LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

El Fondo Monetario Internacional dice que en la Eurozona debe seguir la política acomodaticia

Pero ojo que tiene doble sentido y puede no sentar bien lo que dice.

Dice que ve un incremento de los riesgos para la economía de la Eurozona, especialmente de las tensiones comerciales, el impacto del Brexit y los problemas de la deuda de Italia.

El que la Eurozona se quede corto a la hora de buscar el objetivo de inflación llama a un más largo período de política acomodaticia.

El posible tipo de depósito vinculado que está pensando el BCE, dice que tendría un impacto muy pequeño en la rentabilidad agregada de los bancos y un cuestionable impacto en las condiciones de crédito.

Considera que la Eurozona podría afrontar un período prolongado de crecimiento anémico y un crecimiento en el +1,3% en el 2019 con la inflación en el 1,3%.

La tasa real de cambio está ligramente infravalorada y urge a Alemania y otros países con superávit a que inviertan más.

Dice que el BCE debería acortar los vencimientos de los nuevos TLTRO (esto puede no gustar a los bancos) y ser menos generosos en los precios que en la segunda ronda para evitar que los bancos ganen exposición a la deuda pública.

Se podrían considerar más medidas acomodaticias, incluyendo instrumentos de liquidez más baratos para los bancos.

El que se quiera mantener una amplia acomodación monetaria durante más tiempo es vital.

El coste de los tipos negativos parece que van a ser compensados por los efectos indirectos de la demanda agregada y beneficios de los bancos.

Si se necesitase más acomodación, el BCE debería considerar un nuevo QE establecido sobre clave capita y posibilidad de ampliarlos a un mayor número de activos.

Considera que el BCE podría tener poco espacio de maniobra para bajar los tipos.