Sábado, 21 Julio 2018

Japón da el aviso más importante de la debilidad económica del primer trimestre

Hoy hemos conocido el producto interior bruto del primer trimestre de Japón y la sorpresa ha sido bastante importante.

Ya sabíamos que el primer trimestre iba a ser débil en muchísimos países, pero costaba creer que tuviésemos alguna destrucción de riqueza en vez de tener una construcción más débil de lo habitual.

Ya saben que el Banco de Japón tiene el mandato de acelerar su influencia para acabar de llevar la inflación al objetivo, quizá para poder cumplir con su trabajo y empezar a liberar instrumentos que son necesarios cuando las cosas se complican.

El producto interior bruto en su lectura preliminar del primer trimestre en Japón se esperaba que pasase de un crecimiento del 0,1% a quedar plano, pero se confirman los temores y desciende el -0,2%.

Con respecto a la interanual, nos habíamos hecho una idea de pasar de un crecimiento del 0,6% a una destrucción del -0,2%, pero el golpe es todavía más fuerte, la destrucciones es del -0,6% anualizado.

En el gráfico anualizado, podemos ver que la última vez que tuvimos una mala lectura fue a finales de 2015.


source: tradingeconomics.com

 

Otro indicador que también avisa de problemas es el de gastos de capital, porque la lectura anterior fue del 0,6% y se esperaba un crecimiento del 0,4%, todavía en crecimiento y cierta desaceleración, pero sorprendentemente quedamos en un descenso de -0,1%.

En este gráfico podemos ver la evolución, que aunque sigue en tendencia alcista, ver retrocesos cuando de repente aparecen cifras negativas de crecimiento, es algo que pone a todo el mundo en alerta, sobre todo coincidiendo con esa superación del nivel del 3% de rentabilidad de las notas a 10 años en Estados Unidos o también pasos atrás de fortaleza económica en la zona euro.


source: tradingeconomics.com

 

Por último, el consumo privado pasa de un crecimiento del 0,2% a quedar absolutamente plano. Recuerden que últimamente han aumentado los impuestos a las compras, por lo que uno no deja de pensar en el impacto negativo que tiene sobre el consumo ese encarecimiento. En el gráfico adjunto pueden ver que estamos bastante lejos de la zona de máximos de 2014.


source: tradingeconomics.com