LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. ¡Sorpresa! La economía no lo explica todo en bolsa… ni de lejos…

Ya hemos hablado desde muchos puntos de vista sobre lo complejo que es el análisis bursátil. Solo una visión poliédrica nos permitirá comprender las cosas.

Hay grandes dosis de psicología humana que anulan cualquier atisbo de eficiencia, como se defiende erróneamente en algunos círculos económicos. Esta psicología humana puede que sea su pilar fundamental.

Hay grandes dosis de manipulación por parte de grandes agentes.

Hay factores que pasan desapercibidos para muchos inversores particulares, pero que en temporadas, son los más importantes, como podría ser el caso ahora de las recompras de acciones propias, que llevan años siendo absolutamente clave. Es imposible comprender lo que han hecho las bolsas en los últimos años sin este factor.

Hay cada vez más influencia de los bancos centrales sobre el mercado. De hecho se han batido récords de influencia en los últimos años de dichos bancos. En Japón se han sobrepasado todos los límites conocidos y dicho banco compra directamente bolsa vía ETFS. El resto de bancos centrales de grandes potencias han montado la mayor pelota de deuda de la historia, y que no se pueden permitir pinchar de ninguna mantener.

Hay otro factor como es el análisis técnico que también tiene mucho que decir. Los grandes niveles de soporte y resistencia, por ejemplo, cada vez tienen más influencia y fuerza.

Hay máquinas que vía algoritmos agitan al mercado en el corto plazo aunque no cambian la “radiación” de fondo.

En suma que cualquier análisis demasiado simplista está abocado a ser muy inexacto.

Uno de estos análisis poco elaborados para estos tiempos actuales es el de emparejar como almas gemelas a la economía y la bolsa. En la mente de muchos operadores la correlación entre estos factores es del 100%. En la realidad…no llega ni al 30%...

Es cierto que el ciclo económico es vital para la bolsa. Eso es así y no va a cambiar. Un ciclo expansivo es favorable por término medio, y un ciclo recesivo tarde o temprano genera un gran susto. Pero al margen de estas grandes líneas en trazo grueso, en cuando pasamos al trazo fino, las correlaciones se diluyen y no son una buena guía para la operativa.

Recientemente el popular Blog de Pensio Partners dirigido por el laureado Charlie Bilello que siempre ha realizado buenos trabajos de investigación lo ha demostrado en un excelente artículo que pueden leer aquí:

El mercado de valores no es la economía

https://pensionpartners.com/the-stock-market-is-not-the-economy-2/

La primera en la frente, el autor inicia el artículo con este gráfico:

s1.jpg

 

En el mismo se pueden ver los crecimientos del PIB “real” esto es importante, es decir ajustado por inflación en los diferentes ciclos expansivos. El crecimiento anualizado de este período expansivo que viene desde el 2009 a la fecha ha sido del 2,3%. Y si miran el gráfico esto significa que ha sido el menos fuerte desde la II Guerra Mundial. Y como bien dice el autor huelga recordar lo que ha subido la bolsa en todo este período. Lógico añadiría un servidor, las recompras, las acciones de los bancos centrales han hecho la mayor parte del trabajo y no el crecimiento económico precisamente.

Esta tabla que publica el autor a continuación es de gran valor

s2.jpg

 

Ahora lo que se compara aquí es la tasa de crecimiento anualizado dentro de cada período expansivo y el crecimiento anualizado del S&P 500.

Sí es verdad que el gran crecimiento tras la II Guerra Mundial sí engendró un brillante mercado alcista que crecía a ritmo de nada menos que el 21,8% anual, pero luego las cosas no están tan claro.

Aunque eso sí, el trazo grueso se mantiene, período expansivo de la economía, subida media muy decente.

El ciclo expansivo en estos 68 años que menos hizo subir a las bolsas fue del de 2001 a 2007 y estamos hablando del 7,4% que no está nada mal.

¿Y en los ciclos recesivos?

s3.jpg

 

Esta tabla es mucho más difícil de interpretar. Los ciclos recesivos son muchísimo más cortos que los expansivos en esta muestra de 68 años. El más largo duró solo dos años, y las bolsas hemos demostrado en otros artículos, que sobre la mitad de la recesión empiezan a recuperarse de manera muy violenta. El autor por ejemplo habla del año 2009. El PIB aún bajó 0,2%, pero claro el mercado ya descontaba la salida de la recesión, no los datos que en ese momento tenía sobre la mesa, y subió el S&P 500 más del 26%.  Por lo cual como la tabla cubre todo el período recesivo no es significativa, aunque es evidente, y volvemos al trazo grueso que en ciclo expansivo subidas y los sustos se concentran en los recesivos.

También es de destacar esta otra tabla. En la misma se ven los años aislados más brillantes en crecimiento económico, y sin embargo esto no garantizaba para nada subida segura de las bolsas.

s4.jpg

 

Con todos estos datos encima de la mesa, podemos afirmar que la marcha del PIB no es ningún indicador que nos dé señales operativas fiables. Tan solo nos sirve como orientación respecto al ciclo en que nos movemos. Las bolsas por un lado lo anticipan todo, y por otro tienen muchos más factores a considerar en nuestro análisis.