasta diciembre de 2017, con lo cual todos los inversores quedaron completamente atrapados durante más de tres años.

Durante toda la guerra la Bolsa de Londres de forma muy diferente a EEUU estuvo a la baja:

 

1.jpg

 

La bajada real fue mucho mayor, porque la guerra hizo subir mucho la inflación. Con lo cual el precio de las acciones bajó mucho más. El capital no entraba, huyó del mercado, y el gobierno intentaba desviar todo capital que podía a los bonos de guerra para financiar el conflicto. Las empresas solo podían emitir nuevas acciones si eran de “interés nacional” las empresas extranjeras no podían.

Lo de la inflación no la podemos pasar por alto. Vean el gráfico adjunto.

2.png

 

 

Es decir durante la guerra la inflación subió nada menos que al 25% de tasa. Por eso les decía que la bajada real de las acciones teniendo en cuenta este factor fue mucho más dura de lo que parece. Aquí tienen un estudio incorporando este factor:

 

3.png

 

Observen el batacazo de la bolsa alemana en la I Guerra Mundial.

Como se ve en el gráfico del mercado  tras el fin de la guerra empezó la recuperación con fuerza, pero durante la misma ni un atisbo de recuperación.

Alrededor de 1600 corredores de bolsa de Londres, se fueron a la guerra, de los cuales solo volvieron 1200. Combatieron en el London Stock Exchange Batallón de Royal Fusiliers.

Sin embargo durante la II Guerra Mundial las cosas cambiaron en la bolsa de Londres, que apenas estuvo cerrada unos pocos días, vean esta cita de la Wikipedia:

En 1937, los funcionarios de la Bolsa utilizaron sus experiencias de la Primera Guerra Mundial para elaborar planes sobre cómo manejar una nueva situación de guerra. Una de las principales preocupaciones fueron los ataques aéreos y el posterior bombardeo de los perímetros de la Bolsa, y una sugerencia fue un traslado a Denham . Sin embargo, esto nunca ocurrió. El primer día de septiembre de 1939, la Bolsa cerró sus puertas "hasta nuevo aviso" y dos días después se declaró la guerra. A diferencia de la guerra anterior, la Bolsa abrió nuevamente sus puertas seis días después, el 7 de septiembre.

A medida que la guerra avanzaba hasta su segundo año, las preocupaciones por los ataques aéreos fueron mayores que nunca. Finalmente, en la noche del 29 de diciembre de 1940 tuvo lugar uno de los mayores incendios de la historia de Londres . El piso de la Bolsa fue golpeado por un embrague de bombas incendiarias , que afortunadamente se extinguieron rápidamente. El comercio en el piso ahora era drástico bajo y la mayoría fue hecho sobre el teléfono para reducir la posibilidad de lesiones.

El intercambio fue cerrado solamente por un día más durante tiempo de guerra, en 1945 debido a los daños de un cohete V-2 . Sin embargo, el comercio continuó en el sótano de la casa.

 

La Bolsa alemana también resistió durante casi toda la guerra, en Francfort, pero es muy importante destacar que el régimen nazi, la intervino casi por completo y la dejó con un papel casi testimonial.

Aquí tienen un valioso gráfico de como les fue a las bolsas europeas en esta ocasión, en la II Guerra Mundial:

 

4.png

 

 

Esta vez sí que está ajustado por inflación. Como podemos ver la bolsa británica se pasó toda la guerra subiendo violentamente, muy diferente a como le fue en la I Guerra. La subida le llevó a casi doblar y como vemos lo hizo mejor que Wall Street. Los bonos ingleses y los americanos lo hicieron muy bien. Y claro los activos alemanes pues ya se pueden imaginar.

Con la euforia del inicio de la guerra, la bolsa alemana iba como un tiro (recuerdo que ajustado por inflación) para finalmente llegar un brutal desplome cuando se reabrió tras la guerra. Los bonos alemanes en cambio sufrieron un desplome constante casi desde el principio de la guerra.

Me gustaría hacer una precisión. Si se fijan, desde 1938 en que realmente se empezó a hablar de guerra muy posible por la actitud del régimen nazi, la bolsa de Londres empezó a bajar, y no volvió a subir con fuerza paradójicamente hasta que la guerra empezó de verdad.

