LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. Corren ríos de tinta intentando predecir la bolsa por la marcha de los resultados empresariales. Puede que no sea una buena idea.

Resulta bastante sorprendente que las autoridades económicas de la eurozona permanezcan impasibles ante la lluvia de malos datos macro que están apareciendo. Se habla como si no fuera la cosa con ellos con alguno que otro matiz. 

El consuelo es que la temporada de resultados es buena. De momento aún no tenemos datos suficientes en Europa, pero si ha sido buena en EEUU. Y con esto se nos dice que las bolsas seguirán subiendo. O nos dicen que bajarán cuando los resultados vayan al revés. Y esto es lo que nos han enseñado siempre y además tiene lógica. Pues bien voy a darles un disgusto. 

Vamos a ver que a Wall Street le ha importado un pimiento morrón los resultados históricamente. Y es de suponer que en Europa será por el estilo, porque al final siempre hacemos lo mismo que ellos.

Y esto no es una novedad.

Este estudio de Bloomberg es muy interesante.

Los cambios fundamentales de las acciones siguen vigentes a medida que pasa el tiempo

https://www.bloomberg.com/gadfly/articles/2018-05-01/stock-prices-usually-beat-fundamentals-to-the-drop

Los resultados del estudio son muy curiosos y muy apropiados para aplicarlos en la situación actual. Cuando vemos malos datos macro en Europa como decíamos al principio. ¡No hay problema los resultados son sólidos! Dicen los analistas. Cuando se ve a Wall Street muy alto, se dice lo mismo ¡No hay problema los resultados son sólidos!

Y resultado que a la conclusión que llega el artículo es que las caídas bursátiles son las que arrastran a los resultados frecuentemente a la baja y no al revés como todos pensábamos hasta ahora.

Vean esta cita:

El problema es que los fundamentos tienen poco que ver con los precios de las acciones en el corto plazo. Miré los cambios mensuales año tras año en los precios y ganancias del S & P 500 desde 1872 usando los datos de Shiller. La correlación entre los dos ha sido solo 0.21, es decir, no significativa en absoluto. (Una correlación de 1 implica que dos variables se mueven perfectamente en la misma dirección, mientras que una correlación de 1 negativo implica que dos variables se mueven perfectamente en la dirección opuesta).

Para subrayarlo con rotulador rojo. Los resultados no han tenido que ver con la bolsa esta temporada, pero es que en el corto plazo nunca lo han tenido. Esa correlación de 0,21 es demasiado pequeña. Y el estudio es desde 1872, que no es de hace 4 días…

Vean otra cita muy reveladora:

De hecho, puede tomar mucho tiempo para que los precios de las acciones y las ganancias se sincronicen. La correlación entre los cambios a 10 años en los precios y las ganancias aumenta a 0.49, y la correlación en 20 y 30 años se eleva a 0.62 y 0.82, respectivamente.

Por lo tanto, no es inusual que las acciones fracasen incluso cuando las empresas registran ganancias récord.

También hay poca evidencia de que esas ganancias puedan evitar que las acciones caigan, como sugieren los analistas de Wall Street. El siguiente cuadro muestra los cambios año tras año en los precios y las ganancias del S & P 500 de 1961 a 1990, un período volátil que experimentó múltiples auges y caídas. Como indican los números, las bajas en el mercado bursátil con frecuencia precedieron a descensos en las ganancias y no a la inversa, lo que significó que en muchos casos los precios de las acciones cayeron aun cuando las ganancias continuaban creciendo.

1.jpg

Pues ya ven el gráfico es bastante claro.

El autor pone más gráficos, incluido uno hasta la fecha, y en todos los casos es igual.

Con este estudio se rompe un recurso fácil que teníamos hasta ahora…Los resultados son buenos…se subirá…

No tiene nada que ver la correlación aparece a muy largo plazo, en varios años no tenemos por qué ver correlación alguno. Me parece de una importancia enorme. Recomiendo la lectura completa.

Y sin embargo quien sí que tiene mucha correlación sigue sin ser considerado como se merece. La recompra de acciones propias. Puede que el segundo factor más importante en el mercado en los últimos 20 años tras la intervención en los mismos de los bancos centrales, que fue el más importante.