LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

El ISM de Nueva York del mes de diciembre pasa de 56,3 a 72,5, mucho mejor de lo esperado que era dar un pequeño paso atrás.

Pueden ver en el gráfico adjunto que la recuperación es muy potente, pero no debemos cantar victoria porque si se fijan, manteneros por encima de los 70 puntos es prácticamente una quimera.

El dato es positivo para el mercado, bueno para el dólar, negativo para los bonos y bueno para la Reserva Federal.


source: tradingeconomics.com

Primero, la tasa de desempleo, que se espera sin cambios.


source: tradingeconomics.com

Ahora la tasa de participación de la fuerza laboral. Si sube es que la gente se anima a buscar trabajo porque lo hay. De momento estable.


source: tradingeconomics.com

Ahora la creación de empleo no agrícola. Lo ideal es estar de forma constante por encima de los 200.000.


source: tradingeconomics.com

Ahora vamos con la inflación, la media de los salarios por hora. que se espera de crecimiento constante.


source: tradingeconomics.com

Y ahora las horas trabajadas. Si suben, es buena señal en la tendencia actural porque sólo se contrata cuando no se puede asumir la nueva carga de trabajo.


source: tradingeconomics.com

Los veteranos recordarán que la crisis en la periferia de la zona euro se acentuó cuando el BCE acabó subiendo los tipos de interés por última vez antes de pasar el mandato a Mario Draghi. Esto lo que hizo fue que se incrementó el perjuicio en los países más perjudicados para intentar controlar la economía alemana que siempre están muy asustados por la inflación.

La realidad es que ahora mismo estamos teniendo una situación muy parecida porque hay expectativas de que la economía alemana lo haga muy bien durante 2018, otros países del centro también está mejorando, no con el mismo ritmo, pero sí mejorando, y la periferia vuelve otra vez a tener problemas. Dichos problemas no vienen por una falta de crecimiento, sino por cómo se ha intentado salir de la crisis, demasiado bajo el ala de las ayudas del Banco Central europeo. Alemania va muy bien y eso acabará forzando a que el BCE cambie el ritmo, y si los países se han endeudado demasiado o tienen falta de reformas estructurales, este aumento de tipos encarecerá los intereses que hay que pagar por la deuda y eso de una manera u otra acabará dañando la economía, lo que nos dejaría casi en el punto de partida.

Ya han visto algunos datos de inflación. Estamos muy lejos del crecimiento de los últimos meses y sigue descendiendo, aunque todavía no se ven los efectos del encarecimiento del precio del crudo. Uno de los miedos que siempre hay con respecto a los bancos centrales es que llegan tarde y justo cuando la inflación está descendiendo quizá a ellos se les ocurra apretar el acelerador de los tipos de interés para tener bajo control la situación de crecimiento, dirigido por Alemania, no por el resto. El desequilibrio ya no es tanto en el crecimiento como en el cómo se ha producido dicho crecimiento. El nivel de endeudamiento será crítico para saber qué países van a poder seguir el ritmo y quiénes están abocados a una crisis económica en unos cuantos meses o unos muy pocos años.

Los precios de producción industrial de la zona euro del mes de diciembre nos dejan en el mes un crecimiento del 0,2%, frenando un poco desde el crecimiento del 0,6% anterior y una 10ª por debajo de lo esperado.

La interanual, la que más importa, sigue creciendo por encima del 2%, 2,2% en concreto, pero desacelerando desde el 2,28% anterior, una 10ª por debajo de lo esperado.

Como se puede observar, otro dato que tiene influencia directa sobre la inflación que se está alejando desde la zona de crecimiento máximo del año pasado.


source: tradingeconomics.com