LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Trump ataca frontalmente a la FED y los mercados entran en pánico

Por Jason Lange

WASHINGTON, 24 de diciembre (Reuters) - El presidente Donald Trump criticó el lunes a la Reserva Federal, describiéndola como el "único problema" para la economía de Estados Unidos, mientras que altos funcionarios se reunían para discutir una creciente crisis en los mercados bursátiles provocada, en parte, por los ataques presidenciales contra el banco central.

Las acciones volvieron a caer el lunes en medio de la preocupación por la desaceleración del crecimiento económico, el cierre del gobierno y los informes de que Trump había discutido el despido del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

Las acciones de los Estados Unidos han caído bruscamente en las últimas semanas debido a la preocupación por un crecimiento económico más débil, con el índice S&P 500 al ritmo de su mayor caída porcentual en diciembre desde la Gran Depresión.

En un tweet que no hizo nada para aliviar las preocupaciones del mercado sobre la apreciada independencia de la Reserva Federal, Trump echó la culpa de los vientos en contra de la economía firmemente a su banco central.

"El único problema que tiene nuestra economía es la Reserva Federal. No tienen una visión del mercado correcta", dijo Trump en Twitter. "La Reserva Federal es como un golfista poderoso que no puede conseguir un hoyo porque no tiene toque - !no sabe hacer putts!"

Trump ha criticado con frecuencia el aumento de los tipos de interés de la Reserva Federal este año y ha ido tras Powell varias veces, diciendo a Reuters en agosto que no estaba "encantado" precisamente con su propia persona designada. La Reserva Federal volvió a subir los tipos de interés la semana pasada.

Una convocatoria de crisis el lunes entre los reguladores financieros de EE.UU. y el Departamento del Tesoro no logró afianzar los mercados.

Los tres índices principales terminaron cayendo más del 2 por ciento el día antes de las vacaciones de Navidad. El S&P 500 terminó con una caída de alrededor del 19,8 por ciento desde su máximo de cierre del 20 de septiembre, justo por debajo del umbral del 20 por ciento que se utiliza comúnmente para definir un mercado bajista.

Los precios del petróleo siguieron a los de la renta variable, cayendo más del 6 por ciento hasta el nivel más bajo en más de un año.

El Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, fue el anfitrión de una reunión con el Grupo de Trabajo del Presidente sobre Mercados Financieros, un organismo conocido coloquialmente como el "equipo de protección de las caídas", que normalmente sólo se reúne en épocas de gran volatilidad en los mercados.

Los reguladores en la reunión dijeron que no vieron nada fuera de lo común en los mercados financieros durante la reciente caída y también discutieron cómo continuarán las operaciones críticas durante el cierre parcial del gobierno, de acuerdo con dos fuentes familiarizadas con el asunto.

Mnuchin también hizo llamadas a los principales banqueros estadounidenses el domingo y obtuvo garantías de que los bancos todavía podían conceder préstamos, dijo el Tesoro.

LOS MERCADOS BAJAN DE NUEVO

Si los esfuerzos de Mnuchin estaban destinados a calmar los mercados, eso no era evidente el lunes.

"Cuando el Dow baja 600 puntos es difícil decir que fue positivo", dijo J.J. Kinahan, estratega jefe de mercado de TD Ameritrade en Chicago.

"Aunque su intención era muy buena, creo que la sensación de la red era:'¿Hay algún problema mayor que no sepamos?

Wall Street también está siguiendo de cerca los informes de que Trump había discutido en privado la posibilidad de despedir al Powell de la Reserva Federal. Mnuchin dijo el sábado que Trump le dijo que él "nunca había sugerido despedir" a Powell.

Sin embargo, sólo la sugerencia pública de que Trump intentara interferir tan profundamente con la Reserva Federal era inquietante para los mercados financieros, que durante mucho tiempo han operado bajo la presunción de la independencia del banco central de Estados Unidos de la intromisión política.

A esa inquietud se suma la falta de claridad sobre si Trump podría de hecho destituir a Powell.

Sarah Binder, profesora de ciencias políticas en la Universidad George Washington, dijo que era "legalmente ambiguo" que Trump pudiera destituir a Powell del cargo de presidente.

La Ley de la Reserva Federal deja claro que Powell sólo puede ser removido de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal "por causa justificada", lo que generalmente se entiende como malversación de fondos, en lugar de desacuerdos sobre las tasas de interés, dijo Binder.

Pero puede ser legal que Trump retire a Powell del puesto de presidente, señaló Binder. Cuando el Congreso enmendó por última vez el estatuto en 1977, no abordó si la destitución del cargo de presidente debe ser "por causa justificada", dijo.

Los problemas en Washington se han intensificado en los últimos días con un cierre parcial del gobierno que comenzó el sábado después de un estancamiento en el Congreso sobre los fondos para un muro en la frontera con México. La renuncia del Secretario de Defensa Jim Mattis el jueves, luego de la sorprendente decisión de Trump de sacar a las tropas estadounidenses de Siria, también causó inquietud entre los inversores.

Pero la respuesta de Mnuchin a las preocupaciones del mercado fue vista como una reacción exagerada en los círculos de Wall Street.

"Parece inesperado, abrupto e innecesario", dijo Michael Purves, jefe de estrategia global de Weeden & Co en Greenwich, Connecticut.

(Reportaje de Jason Lange Reportaje adicional de Dan Burns, Richard Leong, Karen Brettell y Saqib Ahmed en Nueva York y Pete Schroeder en Washington Edición de Alistair Bell y Jonathan Oatis)

Traducción realizada desde el inglés por www.serenitymarkets.com