LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

¿Qué le pasa al Deutsche Bank? problemas generales pero uno más específico

Primero de todo, hoy todos los bancos están dañados por la probabilidad de que no tengamos subida de tipos en la Eurozona por culpa de la desaceleración económica. También el mal ambiente en la deuda de la periferia hace daño, especialmente la italiana.

Pero el DT Bank tiene problemas más específicos, pues recuerden que la FED le consideró como un banco problemático. hoy crea un nuevo con una bajada potente  que le ha hecho rozar los 8 euros nada más, pero el miedo a líos legales han aumentado y para ello traemos este artículo para refrescar lo que podría estar por salir que ha creado más desconfianza con el banco:

COPENHAGUE, 19 de noviembre (Reuters) - El denunciante que reveló el presunto lavado de dinero que involucra al Danske Bank dijo el lunes que un importante banco europeo ayudó a procesar hasta 150.000 millones de dólares en pagos sospechosos, o casi dos tercios de las transacciones bajo escrutinio.

Howard Wilkinson, que fue jefe de la unidad comercial del Danske Bank en el Báltico de 2007 a 2014, no nombró al banco, pero una fuente con conocimiento directo del caso dijo que se refería al Deutsche Bank, que era uno de los prestamistas que compensaban las transacciones en dólares de la sucursal estonia de Danske.

Un portavoz del Deutsche Bank confirmó en una declaración a Reuters que el prestamista actuaba como banco corresponsal de Danske en Estonia.

"Nuestro papel era procesar los pagos del Danske Bank. Terminamos la relación en 2015 después de identificar actividades sospechosas", dijo el portavoz.

Wilkinson dijo que dos bancos estadounidenses también estaban involucrados en el manejo de pagos en dólares para Danske en Estonia, sin identificarlos. Junto con Deutsche, JPMorgan y Bank of America liquidaron las transacciones en dólares de la sucursal estonia de Danske, fuentes han informado a Reuters.

JPMorgan puso fin a la relación de corresponsalía bancaria con Danske en 2013 debido a que las transacciones no cumplían con las normas contra el lavado de dinero, según una persona familiarizada con el tema.

Bank of America se negó a hacer comentarios.

Las autoridades de Dinamarca, Estonia, Gran Bretaña y Estados Unidos están investigando pagos por un total de 200.000 millones de euros (228.500 millones de dólares) efectuados a través de la pequeña sucursal estonia del Danske Bank entre 2007 y 2015 en un escándalo mundial cada vez mayor.

"Supongo que 150.000 millones de dólares pasaron por este banco en particular (el gran banco europeo) en EE.UU.", dijo el británico en una audiencia parlamentaria danesa.

"Nadie sabe realmente adónde fue ese dinero. Todo lo que sabemos es que las últimas personas que lo vieron fueron estos tres grandes bancos en Estados Unidos. Fueron el último cheque, y cuando eso falló, el dinero se destinó al sistema financiero mundial", dijo Wilkinson.

El CEO interino Jesper Nielsen dijo que el asunto había empañado la reputación del Danske Bank.

"Hemos superado las expectativas que la sociedad tenía de nosotros. El caso y el curso de los acontecimientos no reflejan el banco que queremos ser", dijo Nielsen a los legisladores daneses tras el testimonio de Wilkinson.

Wilkinson dijo que el Danske Bank le había ofrecido dinero en efectivo para que no hablara, pero que el mes pasado había obtenido una exención que le permitía hablar con algunas autoridades estadounidenses, y añadió que no esperaba que las investigaciones sobre el "dinero sucio" dieran fruto.

"No hay ninguna posibilidad en el mundo de que algo de ese dinero vaya a ser rastreado y de que los delincuentes pierdan un solo centavo", dijo.

"FALTA DE INTERÉS"

El Danske Bank ha reconocido que sus controles sobre el blanqueo de dinero en Estonia eran insuficientes, pero en un informe publicado en septiembre dijo que su consejo de administración, su presidente y su director general no habían incumplido sus obligaciones legales.

"En abril de 2014 quedó claro que el banco no tenía la intención de hacer nada", dijo el ex empleado del Danske Bank, refiriéndose a informes anteriores de denunciantes. "Había una curiosa falta de interés en la alta dirección."

Wilkinson dijo que a principios de enero de 2014 había mirado las tres cuentas más rentables que involucran a las sociedades de responsabilidad limitada británicas (LLP).

"Todos eran falsos. No sólo eso, básicamente todos se veían iguales. Y resultó que todos tenían el mismo domicilio social en un suburbio del norte de Londres... Ya los pasé. En abril no se había cerrado ninguna de las cuentas...".

"Les advertí (a Danske) que si no hacían una investigación adecuada y hacían el reporte apropiado a la policía, entonces lo haría yo mismo", dijo Wilkinson.

En septiembre de este año, el Danske Bank dijo que el primer informe de denuncia de irregularidades, titulado "Whistleblow disclosure - knowingly dealing with criminals in Estonia Branch", fue enviado a su junta ejecutiva, a su grupo de cumplimiento y a su auditor interno a finales de diciembre de 2013.

Sin embargo, el informe del banco concluía que no se compartían "banderas rojas" con el ex-CEO Thomas Borgen cuando asumió la responsabilidad ejecutiva última de Estonia de 2009 a 2012.

Borgen dimitió como director general tras el informe de septiembre, diciendo que, aunque estaba "autorizado desde un punto de vista legal", tenía "la responsabilidad última".

El escándalo ha surgido al mismo tiempo que un gran escándalo fiscal del gobierno y un caso de fraude en el Ministerio de Asuntos Sociales danés, lo que ha socavado la confianza en el gobierno.

El escándalo ha surgido al mismo tiempo que un gran escándalo fiscal del gobierno y un caso de fraude en el ministerio danés de asuntos sociales, socavando la confianza en instituciones en las que antes se confiaba y provocando llamamientos a la acción por parte de los legisladores.

Wilkinson dijo que el regulador financiero de la FSA de Dinamarca, que no estaba inmediatamente disponible para comentarios, no se puso en contacto con él antes de emitir un informe sobre las acusaciones en mayo de 2018 y pidió a las autoridades danesas que investigaran el papel de la FSA.

"Si Howard Wilkinson tiene razón en que no puede hablar con las autoridades danesas sin ser procesado, eso obviamente debe cambiarse. Las autoridades deberían investigar el caso a fondo y sólo podrán hacerlo si consiguen la información", dijo el ministro de negocios danés Rasmus Jarlov en Twitter.

La FSA dijo en mayo que no había encontrado suficiente base para iniciar casos contra miembros de la administración del Danske Bank. ($1 = 0.8760 euros)

(informes adicionales de Stine Jacobsen en Copenhague, Silvia Aloisi en Londres, Tom Sims en Frankfurt, David Henry en Nueva York; escritos de Alexander Smith; ediciones de Keith Weir y David Evans)