LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Análisis de la rueda de prensa de Draghi

Lo más importante de la comparecencia de Draghi en el día de hoy, en una jornada donde no han cambiado nada al final de la reunión del BCE, es la referencia al “más débil momento” económico actual.

Ha nombrado muchas veces este tema, causado por las guerras comerciales, el Brexit, Italia, la crisis emergente, pero ha dejado claro que de momento no es suficiente como para cambiar las previsiones ni la política monetaria de la entidad. Y ha dicho que en diciembre se revisarán los datos económicos para ver si esta consideración actual de optimismo, más moderado pero optimismo, se mantiene.

Según él se sigue yendo camino de conseguir el objetivo de inflación y tras consultar con su bola de cristal dictamina que la inflación subirá hasta finales de año y luego a medio plazo. También la bola le ha dicho que las subidas salariales no serán temporales.

Asegura que a pesar de los problemas que hay sobre el tapete, ni siquiera se ha debatido una posible extensión de la QE por lo que terminará en diciembre.

Eso sí previamente ya se había dicho que el BCE seguirá recomprando los vencimientos, con lo cual seguiremos teniendo una QE en miniatura.

Respecto al tema de Italia, se ha mostrado moderado, reconociendo que hay daño, pero que según él es limitado y se ha mojado diciendo que a título personal está convencido de que habrá acuerdo entre Italia y la eurozona sobre los presupuestos.

Por lo tanto no hay grandes cambios, a excepción de ese reconocimiento, de momento económico más delicado, pero son llegar a mayores y casi al final la aseveración de que la unión monetaria permanece frágil. Ojo con esto. Lo ha dicho casi como quien no quiere la cosa.  Los mercados ahora se montarán las películas que quieran, pero no ha dicho nada del otro jueves, excepto eso.

Por lo tanto no ha dicho nada favorable para las bolsas porque reconocer que todo está más débil, que la presión inflacionista de costes sobre las empresas seguirá y que la unión monetaria está débil, aunque sea hilando fino no es favorable para las bolsas sin exagerar.