LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Un alto funcionario dice que pueden mantener un crecimiento saludable y sostenible incluso con el impacto de las fricciones comerciales con EEUU.

Las ventas minoristas en Reino Unido en el mes de abril pasan de un crecimiento del +1,2% a quedar planas, mejor de lo esperado que era un retroceso del -0,3%.

En la interanual  el crecimiento sigue siendo muy importante, bajando del +6,7% al +5,2%, mejor de lo esperado que era rondar el +4%.

Si quitamos la gasolina, sí que se ve retroceso al pasar del +1,4% al -0,2%, pero menos de lo esperado.

NUEVA YORK, 23 de mayo (Reuters) - La Reserva Federal quiere que el sistema bancario esté lleno de dinero en efectivo para mantener la economía en marcha, pero puede haber cuellos de botella que socaven la credibilidad del banco central de Estados Unidos para influir en las tasas de interés.

Los principales bancos de EE.UU. guardaron 1,2 billones de dólares con la Reserva Federal hasta enero, a pesar de que estiman que sólo necesitan 700.000 millones de dólares en reservas, dijo el jueves el banco central https://www.federalreserve.gov/data/sfos/files/senior-financial-officer-survey-201902.pdf, basándose en datos de encuestas que cubren gran parte del mercado.

Sin embargo, algunos bancos específicos a veces necesitan más reservas de las que tienen, lo que los empuja a pedir préstamos. Una fuerte demanda de este tipo de financiación podría hacer que el tipo de interés de los fondos federales objetivo de la Reserva Federal subiera más de lo que quiere, socavando su credibilidad.

Los grandes bancos que deben cumplir estrictos requisitos de liquidez han estado manteniendo más reservas que los bancos regionales que no lo hacen, según la investigación de la Reserva Federal https://www.stlouisfed.org/on-the-economy/2019/april/bank-shedding-reserves? a principios de este año.

Desde el período posterior a la crisis financiera de 2008, cuando inundó el sistema bancario con fondos, la Reserva Federal ha controlado las tasas principalmente pagando a los bancos intereses sobre esos fondos. En teoría, las tasas no deberían operar muy por debajo de lo que los bancos y otros operadores pueden ganar sin riesgo. Mediante el control de las tasas de interés a corto plazo, la Reserva Federal espera influir en la economía en general para maximizar el empleo y mantener la inflación en su objetivo.

"Una de las formas de determinar si hay reservas abundantes es si los cambios en la oferta y la demanda de reservas hacen que la tasa de interés varíe, y hay alguna evidencia de que nos estamos acercando a la parte en la que la demanda de reservas va a responder a los cambios", dijo a Reuters el presidente del SFR de Boston, Eric Rosengren.

"Una vez que nos preocupe que ya no tengamos reservas suficientes, tendremos que aumentar nuestro balance general, y creo que, hasta que lleguemos más lejos, no sabremos exactamente dónde está".

Después de su reunión de mayo, la Reserva Federal modificó los intereses sobre el exceso de reservas (IOER) por tercera vez desde junio de 2018 sin cambiar el objetivo de los fondos federales en un intento de mantener bajos los tipos de interés de los préstamos. La Reserva Federal paga ahora a los bancos un 2,35% de interés sobre el exceso de reservas.

Los registros de esa reunión, publicados el miércoles, mostraron que la Reserva Federal estaba preocupada de que algunos "bancos estaban operando con saldos de reserva más cercanos" a la menor cantidad que ellos reportaron que sería cómoda.

Esto "puede haber contribuido a una presión alcista algo más sostenida sobre la tasa de los fondos federales de lo que se había experimentado en los últimos años en torno a las fechas de pago de impuestos", mostraron los registros de la Reserva Federal. "Además, algunos participantes en el mercado señalaron el aumento de la demanda de fondos federales a finales de mes por parte de algunos bancos" para cumplir con los requisitos regulatorios de liquidez.

En las últimas semanas, el tipo de interés de los fondos federales ha descendido hasta el 2,38% desde un máximo del 2,45%. En todos los puntos se ha mantenido dentro del rango objetivo de la Reserva Federal, que actualmente es de 2,25-2,50%.

Pero una mayor presión sobre los costes de los préstamos podría forzar recortes adicionales de la IOER, o incluso ajustar el calendario previsto por la Reserva Federal para poner fin a la escorrentía de activos de su balance.

En marzo, la Reserva Federal anunció que la segunda vuelta probablemente terminaría en septiembre, dependiendo de las condiciones del mercado, para reducir la velocidad con la que las reservas caerían.

(Reportaje de Trevor Hunnicutt; Reportaje adicional de Howard Schneider en Washington y Richard Leong en Nueva York; Gráfico de Richard Leong; Edición de Jennifer Ablan y Lisa Shumaker) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Ahora dice que las reglas de la UE deben ser cambiadas no rotas...