LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

La venta de viviendas tenientes de escriturar en el mes de julio nos deja una variación negativa de -0,8%, recortando parte del incremento del 1,3% del mes anterior, una cifra mucho peor de lo esperado que era subir el 0,5%.

A decir verdad, no sorprende nada en absoluto porque las ventas de viviendas nuevas y de segunda mano ya decepcionaron, así que las probabilidades de ver otra decepción eran muy altas.

El dato es negativo para el mercado, negativo para la economía, positivo para los bonos y negativo para el dólar.

El índice de directores de compra del área de Chicago nos deja una lectura del mes de agosto de 58,9, exactamente lo mismo que el anterior y mejor de lo esperado que era bajar hasta 58,5.

Como se puede observar, en general seguimos en zonas muy altas tras tocar la zona de máximos de 2014 y tener un retroceso importante. Es vital que intentemos romper el patrón que sugiere el gráfico con un descenso en los próximos años, aunque en este aspecto siempre tiene uno en mente la valoración de los daños del huracán Harvey


source: tradingeconomics.com

Gastos personales en Estados Unidos del mes de junio tiene un incremento del 0,3%, subiendo desde el 0,2% que se revisa al alza desde el 0,1% anterior. La cifra no es tan alta como se esperaba que era mejorar el 0,4%. El gasto del consumidor sin tener en cuenta la inflación queda estable en el crecimiento del 0,2%.

Los ingresos personales aumentan el 0,4% desde quedar planos, mejor de lo esperado que era subir el 0,3%.

La tasa de ahorro desciende desde el 3,6% hasta el 3,5%.

El PCE sube el 0,1% desde quedar plano el mes anterior, redondeando mucho al alza porque la variación formal es de 0,0882%. La subyacente mantiene el crecimiento del 0,1%, que en realidad es una subida de 0,0894%. Lo esperado.

Este dato nos da una de cal y otra de arena porque aumentan los gastos personales, no tanto como se esperaban y el PCE no acelera de forma apreciable, por lo que teniendo en cuenta la necesidad de inflación, el cómputo global es muy ligeramente positivo para el mercado, exactamente lo mismo para el dólar y ligeramente negativo para los bonos. En este tipo de datos, necesitamos más aceleración.

Las peticiones de desempleo semanales de la semana del 26 de agosto arroja una cifra de 236.000, lo esperado, subiendo solo 1000 desde la semana anterior.

La media de cuatro semanas baja de 238.000 hasta 236.750.

El total de perceptores baja a 1,942 millones, más bajo de lo esperado, desde 1,954 millones.

Como se puede observar, seguimos muy lejos de la zona psicológica de los 300.000, así que el empleo no está dando ningún tipo de guerra en contra de la economía o la Reserva Federal. Es bueno para el mercado, bueno para la economía, bueno para el dólar y malo para los bonos.

La estimación de despidos corporativos creado por la consultora Challenger, Gray & Christmas nos deja una lectura del mes de agosto de 38.800, subiendo desde los 28.300 anteriores.

IPC preliminar de la zona euro del mes de agosto en cifras interanuales nos deja un crecimiento del 1,5%, subiendo desde el 1,3% del mes anterior y más de lo esperado que era el 1, 4%.

Como se puede observar el gráfico adjunto, tenemos una recuperación, pero todavía estamos lejos del 2% porque el crudo no está ayudando nada.


source: tradingeconomics.com

Lo que más mira el BCE es la esperanza que tiene puesta en la subyacente y nos deja una lectura del 1,3%, la misma que la anterior, y mejor de lo esperado que era frenar un poco hasta el 1,2%.

La mejora es muy gradual y pasito a pasito, pero los cortes bajistas se alejan de la zona de mínimos de 2015, así que de momento la recuperación es lenta pero está presente. La cuestión es que si tarda mucho más de lo esperado, ya hay voces que dicen que se verán obligados a cambiar el objetivo de inflación como le pasó a Japón.

 

Lectura preliminar de la inflación en Italia en el mes de agosto nos deja una variación del 0,3%, subiendo desde el 0,1% anterior y mejor de lo esperado que era escalar hasta el 0,2%.

La interanual se mantiene estable en el 1,2%, lo esperado, y muestra cierta recuperación con respecto a meses pasados, por lo que hasta cierto punto se contiene el descenso desde el 1,9% de abril de este año. También lejos del objetivo del BCE.

La tasa de desempleo de Italia del mes de julio pasa del 11,2% al 11,3%, peor de lo esperado que era bajar hasta el 11,1%.