LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Situación de bolsas y mercados. Las lecciones de la burbuja bursátil Nifty Fifty

Uno de los episodios bursátiles que más enseñanzas pueden aportar al inversor bursátil de hoy en día, permanece bastante olvidado en los libros de historia económica.

Hoy vamos a hablar de este episodio. Vamos a hablar de la burbuja en Wall Street  Nifty Fifty, que se dio entre finales de los 60 y muy al principio de los 70.

Fue una burbuja peculiar. La mayoría de las grandes burbujas mundiales se dan sobre activos de valor sospechoso. Por ejemplo la locura de los tulipanes. O por ejemplo el bitcoin, y que me perdonen mis compañeros de redacción por lo poco moderno que soy, pero para mí su valor sigue estando cerca de cero, y sigo sin entender la minería. La de Asturias sí, la del bitcoin no.

O por ejemplo la de biotecnología, con algunos valores fuertes, pero la mayoría muy débiles, sin beneficios de ninguna clase. O la burbuja de las punto.com, donde valores vacíos por completo, algunos hasta sin sentido “valían” más en bolsa que petroleras con cien años de antigüedad y enormes infraestructuras. ¿Se acuerdan ustedes de Astroc en otro sector en España? Hay muchos ejemplos.

Pero la burbuja  Nifty Fifty fue muy rara. Era una burbuja que se centraba exclusivamente en los 50 valores que el mercado creía más valiosos. Los que ganaban dinero, los que tenían un buen futuro real.

El inversor lo tenía claro, si invierto en estos valores tan sólidos y buenos  no puede perder. Y como en aquella época hubo un boom de los fondos de inversión en EEUU, dichos fondos entraban casi todos en estos valores tan sólidos, y alimentaban la burbuja.

Era tal la fe del mercado en estos valores que los llamaban de decisión única. Ya que se creían tan buenos, que la única decisión que había que tomar era comprar, y nunca sería necesario venderlo. Dicho así, suena un poco fuerte, pero era lo que se creía en la época.

Vean lo que dice la Wikipedia sobre este fenómeno.

En los Estados Unidos , el término Nifty Fifty fue una designación informal de cincuenta acciones populares de gran capitalización en la Bolsa de Nueva York en los años 60 y 70 que fueron ampliamente consideradas como acciones sólidas de compra y retención , o acciones de " Blue-chip ". . Estos cincuenta valores son acreditados por historiadores que impulsaron el mercado alcista de principios de la década de 1970, mientras que su posterior caída y bajo rendimiento a principios de la década de 1980 son un ejemplo de lo que puede ocurrir después de un período durante el cual muchos inversores, influenciados por un sentimiento positivo del mercado mediciones fundamentales de valuación de acciones . [1] La mayoría se ha recuperado desde entonces y tiene un desempeño sólido, aunque algunos ya no existen o no tienen valor.

Seguro que ya estarán ustedes pensando, uy, esto es primo hermano de los FANG. En cierta manera sí, pero en realidad no, porque los FANG son todos del mismo sector en realidad, pero los Nifty Fifty eran de todo tipo de sectores.

Esta era la lista:

Note: There is no official version of companies composing the list.[1]

  • American Home Products
  • AMP Inc.
  • Anheuser-Busch
  • Avon Products
  • Baxter International
  • Black & Decker
  • Bristol-Myers
  • Burroughs Corporation
  • Chesebrough-Ponds
  • The Coca-Cola Company
  • Digital Equipment Corporation
  • Dow Chemical
  • Eastman Kodak
  • Eli Lilly and Company
  • Emery Air Freight
  • First National City Bank
  • General Electric
  • Gillette
  • IBM
  • International Flavors and Fragrances
  • International Telephone and Telegraph
  • Johnson & Johnson
  • Louisiana Land & Exploration
  • Lubrizol
  • Minnesota Mining and Manufacturing (3M)
  • McDonald's
  • Merck & Co.
  • MGIC Investment Corporation
  • PepsiCo
  • Pfizer
  • Philip Morris Cos.
  • Polaroid
  • Procter & Gamble
  • Revlon
  • Schering Plough
  • Joseph Schlitz Brewing Company
  • Schlumberger
  • Sears, Roebuck and Company
  • Simplicity Pattern
  • Squibb
  • S. Kresge
  • Texas Instruments
  • Upjohn
  • The Walt Disney Company
  • Walmart
  • Xerox

Ya se pueden imaginar como terminó la historia, el gran mercado bajista de 1973 del que hace poco escribimos un artículo se lo llevó todo por delante.

La caída fue devastadora:

s1.jpg

 

Y como no, este tipo de valores que se consideraban seguros cayeron más que los demás, porque estaban tremendamente sobrecomprados y sobrevalorados, salvo alguna excepción.

Luego el mercado se pasó casi 12 años para poder volver al nivel que había dejado atrás en 1973.

La burbuja se pinchó de forma muy amarga, y arruinó a muchos inversores que habían comprado fondos de inversión especializados en este tipo de valores.

s2.jpg

 

Vean el disparate de PER que llegaron a alcanzar estos valores:

Y ya ven que no eran valores de baja calidad. Ahí teníamos a un McDonalds, pero claro con un pero de 85,7. Walt Disney con Per de 81,6.  J&J de 62. Coca cola a 47,6. Ya ven eran incluso valores defensivos, pero a todos les había dado por entrar en los mismos…Merck con PER de 45,9. Procter de 32.  Mientras el S&P 500 andaba caro pero no desmadrado con PER de 19.

Y ¿qué pasó después en el largo plazo? Pues pueden ver un interesante experimento que aparece en este artículo de donde además he sacado el gráfico anterior.

El precio es lo que paga; El valor es lo que obtienes - Nifty Fifty Edition

http://www.fortunefinancialadvisors.com/blog/price-is-what-you-pay-value-is-what-you-get-nifty-fifty-edition

Lo que hace el autor es ver la evolución posterior dentro de estos valores en burbuja, de los que estaban con el PER más alto, comparado con los que estaban más caros.

s3.jpg

 

Pues ya ven que las cosas están  bien claras. A los 10 años queda meridianamente claro que las más “baratas” lo hacían mucho mejor que las más caras. Es una evidencia que meterse en valores caros es un error si se entra para largo plazo. La lección es palmaria. No basta con la solidez del valor, que es muy importante, su valoración también es muy importante. Esta es la primera lección de este acontecimiento.

La segunda sería que nada es eterno, que el chollo no permanece para siempre, y tampoco para los FANG, hay que diversificar.

Y la tercera y para mí un poco inquietante, es como pueden distorsionar los fondos de inversión cuando una gran mayoría se meten en los mismos valores. Ahora con la gestión pasiva estamos viendo en cierto modo algo así. Los fondos no compran por el mérito del valor, o por la valoración. Compran exclusivamente siguiendo la gestión pasiva el valor por el único mérito de estar en un índice, y será más comprado aún bajo el único mérito de ser el que más ponderar. Tiene un cierto parecido la situación.

s4.jpg