LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Esto es lo que se sabe a estas horas de las conversaciones EEUU-China

BEIJING, 9 de enero (Reuters) - La delegación comercial de Estados Unidos en Pekín está "terminando" las reuniones con funcionarios chinos y regresará a Estados Unidos el miércoles después de unos "buenos días", dijo un funcionario estadounidense.

Los mercados de valores asiáticos saltaron después de que las conversaciones se extendieran por un tercer día no programado, alimentando el optimismo de que las economías más grandes del mundo pueden llegar a un acuerdo comercial para evitar una confrontación total que perturbaría gravemente la economía mundial.

Ted McKinney, subsecretario de Agricultura de Estados Unidos para Comercio y Asuntos Agrícolas Exteriores, hizo los comentarios a los periodistas en el hotel de la delegación.

"Creo que fueron muy bien", dijo McKinney sobre las conversaciones. "Ha sido bueno para nosotros", dijo sin entrar en detalles.

Las reuniones de esta semana son las primeras conversaciones cara a cara desde que el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping acordaron en diciembre una tregua de 90 días en una guerra comercial que ha ensuciado los mercados financieros mundiales.

Originalmente programadas para el lunes y el martes, las negociaciones se prolongaron por un día en medio de señales de progreso en temas como la compra de productos agrícolas y energéticos estadounidenses y un mayor acceso a los mercados de China.

Sin embargo, personas familiarizadas con las conversaciones le dijeron a Reuters el martes que las dos partes estaban más distanciadas en cuanto a las reformas estructurales chinas que la administración Trump está exigiendo para detener el supuesto robo y la transferencia forzada de tecnología estadounidense, y en cuanto a cómo se mantendrán las promesas de Pekín.

Si no se llega a un acuerdo para el 2 de marzo, Trump ha dicho que procederá a aumentar los aranceles del 10 por ciento al 25 por ciento sobre las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, en un momento en que la economía de China se está desacelerando significativamente. Pekín ha tomado represalias a su vez a los aranceles de los Estados Unidos.

Pero mientras las reuniones terminaban en Pekín el martes por la noche, Trump tuiteaba: "¡Las conversaciones con China van muy bien!"

El equipo de Estados Unidos está encabezado por el representante comercial adjunto de Estados Unidos, Jeffrey Gerrish, e incluye subsecretarios de los Departamentos de Agricultura, Comercio, Energía y Hacienda de Estados Unidos, así como altos funcionarios de la Casa Blanca.

El viceministro de Comercio, Wang Shouwen, dirige las conversaciones a nivel de viceministro para China, aunque el viceprimer ministro Liu He, uno de los principales asesores económicos de Xi, hizo acto de presencia en una reunión el lunes.

China está dispuesta a poner fin a su disputa comercial con Estados Unidos, pero no hará ninguna "concesión irrazonable" y cualquier acuerdo debe implicar un compromiso por ambas partes, dijo el miércoles el periódico estatal China Daily.

El periódico dijo en un editorial que la postura de Pekín sigue siendo firme en el sentido de que la disputa perjudica a ambos países y perturba el orden del comercio internacional y las cadenas de suministro.

En lo que se considera un gesto de buena voluntad, China emitió el martes las tan esperadas aprobaciones para la importación de cinco cultivos genéticamente modificados, lo que podría impulsar sus compras de granos estadounidenses, ya que los agricultores deciden qué cultivos plantar en la primavera.

El lunes, los importadores chinos realizaron otra gran compra de soja estadounidense, la tercera en el último mes. (Reportaje de Cate Cadell en BEIJING y Brenda Goh en SHANGHAI; Escritura de Michael Martina Edición de Paul Tait & Kim Coghill) Traducido por www.serenitymarkets.com