LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. Asignación adaptativa de activos explicada de forma sencilla. Una forma de operar en el largo plazo muy efectiva

Ya saben que a mí personalmente me parece que la mejor forma con mucha diferencia de trabajar el largo es la inversión estratégica de activos, es decir una especie de gestión semipasiva con toques activos basada en trabajar con todas las familias de activos disponibles, no sólo bolsa, es decir bonos, bolsa, oro, etc. y usar modelos matemáticos probados para el reparto de lo que vamos haciendo en cada momento. Vamos a sacar la misma rentabilidad que sólo en bolsa, y vamos a olvidarnos de la pesadilla de los drawdowns destructivos de la bolsa, que eso no hay ser vivo que lo aguante, sin terminar tomándose tres “orfidales” al día.

Pues bien en el artículo de hoy, vamos a analizar una variante de esta forma de trabajar que su autor llama la asignación adaptativa de activos. Creemos que merece la pena el trabajo.

El autor es Henry Ma, y el artículo apareció en 2015 en la revista de CAIIA, la asociación de inversión alternativa.

En el 2013 ya publicó un paper explicando todo el tema, y lo pueden encontrar en este enlace para quien quiera investigar más a fondo.

https://ssrn.com/abstract=2359011

Veamos el resumen que hace el autor de su trabajo traducido:

Durante la última década, dos mercados a la baja, como resultado de la burbuja tecnológica y la crisis hipotecaria, han desafiado las teorías convencionales como la teoría moderna de carteras (MPT) y la Hipótesis de Mercado Eficiente (EMH). Como alternativa, la Hipótesis de Mercados Adaptativos (AMH), propuesta por Lo (2004, 2005, 2012), en la que inversores inteligentes pero falibles se adaptan constantemente a las condiciones cambiantes del mercado, ayuda a explicar la importancia de los factores macro y el sentimiento del mercado para impulsar la rentabilidad de los activos. En este documento, examino algunas de las deficiencias del MPT y del EMH, así como los inconvenientes de sus aplicaciones. Y lo que es más importante, presento el marco del enfoque de inversión adaptativa, en virtud del cual los inversores pueden ajustar sus inversiones para reflejar los regímenes económicos, el rendimiento actual del mercado o la volatilidad del mercado. Algunas de las estrategias de inversión, como la inversión basada en regímenes, la estrategia de impulso, el seguimiento de tendencias o la paridad de riesgos, se inscriben en el marco. Este enfoque tiene el potencial de ofrecer rendimientos consistentes en cualquier entorno de mercado, mediante un posicionamiento dinámico en los activos financieros que se perciben como los de mayor potencial de rendimiento en las condiciones actuales del mercado y de la economía. Por ejemplo, en el entorno de búsqueda de riesgo , la estrategia se asigna a activos de riesgo tales como acciones, materias primas, bienes inmuebles o bonos de alto rendimiento; en el entorno de evitación de riesgo , la estrategia invierte en activos seguros tales como bonos del Tesoro o efectivo. En lugar de predecir los rendimientos futuros en el marco de inversión activa tradicional, el enfoque adaptativo se centra más en identificar los regímenes y condiciones de mercado y ajustar las estrategias de inversión en consecuencia. Al final, demuestro que este enfoque puede ayudar a mejorar los rendimientos y a diversificar los riesgos en el contexto de la asignación de activos.

Bien, como vemos está muy en línea de la forma de trabajar que siempre defenderé. En nuestra EAF Gloversia, asesoramos sobre este tipo de estrategias a los clientes interesados. A mis alumnos del master y de otros programas mayores siempre les instruyo en esta forma de trabajar. Da mucha tranquilidad para el inversor de largo plazo.

Como el trabajo es muy espeso, y requiere de bastantes conocimientos, voy a intentar resumirlo mucho y plantearle de forma muy sencilla para que sea fácil de entender. Vamos por partes. Su método sería el siguiente.

  • Usa un indicador de la web ECRI, o del Instituto de estudios del ciclo económico, como discriminador de cuando el régimen de mercado es de busca de riesgo o de evitación del riesgo.

En concreto el indicador WLI de crecimiento. Es un indicador del que hemos informado cada semana en nuestra web durante años, porque suele ser muy acertado para saber en que momento económico estamos.

Lo pueden encontrar aquí:

https://www.businesscycle.com/

Aquí tienen el indicador desde que existe.

s1.jpg

 

Este indicador hay que mirarlo a finales de cada mes. Si está por encima de 0, ahora mismo está en +0,2%, se entra en el sistema que describimos a continuación.

Si está por debajo de cero, 100% de la cartera al índice Barclays AGG de bonos. Evidentemente valdrían etfs similares. La idea es que estamos en modo riesgo y aplicamos el sistema si este indicador está por encima de 0 o nos vamos a renta fija.

Como ven el indicador habría pasado por debajo de cero a finales de año antes de las grandes caídas y nos habría protegido, hay que destacar que es un indicador basado totalmente en cuestiones macroeconómicas ¡y luego dicen que no hay que mirar nada de los fundamentales y que estas cosas no sirven

s2.jpg

  • Si el indicador está por encima de cero a finales de mes. Buscamos de la siguiente lista de activos los 4 que lo hayan hecho mejor en los tres meses anteriores.

s3.jpg

 

Como ven son todo etfs ya seleccionados. Muchos están prohibidos por los caprichos y la euroesclerosis europeas, pero basta con buscar cualquier similar que sí esté autorizado. Sigo pensando que el Mifid no puede estar peor hecho y que ni protege ni ayuda, habría que hacerlo todo otra vez.

  • Una vez seleccionados los 4 mejores en los 3 últimos meses, tenemos que asignar que % de la cartera le damos a cada activo de los seleccionados.

El autor propone que hagamos la asignación en función de la volatilidad y riesgo de cada activo y propone dos métodos. Nos vamos a quedar con uno de los dos, que nos parece mejor, a pesar de que el autor recomienda el otro, pero las diferencias son muy pequeñas y creo que este es más fácil de entender.

Tenemos que obtener la desviación estándar de los 12 meses anteriores de cada activo. Esto es fácil de obtener en multitud de páginas gratis.

Y una vez que lo tengamos aplicamos esta fórmula:

s4.jpg

 

No se asusten, he prometido hacerlo fácil, la fórmula no es nada complicada, les voy a poner un enlace donde lo explican muy bien:

http://quantfriend.com/inversevolatility/

Ahí pone un ejemplo que es de otro método, y que no tiene nada que ver con este trabajo, pero el cálculo es el mismo, es la misma fórmula

Una vez que conocemos la desviación estándar de cada uno:

s5.jpg

 

Por lo tanto en este ejemplo sería 4,66% al SP 500, 66,15% a bonos a 1-3 años, 11,09% a bonos de grado de inversión y 4,6% a materias primas.

Si programa usted la fórmula en un Excel no le llevará mucho tiempo.

Todo hay que revisarlo cada final de mes y hacer los cambios oportunos.

Vean el resultado de hacer todo esto durante muchos años:

s6.jpg

 

Ganamos más, tenemos mucha menos volatilidad, el ratio de sharpe (posibilidad de batir rentabilidad activos sin riesgo) del doble, el drawdown máximo desde 1974 baja del 50,9% al 17,6% y los períodos “bajo el agua” en los que no ganamos nada bajan de 4,1 años a 1,1. ¿De verdad sigue pensando que es mejor comprar Iberdrola y esperar? Y si quiere profundizar mucho más a fondo en este universo de estrategias y otras muchas en todos los plazos, no dude en apuntarse al V Master Universitario de mercados financieros de Intefi Escuela de Negocios. www.intefi.com