Jueves, 18 Octubre 2018

Así está Wall Street en píldoras

Todos los índices a la baja contagiados por las caídas europeas que son muy fuertes. 

El detonante que es la crisis turca se ha acelerado, tras la medida sorpresa de Trump de castigar a Turquía doblando los aranceles. Esto está provocando una venta masiva de bonos turcos y de su divisa que cae el 14% y hace temer un contagio a muchos otros países emergentes. 

Además el problema turco está causando un desplome del euro que ha perdido importantes soportes, y la fortaleza del dólar no es bienvenida por las grandes exportadoras. 

La caída de Intel tras la rebaja de recomendación de Goldman a vender, aporta malas vibraciones al sector de semiconductores que ya ayer se veían castigados por una nota negativa de Morgan Stanley. 

Dropbox baja casi 9% tras resultados. 

Rusia sigue protestando por las sanciones impuestas por EEUU y han dicho que lo consideran un acto de guerra. 

El IPC no ha sido tampoco bien acogido. Porque la interanual de la subyacente que es lo que más se mira ha quedado una décima por encima de lo esperado, aportando más tensiones inflacionistas. 

Desde el punto de vista técnico no se ve demasiado peligro mientras el futuro del mini S&P 500 aguante por encima de los 2.800 puntos. 

Una pérdida de ese nivel si que sería inquietante y más tras ver el notable deterioro de los gráficos europeos. 

Este es un mercado típico de agosto, el bajo volumen causa que cualquier incidente se magnifique y es evidente que esto de Turquía no es algo bueno, pero se está exagerando mucho. 

Es una economía muy pequeña y su capacidad de contagio sobre otros emergentes es dudosa.