Jueves, 13 Diciembre 2018

Trading Trump. Wall Street toma medidas contra el estrés que generan los comentarios de la Casa Blanca

NUEVA YORK, 6 de diciembre (Reuters) - La mesa de operaciones de JPMorgan Chase & Co no estaba comprando lo que el presidente estadounidense Donald Trump estaba vendiendo esta semana.

El martes, los principales índices bursátiles cayeron más de un 3 por ciento debido a los renovados temores de una guerra comercial con China - apenas unos días después de que Trump tuiteara, tras una cena con el presidente chino Xi Jinping, que "las relaciones con China han dado un GRAN salto adelante".

"No parece que se haya acordado nada en la cena", escribió JPMorgan en una nota a los clientes más tarde ese mismo día, añadiendo que los tweets de Trump "parecen, si no estar completamente inventados, muy exagerados".

La desconfianza de la mesa de operaciones del banco pone de manifiesto un dilema más amplio para los inversores de Wall Street: la seriedad con la que deben tomarse los comentarios de la Casa Blanca.

Por un lado, los operadores saben desde hace tiempo que los audaces comentarios del Presidente Trump no siempre se sostienen, lo que en última instancia silencia su efecto sobre los valores. Por otro lado, la volatilidad del mercado ha aumentado en 2018, en parte debido a la confusión sobre los comentarios de los funcionarios de Washington, lo que hace que sea más difícil ignorarlos.

"Es un juicio de valor sobre qué anuncios deben tomarse en serio", dijo Maria Vassalou, gerente de cartera global de Perella Weinberg Partners, de 685 millones de dólares.

"Esta situación ciertamente crea una volatilidad innecesaria y complicaciones en el proceso de inversión."

No es sólo Trump. Comentarios inesperados de funcionarios de la Casa Blanca como el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el asesor económico Larry Kudlow han causado revuelo entre los comerciantes. Cada uno de ellos fue citado por Reuters como impulsor de los movimientos del mercado más de dos docenas de veces.

Mnuchin envió el dólar estadounidense a un mínimo de tres años a finales de enero después de que los comentarios en el Foro Económico Mundial de Davos sugirieran que una moneda más débil era "buena para nosotros". En cuestión de horas, Trump pareció contradecirlo, diciendo que finalmente quería un dólar fuerte, levantando el dólar. 

En cuanto a Kudlow, el 4 de abril dijo a los periodistas que era posible que los aranceles estadounidenses sobre los productos industriales chinos nunca entraran en vigor y que podrían ser simplemente una táctica de negociación. Las acciones subieron después de los comentarios, que un funcionario anónimo de la Casa Blanca dijo más tarde a Reuters, con el fin de tranquilizar a los mercados.

Sin embargo, los futuros de renta variable cayeron al día siguiente de que Trump dijera en una declaración que había ordenado a los funcionarios de comercio de EE.UU. que consideraran la posibilidad de aplicar aranceles a importaciones adicionales por valor de 100.000 millones de dólares procedentes de China para castigarlos por tomar represalias contra los aranceles anunciados anteriormente.

CUBRIÉNDOSE DE TRUMP

Algunos inversores han tomado en sus manos la protección de la volatilidad provocada por la Casa Blanca.

Juan Gómez, jefe de la firma de fondos de cobertura Black Swan Quantitative Advisors, que gestiona 75 millones de dólares en activos, dijo que ha ajustado sus modelos centrados en las opciones en los últimos dos años para incorporar más protección contra la volatilidad del mercado, en parte en respuesta a los comentarios de la administración de Trump.

"En este momento se esperan titulares controvertidos", dijo Gómez. "Al principio, me volvía loco, pero ahora es parte de lo que me esperaba."

Katina Stefanova, directora de Marto Capital LP, que gestiona aproximadamente 300 millones de dólares, dijo que su empresa de fondos de cobertura había creado un índice de valores "Trumponomics" para ayudar a cubrir la cartera más amplia.

Stefanova dijo que las ganancias de su fondo este año -un aumento de alrededor del 7 por ciento en 2018 hasta noviembre- serían alrededor de dos puntos porcentuales más bajas sin el índice que ha creado, que recientemente se ha centrado en los impactos de las guerras comerciales de Estados Unidos, como las acciones tecnológicas chinas, las compañías industriales estadounidenses y las monedas asiáticas.

"Todavía tienes que tomarte la Casa Blanca muy en serio", dijo Stefanova. "La incongruencia en sí misma sacude los mercados y afecta el sentimiento."

Otros inversores simplemente tratan de pasar por alto los titulares de la Casa Blanca.

Daniel Lowen, presidente de Quantedge Capital USA Inc, dijo que los algoritmos de su firma de fondos de cobertura de aproximadamente 1.500 millones de dólares no intentan anticipar los movimientos del mercado a partir de los pronunciamientos de la administración Trump. "No intentamos interpretar lo que leemos en las noticias como una aportación a nuestras decisiones de inversión", dijo Lowen.

El jefe de renta variable de un gestor de fondos de cobertura multimillonario, que pidió el anonimato para hablar con los medios de comunicación, dijo que los comentarios de Trump son "imposibles de ignorar", pero que la empresa evita el trading reactivo, incluso si puede resultar perjudicial en el corto plazo. "Tratamos de aislar nuestros rendimientos del riesgo del mercado", dijo la persona.

Cualquiera que sea la reacción, los inversores profesionales dijeron que el efecto de la Casa Blanca en los mercados es difícil de evitar. Es prácticamente seguro que los valores continuarán moviéndose por los comentarios relacionados con la política comercial de Estados Unidos, los cambios en las tasas de interés y otras cuestiones económicas. El Índice de Volatilidad CBOE, o VIX, una medida común de miedo percibido en los mercados, ha subido casi un 90 por ciento este año.

"Tal vez algunas personas son buenas analizando sus palabras y averiguando qué dicen en realidad, pero eso es muy difícil", dijo Fritz Folts, estratega jefe de inversiones de 3EDGE Asset Management LP, que supervisa aproximadamente $800 millones.

Tienes que ver lo que hacen y no lo que dicen"

(Reportaje de Lawrence Delevingne y Trevor Hunnicutt; Reportaje adicional de Lewis Krauskopf y Dan Burns en Nueva York; Edición de Neal Templin y Lisa Shumaker) Traducido por serenitymarkets.com