Miércoles, 19 Septiembre 2018

Al cierre. Turquía se calma pero Europa vuelve a encontrar excusas para no mejorar

Hoy era la gran ocasión tras varios días de pérdidas destacables para poder rebotar. Pues tras la caída en vertical de la lira turca desde primera hora de la mañana llegaba el rebote y ha llegado a mejorar hasta el 7% respecto a su cierre de ayer frente al dólar. Ha tranquilizado bastante la convocatoria del ministro de economía de casi 1.000 analistas para el jueves. Con la idea de poder explicar las medidas de mejora a aplicar para calmar los ánimos. 

La economía de Turquía está muy recalentada y con una inflación del 15% y está claro que necesita medidas serias y no paños calientes. 

No nos cansaremos de repetir, que la crisis turca es el típico culebrón de todos los meses de agosto, y que siendo un tema serio, no justifica la debilidad reciente, salvo para algunos valores concretos como BBVA por ejemplo que ya lleva lo suyo en las últimas jornadas. Se está exagerando todo bastante. 

Pero a pesar de todo esto, Europa no conseguía mantener sus alzas iniciales. 

Básicamente porque se ha dado una colección de malos datos macro en China y en Europa que han hecho temer a los operadores que la guerra comercial está empezando a pasar factura sobre la economía de las grandes potencias especialmente sobre la China. 

Peor dato de inversiones desde 1996 en China, y datos peores de lo esperado con claridad en ventas al por menor y en producción industrial. Desde luego que quien menos afectado se está viendo con diferencia es EEUU, al menos de momento, porque es difícil que la guerra comercial no pase la factura al final a todos. 

RWE ha animado al sector de utilities que ha sido uno de los mejores del día, por sus buenos resultados. Ha sido el mejor valor del Dax. 

El sectorial de materiales básicos lo ha pasado mal todo el día por esos malos datos macro chinos y por las malas cifras de Antofagasta. 

El sectorial bancario a pesar de la relativa mejoría de las cosas en Turquía ha vuelto a estar igualmente débil de principio a fin.

Desde el punto de vista técnico los gráficos europeos siguen siendo bastante feos. 

Mañana, aunque sea fiesta, actualizaremos con normalidad, pues la mayoría de bolsas, incluida la española están abiertas.