Sábado, 15 Diciembre 2018

AMS otro proveedor de Apple que se desploma

VIENA, 15 de noviembre (Reuters) - Las acciones de la AMS de Austria bajan un 10 por ciento en la apertura del mercado el jueves, después de que el especialista en sensores se convirtiera en el último proveedor de chips de Apple en recortar sus perspectivas.

El grupo suizo, que cotiza en bolsa a última hora del miércoles, redujo las perspectivas de ingresos para el cuarto trimestre en un 15 por ciento y retrasó sus objetivos a medio plazo, que se vieron afectados por los cambios en la demanda de uno de sus principales clientes.

Apple sorprendió a los inversores este mes con una previsión de ventas inferior a la esperada para el trimestre clave de las compras navideñas, lo que llevó a proveedores como Lumentum a recortar sus previsiones.

Al igual que Lumentum, AMS suministra a Apple los componentes de software necesarios para su tecnología FaceID en la última generación de iPhones. AMS tampoco identifica a Apple como su cliente, pero los analistas estiman que el gigante estadounidense representa el 40 por ciento de las ventas del grupo austriaco.

"AMS ve una creciente volatilidad en los patrones de demanda de los clientes consumidores", dijo la compañía. "Como consecuencia, AMS interrumpe la referencia anterior a períodos de tiempo específicos para sus objetivos de crecimiento y rentabilidad a medio plazo".

La compañía, que cotiza en bolsa en Suiza, dijo que ahora espera que sus ingresos se sitúen entre 480 y 520 millones de dólares en los tres meses hasta el 31 de diciembre, en comparación con los 570 a 610 millones de dólares que pronosticó el mes pasado.

Se espera que el margen operativo ajustado para el trimestre alcance el rango de horquilla de bajo a medio-alto del porcentaje, después de las previsiones previas de que el margen aumente hasta el 16-20 por ciento.

AMS también abandonó su objetivo de ingresos para 2019 de más de 2.700 millones de dólares, diciendo que ahora espera un crecimiento anual de dos dígitos en sus ingresos para los próximos años.

El objetivo sigue siendo un margen operativo ajustado en un 30 por ciento, pero ya no ofrece un marco temporal específico. Ya había pospuesto el objetivo a 2020 a partir de 2019. (Reportaje de Kirsti Knolle Edición de Sherry Jacob-Phillips y David Goodman)