Sábado, 15 Diciembre 2018

Los mercados de opciones descuentan mucho más movimiento en bolsa, pero en ambas direcciones...

NUEVA YORK, 21 de noviembre (Reuters) - Una nueva normalidad está echando raíces en los mercados bursátiles de EE.UU., y la palabra que mejor lo resume comienza con una "V".

Por segunda vez este año, la volatilidad ha vuelto con fuerza, y los operadores en el mercado de opciones de acciones están apostando a que los continuos giros del mercado no se detendrán pronto.

Los episodios regulares de volatilidad de este año marcan un cambio radical con respecto a 2017, cuando los giros diarios de las acciones alcanzaron su punto más bajo en varias décadas. De hecho, el índice S&P 500 está en su año más volátil desde 2015, mostraron los datos de Refinitiv.

Las persistentes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la debilidad del sector tecnológico, la preocupación por la ralentización del crecimiento mundial y los temores por la marcha de la Reserva Federal hacia tipos de interés más altos han afectado a las acciones de Estados Unidos en las últimas semanas, y el índice S&P 500 ha perdido todas sus ganancias durante el año.

La preocupación por el resultado de la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20 de la semana que viene, y cómo podría afectar las perspectivas de las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos, es la última preocupación que se está apoderando de la mente de los operadores de opciones.

A diferencia de 2017, cuando las acciones de Estados Unidos subieron casi en línea recta, los operadores de opciones esperan que las acciones evolucionen con un tono más volátil en un futuro previsible, dijeron los analistas.

"Hemos tenido condiciones anormalmente positivas durante los últimos tres, cinco, siete años", dijo Richard Selvala, director ejecutivo de Harvest Volatility Management LLC, en Nueva York.

"Estamos en transición a condiciones más normales", dijo.

20 ES EL NUEVO 10

Durante las últimas seis semanas, el Cboe Volatility Index, el llamado "indicador de miedo" de Wall Street, se ha mantenido en gran medida por encima de 20, un nivel asociado con una mayor expectativa de volatilidad a corto plazo.

Espero que el VIX se mantenga más cerca del nivel 20 que del nivel 10, dijo Selvala. Las posiciones especulativas en los futuros de volatilidad respaldan esa opinión.

Los administradores de activos o actores institucionales, los fondos apalancados y otros operadores, que en conjunto son descritos como "buy side", están ahora largos de 11.441 contratos netos, de acuerdo con los datos de posicionamiento de la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías de EE.UU. (U.S. Commodity Futures Trading Commission) hasta el 13 de noviembre. Eso es un cambio radical desde principios de octubre, cuando se encontraban en corto neto, con casi 90.000 contratos.

Desde principios de octubre, los operadores del mercado de opciones han mostrado un apetito saludable por los contratos defensivos en índices de mercado amplios.

"Ha sido muy importante", dijo Ilya Feygin, estratega senior de WallachBeth Capital, refiriéndose a la demanda de contratos defensivos puts en el S&P 500.

"Claramente, había mucha cobertura con opciones de venta", dijo Feygin. Una opción de venta de índice le da al tenedor el derecho de vender el valor de un índice subyacente a un nivel fijo en el futuro, ofreciendo así protección contra las caídas del índice. Las call funcionan a la inversa.

Tampoco se limita la actividad a los contratos defensivos. También hay demanda de call u opciones de compra.

"Existe el riesgo de un gran movimiento hacia arriba y hacia abajo en este momento, más de lo normal, debido a los aranceles, especialmente en torno a la cumbre del G20", dijo Vinay Viswanathan, un estratega de derivados de Macro Risk Advisors en Nueva York.

Mientras los inversores se esfuerzan por posicionarse para las próximas fluctuaciones de las acciones, el número de contratos de opciones abiertas en el S&P 500 Index y su fondo ETF de seguimiento, conocido como SPDR S&P 500 ETF Trust, ha aumentado hasta el extremo superior de sus respectivos rangos de dos años, según datos de la firma de análisis de opciones Trade Alert.

Para las opciones S&P 500, la volatilidad implícita -una medida basada en opciones en la cantidad de acciones que se espera que giren- muestra un notable aumento de los contratos que vencen el 7 de diciembre, el primer vencimiento semanal después de la conclusión de la cumbre, según los datos de Trade Alert.

No está claro si una reunión entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping en la cumbre del G20 ayudará a calmar los nervios o a inflamar aún más las tensiones entre los dos países. Por ahora, los operadores ven la volatilidad como la apuesta más segura.

"La gente está apostando a que la acción podría venir en cualquier dirección", dijo Viswanathan.

(Reportaje de Saqib Iqbal Ahmed Edición de Nick Zieminski) Traducido por Serenitymarkets.com