LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. Cómo evitar que el mercado no nos “convierta” en pocos días de operadores a corto en operadores de muy largo plazo

En estos últimos tiempos hay muchas tentaciones de comprar los valores que se han dado un batacazo, porque se supone que tienen más potencial. Pero hay un viejo adagio bursátil que dice que la tendencia es tu amiga. Vamos a darle alguna vuelta a este tema. 

Lo de la caza de gangas trae muchos titulares de prensa siempre. Pero solo ponen las escasas “gangas” que salieron bien. Nadie habla de la mayoría de “gangas” que salieron tan mal que se perdió prácticamente todo.

Hay muchas estrategias, que se basan en encontrar valor a una acción. Y entonces se toma una posición, mientras psicológicamente se piensa, están todos equivocados y yo soy el que tiene razón, ya subirá. Y puede ser que se tenga razón, pero mientras al mercado no le entre por el ojo, está por ver que ese presunto valor se materialice en plusvalías para nosotros. Es imprescindible esperar a que el mercado empiece a darse cuenta de esto y nos apoye.

Veamos un interesante estudio que han publicado diferentes medios en los últimos años, por ejemplo el Financial Times, entre otros. Es realmente muy interesante y a nivel básico tiene una gran utilidad.
 
Está realizado por la London Business School, bajo el patrocinio una entidad bancaria. 
 
Los que se preguntaron es si era mejor comprar los valores que han bajado mucho, porque se supone que tienen más margen, o en cambio los que han subido mucho aunque parezca que están más caros, por aquello de que están en tendencia alcista.
 
¿Se imagina el resultado? Pues es contundente... efectivamente... la tendencia es la amiga del inversor... Y es tan poderosa que incluso compensa el buscar las pretendidas gangas. Unas gangas que además todo sea dicho, yo las considero acciones “convertibles”.

¿Saben por qué? Porque tienen el poder de convertir a un inversor de corto plazo en inversor de largo plazo cuando lo engancha, porque cree que estaba barata y entonces sigue cayendo y está más barata todavía. Algunas llegan al soporte invencible, como el soporte cero como el Popular. Nos sorprendería a todos si se sacara una estadística el número de acciones “convertibles” que ahora mismo en manos de antiguos inversores a corto convertidos. Este error nos ha pasado a todos, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, pero hay que intentar no volver a caer, para que no digan que la piedra es el único objetivo que tropieza dos veces con un humano ¿o era al revés? J
 
En el estudio observaban en un período de 12 meses cuáles eran los valores que más habían subido y cuáles eran los que menos, manteniendo entonces la inversión un mes, y al cabo de un mes se volvía empezar con la misma táctica y así sucesivamente.
 
Pues bien, desde 1956 a 2007, la compra en los mejores dio 10,8% anual más que la compra de los peores. Y ya ven que la serie es muy larga de medio sigo con lo cual es bastante fiable.

Pero si nos vamos a un período más largo, por ejemplo en los últimos 108 años en la bolsa de Londres, las cifras son escalofriantes:
 
En los 108 años una libra que se hubiera invertido con esta táctica cada mes, en los que más habían subido en una lista de 100 valores, se habría convertido en ¡4,25 millones de libras!
 
Pero una libra comprando los peores valores cada mes en las mismas condiciones se habría convertido en 111 libras. Es decir 4,25 millones de libras de ganancias siguiendo la tendencia y dejándose de adivinar donde dejan de caer los valores, y 111 libras sólo por meterse en libros de caballerías. 
 
Sin comentarios... comprando en tendencia se ganan 4,25 millones de libras, comprando contra tendencia se ganan 111 libras.
 
Creo que podemos obtener importantes enseñanzas de este estudio. Es estupendo que un valor esté barato, mejor para él, pero... la tendencia es la tendencia y seguir la tendencia da mejores resultados que calentarse la cabeza en otras cosas... otra cuestión es que un valor que estaba barato, pase a tendencia alcista, eso sí que es miel sobre hojuelas, pero jamás debe irse contra tendencia. A mí me dan sudores fríos cuando empiezo a ver en los medios de comunicación habitualmente en los períodos bajistas las recomendaciones de compra, basándose simplemente en lo de la “caza de gangas”, vamos en la compra como decía antes de acciones convertibles, que nos van a convertir. Luego en la prensa salen las que han salido bien, pero la mayoría que han salido mal, quedan en el olvido…
 
Se puede hacer un análisis por fundamentales impecable, pero de nada servirá si no usamos el análisis técnico para encontrar el timing correcto. Un valor que por técnico esté en tendencia bajista por muy barato que esté por fundamentales, debe ser intocable. Los números que acabamos de ver lo demuestran con total claridad.

Lo mejor es trazar un buen plan teniendo clara dónde está el stop loss.