Mientras la bolsa alemana empezó a subir cuando se hablaba de guerra y no dejó de hacerlo cuando esta estalló. Aunque insisto en que la bolsa alemana estaba muy distorsionada por las medidas a su respecto que tomó el régimen nazi.

Aquí tienen un gráfico aislado de la bolsa de Londres durante la Guerra para que se vea mejor:

 

 

5.png

Y tas la Guerra:

 

6.png

 

 

¿Y el oro? Pues estuvo alcista durante toda la II Guerra Mundial, aunque no tanto como las bolsas.

 

6.png

 

El precio de los alimentos fue lo que subió mucho, para complicar más aún la dura vida en la Guerra, el precio del trigo más que triplicó.

 

 

7.png

Pero bueno ¿y con Corea? ¿Con la guerra de Corea de los años 50? Pues como Wall Street, alcistas:

 

8.png

 

Ya ven que la bolsa británica y la alemana más bien laterales con muchos bandazos para dispararse al alza tras Guerra.

Pero volvamos a la II Guerra Mundial. Quiero tratar como un caso aparte a la bolsa francesa porque es la que más sorprendió en el estudio.

Vean este gráfico sobre la reacción de la bolsa francesa en las tres grandes guerras en las que se ve envuelta:

 

9.png

 

En la I Guerra Mundial como las británicas caídas desde el principio, para luego iniciar una tendencia de recuperación. Pero este gráfico es nominal si ajustamos por inflación la guerra termina con una bajada del 65%.

Pero lo raro es la II Guerra Mundial. Los alemanes invaden Francia la ocupan…y la bolsa francesa se lía a subir de manera violenta. Pero esto no es real.

Si como hemos hecho antes usáramos datos de ajuste por inflación y aquí añadiríamos los complejos cambios de moneda una vez ocupados por los nazis. La realidad fue esta:

La bolsa francesa que en nominal se cuadriplicó durante la ocupación alemana, en real llegó a subir un 75%, pero al final de la guerra en real llegó a perder 40%. Al final de la guerra la subida de inflación en Francia fue enorme, con tasas del 50% anuales lo que llevó a cualquier inversor a perder realmente en total casi el 88% de la inversión.

Resultaría muy complejo explicar como puso subir la bolsa francesa el 75% con la ocupación alemana, en real, no en nominal, pero es lo que pasó.

Conclusiones. Las reacciones de las bolsas europeas a los grandes conflictos son muy complejas, y dependen de numerosos factores. Además cada país tiene circunstancias diferentes, y a diferencia de EEUU muchos de los conflictos fueron en el propio suelo de los países.

En la I Guerra Mundial, las pérdidas fueron serias para todos los inversores, que además quedaron atrapados durante mucho tiempo con las bolsas cerradas.

En la II Guerra Mundial las bolsas europeas fueron furiosamente alcistas, por increíble que parezca. Incluida una Francia ocupada por los nazis, que llegó a cuadruplicar en nominal y a ganar un 75% en real en 1943.

En la Guerra de Corea, hubo volatilidad, y una especie de lateral alcista. Tengo la sensación que ante cualquier conflicto externo a Europa, las bolsas europeas modernas se limitarían a seguir a Wall Street de su manera acostumbrada. Bajando más cuando baja y subiendo menos cuando sube, pero de fondo mismas tendencias.

La única conclusión que se puede sacar de todo esto, al margen de que las bolsas son algo muy complejo, y que pueden reaccionar de manera inesperada a los grandes acontecimientos, es que en Europa ha habido de todo, y que siempre en este tipo de sucesos hay un factor que juega un papel primordial, la fuerte inflación con la que cursan si son dilatados en el tiempo.

 El único fin de este trabajo, ya que imaginaba que dadas las especiales circunstancias de la tortuosa Europa, iba a ser todo algo confuso, era dar un repaso histórico que me apetecía mucho. Sobre todo por una cosa, por ver cómo se comporta el espíritu humano en el mundo económico incluso en situaciones tan tremendamente complejas como las dos Guerras Mundiales, que destrozaron en ambas ocasiones a toda Europa. A fin de cuentas la historia de la bolsa es también la historia del hombre en la faceta económica.