Miércoles, 23 Enero 2019

Selección de fondos de inversión de Bankinter para enero

Por Bankinter

Diciembre ha sido el colofón para un año 2018 francamente negativo para bolsas. En concreto, el EuroStoxx50 caía un -5,4%  en el mes, el Ibex 35 un -5,9% y el S&P 500 un -9,2%. Los acumulados anuales de los principales selectivos son buena prueba de lo complicado que ha sido el año: S&P 500 –6,2%, EuroStoxx-50 –14,3%, Ibex-35 –14,9%, Nikkei –12,1% y CSI 300 –25,3%. A lo largo del año, el mercado se ha movido más a golpe de noticia, incluso de rumor, que de fundamentales.

El proteccionismo y la política han ensombrecido una macro en línea con un ciclo aún expansivo y una micro con crecimientos más que aceptables de los beneficios empresariales. En ese entorno los activos considerados refugio fueron los grandes beneficiados: dólar +4,9% frente a euro y yen +7,2% vs euro mientras la TIR del Bund cerró el año a 0,242% (vs. 0,427% a término de 2017). En definitiva, se terminó un año marcado por la volatilidad en el que el ruido eclipsó los fundamentales.

2019 será, previsiblemente, mejor que 2018. Aunque tan solo sea porque los niveles de entrada son atractivos. Defendemos que es momento de construir cartera. Probablemente ya estemos cerca el punto de inflexión porque, insistimos, no nos encontramos en la antesala de una recesión. Ahora bien, sí que nos enfrentamos a una transición de una expansión sincronizada a una desaceleración asimétrica marcada por la ausencia de estímulos. Pero el ruido que ha eclipsado los fundamentales en 2018 debería tender a desaparecer y reflejar que los niveles de entrada actuales son atractivos.

La debilidad macroeconómica en China debería apoyar una actitud “constructiva” en las negociaciones comerciales con EE.UU. y seguir favoreciendo reformas pro-crecimiento sostenible. La agonía del Brexit también se despejará en las próximas semanas. Menos incertidumbre política debería entonces dar paso a los fundamentales: perspectivas de crecimiento y valoraciones, cuya combinación, seguimos insistiendo, son razonables.

Estrategia de inversión y cambios realizados

En este entorno, hemos reducido ligeramente (-5% en todos los perfiles) la exposición a Renta Variable, en atención a un momento más avanzado del ciclo económico y un entorno de desaceleración menos sincronizada.  Así el peso de Renta Variable queda fijado en un 15% en el perfil Defensivo/Conservador, 40% en el Perfil Moderado y 60% en el Perfil Dinámico/Agresivo. Mantenemos la preferencia geográfica por EE.UU. y, dentro de las economías emergentes, Brasil e India.

Realizamos pocos cambios en las carteras, solo los necesarios para acomodar la ligera reducción de la exposición a Renta Variable.

  • Incrementamos el peso del Fondo Bankinter Renta Fija a Corto Plazo(entre un +5% y +10% según los perfiles y se ha incorporado a las Carteras Globales Moderada y Dinámico/Agresiva).
  • Incrementamos el Carmignac Securité y Bankinter Ahorro Activos Euros en algunos casos.
  • La reducción de exposición a Renta Variable se ha obtenido mediante, fundamentalmente, el menor peso de los fondos Bankinter Dividendo Europa, Bankinter Índice América o Franklin US Opportunities.
  • Hemos reducido el peso en Fondos Mixtos, saliendo del Bankinter Mixto Renta Fija o Nordea Stable Return.

Fuente: Bankinter. https://blog.bankinter.com/economia/-/noticia/2016/7/5/invertir-fondos-inversion