LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

El arma "nuclear" china para terminar con la guerra comercial

Leyendo entre líneas, se ve muy claro, donde podría tener Trump el punto débil, en que China empezará a usar los bonos como arma de guerra. Evidentemente los chinos no lo van a decir abiertamente pero eso es algo que está ahí (Comentario de Serenitymarkets.com)

Veamos el artículo: 

WASHINGTON, 27 de noviembre (Reuters) - China asistirá a la cumbre del G-20 de esta semana con la esperanza de llegar a un acuerdo para desbloquear la dañina guerra comercial con Estados Unidos, dijo el embajador de Pekín en Washington el martes, al tiempo que advirtió sobre las graves consecuencias que se producirán si los partidarios de la línea dura de Estados Unidos intentan separar a las dos economías más grandes del mundo.

Hablando con Reuters antes de unirse a la delegación del presidente chino Xi Jinping en la cumbre del Grupo de los 20 en Buenos Aires, Cui Tiankai dijo que China y Estados Unidos tienen la responsabilidad compartida de cooperar en interés de la economía mundial.

Al preguntársele si creía que los partidarios de la línea dura en la Casa Blanca estaban tratando de separar las economías estrechamente vinculadas de Estados Unidos y China, Cui dijo que no creía que fuera posible o útil hacerlo, y añadió: "No sé si la gente realmente se da cuenta de las posibles consecuencias - el impacto, el impacto negativo - si hay tal desacoplamiento."

Hizo paralelismos con las guerras arancelarias de los años treinta entre los países industrializados, que contribuyeron al colapso del comercio mundial y al aumento de las tensiones en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

"Las lecciones de la historia siguen ahí. En el siglo pasado, tuvimos dos guerras mundiales, y entre ellas, la Gran Depresión. No creo que nadie deba tratar de repetir la historia. Estas cosas no deberían volver a pasar, así que la gente tiene que actuar de forma responsable".

Cuando se le preguntó si creía que las tensiones actuales, que han llevado a las dos partes a imponer aranceles de ojo por ojo a cientos de miles de millones de dólares en bienes, podrían degenerar en un conflicto total, Cui calificó el resultado de "inimaginable" y los dos países deberían hacer todo lo posible para evitarlo.

Cui dijo que China no quería tener una guerra comercial y que busca una solución negociada al estancamiento derivado de las demandas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de concesiones chinas de gran alcance para corregir un déficit comercial de 375.000 millones de dólares en bienes con China.

"Estamos en contra de cualquier guerra comercial", dijo el embajador, pero agregó que China "luchará para salvaguardar nuestros propios intereses".

"Creemos que la clave para una solución negociada de los problemas comerciales es un enfoque equilibrado de las preocupaciones de ambas partes y, sinceramente, hasta ahora no he visto suficiente respuesta de la parte estadounidense a nuestras preocupaciones".

"No podemos aceptar que un lado plantee una serie de demandas y el otro lado sólo tiene que satisfacer todas estas cosas."

El economista jefe de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el martes que Trump estaba abierto a un acuerdo comercial con China, pero que estaba dispuesto a aumentar los aranceles sobre las importaciones chinas si no hay un avance durante una cena prevista para el sábado en Buenos Aires con Xi.

TESORO DE LA DEUDA

Cui dijo que no creía que Pekín estuviera considerando seriamente la posibilidad de utilizar sus enormes tenencias de deuda del Tesoro de Estados Unidos como arma de guerra comercial, y citó la preocupación de que tal medida desestabilizaría los mercados financieros.

"Esto es muy peligroso, es como jugar con fuego", dijo cuando se le preguntó si China consideraría vender bonos del Tesoro o reducir las compras en caso de que las tensiones comerciales empeoraran.

Analistas comerciales y económicos han dicho a menudo que China podría ralentizar sus compras de bonos del Tesoro de Estados Unidos o vender sus tenencias para presionar a Washington para que llegue a un acuerdo.

China es el mayor tenedor extranjero de deuda del Tesoro de Estados Unidos, con 1,15 billones de dólares el 30 de septiembre, según los últimos datos del Tesoro, en comparación con 1,19 billones de dólares un año antes. Hasta el lunes, había alrededor de 15,97 billones de dólares de deuda total del Tesoro Público en circulación.

Cui dijo que las tenencias del Tesoro de China son un buen ejemplo de la interdependencia económica entre Estados Unidos y China.

Dijo que Trump y Xi tenían "una muy buena relación de trabajo y amistad personal" formada en tres reuniones previas cara a cara, incluyendo dos cumbres formales, y eso había sido demostrado por una larga conversación telefónica a principios de noviembre.

Los informantes de la Casa Blanca dicen que aún existen diferencias sustanciales dentro de la administración Trump sobre qué tan lejos se puede presionar a China.

La división agrupa por un lado a Peter Navarro, de línea dura contra China, y a Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, y a aquellos que están a favor de una revisión completa de la relación.

Por otro lado, hay pragmáticos liderados por Kudlow y el secretario de Hacienda Steven Mnuchin, preocupados por el daño que la profundización de la fricción podría hacer a la economía y los mercados de Estados Unidos.

Reuters (Reportado por David Brunnstrom, Matt Spetalnick y David Lawder; Editado por Chris Sanders, Alistair Bell y Peter Cooney) Traducido por Serenitymarkets.com