Miércoles, 16 Enero 2019

Situación de mercado. Pronto aparecerán los tradicionales titulares apocalípticos sobre que EEUU puede entrar en default. No hagan ni caso.

Estamos llegando a unas fechas muy especiales en el calendario bursátil.

A finales de mes y primeros de octubre, en EEUU se tiene que aprobar por un lado un aumento de techo de deuda (no se entiende para qué ponen un techo de deuda si luego cada año lo suben, pero en fin) y además se tiene que aprobar los presupuestos para financiar al gobierno, sin los cuales se tendrían que mandar a muchos funcionarios a casa y ojo que no es la primera vez que ocurre algo así, temporal eso sí.

Son días donde la política se convierte en un juego de buscar ventajas. Lo normal es que se agoten los plazos hasta el último minuto, amenazándose unos a otros. También es habitual, el que empiecen a aparecer titulares y si no al tiempo, diciendo que como no se ponen de acuerdo en el techo de la deuda, EEUU va a entrar en default. Que si S&P prepara la CCC, que si Fitch manda tomar pastillas para los nervios. Los medios más amarillos pondrán titulares apocalípticos. Al final la sangre nunca llega al río, así que no se asusten por este factor a pesar de los titulares que verán.

Este año está muy claro que Trump va a jugar la gran baza. Va a amenazar a su partido con que si no quieren que empiece a influir para poner pegas a dichos presupuestos y al techo de deuda, le aprueben la reforma fiscal sin demasiados problemas, con lo que anotarse un gran tanto. Pero habrá lucha y jaleos.

Esta es la ocasión en que el mercado parece más temeroso. Está claro que la persona de Trump genera incertidumbres que no se habían dado antes en política, y si no vean este gráfico:

s1.jpg

Pues ya ven qué curioso, en las subastas de deuda a corto, se están disparando las rentabilidades a corto plazo. En la última subasta de deuda a 4 semanas se han dado las mayores rentabilidades desde el año 2008…así de fuerte. Ya ven que Trump da como un dolor de estómago permanente a los inversores. Esto no es nada normal desde luego. El vencimiento era el 5 de octubre, es decir en pleno lío por todo lo antes explicado.

Fíjense las rentabilidades de los diferentes vencimientos:

s2.jpg

Pero al margen de todo esto, insisto en que no me preocuparía mucho por este factor, cuando empecemos a ver los titulares apocalípticos que como siempre veremos. Pueden leer más de todo esto que estamos comentando, donde está muy bien explicado y he obtenido los gráficos en este artículo:

http://www.businessinsider.com/debt-ceiling-government-shutdown-market-reaction-2017-9

De este artículo aún quisiera destacar dos datos más muy importantes:

En 2013 se cerró 13 días y la bolsa subió mientras más del 3%. Y el gráfico siguiente muestra el período récord de cierre del gobierno, con los funcionarios en casa de 21 días. Tampoco la bolsa hizo ni caso.

s3.jpg

En el artículo antes citado, fuente de los gráficos, tienen todo esto bien explicado. Asunto por tanto que no solo no debe preocuparnos, sino que más bien es un proceso donde el mercado puede sacar ganancias pues Trump va a aprovechar sin duda para apretar las clavijas a los díscolos dentro de su partido que no le aprobaron la reforma fiscal, la mayoría de analistas políticos lo tiene claro.

Así nos ahorraremos sustos y que nos afecte en la salud. Porque los sustos de la bolsa afectan a la salud y si no vean esta curiosidad.

Interesante este estudio que se ha publicado sobre los efectos en la salud de las caídas de Wall Street. Lo han determinado estudiando todas las admisiones en un Hospital de California durante cerca de 30 años, y comparando con momentos difíciles de mercado. Lo pueden encontrar aquí:
 
Worrying about the stock market:
Evidence from hospital admissions
 
http://rady.ucsd.edu/faculty/directory/engelberg/pub/portfolios/HEALTH.pdf
 
Creo que con este gráfico ya se puede hacer una idea, vean lo que pasó el día del crash de 1987:
 
s4.jpg

Indudables los malos influjos sobre la salud de los sustos del mercado…
 
Así que para evitar disgustos, mejor no hacer caso a las recomendaciones que hacen en Wall Street, y si no vean este gráfico:
 
  s5.jpg

Pues ya ven. Este gráfico se sacó en febrero de 2016,  los valores más recomendados por el establishment en Wall Street en lo que va de 2016 bajan más del doble que los peores recomendados. Esta es una historia muy recurrente, y que ya hemos comentado en otros estudios.
 
En lo que sí nos tenemos que fijar, es si no operamos demasiado en no perdernos los mejores días del mercado, y si no vean esta tabla que aparecía en un interesante artículo de la revista Funds People:

s6.jpg

Fuente: http://www.fundspeople.com/noticias/la-calma-vuelve-a-los-mercados-208985
 
Vean esta cita del artículo:
 
El inversor tiende a comprar arriba y vender abajo. Esto se conoce como ‘perseguir al mercado’ y los estudios demuestran que es una estrategia de inversión nefasta. Según explican desde Fidelity Worldwide Investmentexisten dos grandes sesgos cognitivos que se dejan sentir durante las fases de tensiones en los mercados y que obligan a los inversores a capitular y a vender en el momento equivocado por las razones equivocadas: seguir al rebaño y huir de las pérdidas. Durante los periodos de tensiones e incertidumbre, solemos recurrir al sistema de nuestro cerebro que es automático y emocional, en lugar de enfrentarnos a la mayor carga de procesamiento cognitivo que impone la parte de nuestro cerebro que es controladora y calculadora. “La necesidad imperiosa de hacer lo que hacen los demás es un sesgo especialmente fuerte en el comportamiento humano que ha contribuido al desarrollo social, pero no siempre ha ayudado a la hora de invertir”.
 
Recomiendo leer todo el artículo es muy interesante.