Sábado, 19 Enero 2019

Los resultados de Citi a fondo. Decepción con sus ingresos

14 de enero (Reuters) - Citigroup Inc. reportó una caída sorprendente en sus ingresos trimestrales el lunes, ya que la volatilidad extrema en los mercados financieros hacia el final del año afectó su negocio de intermediación de renta fija.

Los ingresos de ese negocio cayeron un 21 por ciento en el cuarto trimestre, y Citigroup citó la ampliación de los diferenciales de crédito y la corrección del mercado en diciembre.

Los bancos con gran actividad de trading se benefician cuando los mercados se mueven, porque incita a los clientes a comprar y vender valores. Pero los estallidos repentinos de volatilidad pueden ser perjudiciales, llevando a los clientes a evitar el trading y también perjudicando la capacidad de los bancos para cubrir sus propias exposiciones de mercado.

Los ingresos totales cayeron un 2 por ciento a 17.100 millones de dólares, por debajo de las expectativas de Wall Street de 17.600 millones de dólares, según datos del IBES de Refinitiv.

Las acciones del tercer banco más grande de EE.UU. cayeron casi un 1,6 por ciento a 55,80 dólares en la primera parte de la sesión, después de haber dado a conocer sus resultados.

"Un cuarto trimestre volátil afectó a algunos de nuestros negocios sensibles al mercado, particularmente a la renta fija", dijo en un comunicado el Director General, Michael Corbat.

Los mercados bursátiles se desestabilizaron en diciembre y los diferenciales de rendimiento, o la demanda adicional de los inversores de primera calidad de mantener bonos corporativos por encima de valores más seguros del Tesoro de los Estados Unidos, también se amplió significativamente en el cuarto trimestre, ya que los inversores de todo el mundo se retiraron bruscamente de las inversiones de riesgo.

La sorpresiva caída de los ingresos perjudicó el esfuerzo de Citigroup por alcanzar un objetivo de eficiencia establecido por Corbat, aunque superó su objetivo de rentabilidad sobre el capital ordinario tangible (ROTCE).

El banco reportó una meta de eficiencia del 57,4 por ciento para 2018, justo por debajo de la meta del 57,3 por ciento de Corbat. Su ROTCE del 10,9 por ciento el año pasado estaba por encima de la meta del 10,5 por ciento.

Un ratio de eficiencia más bajo significa que un banco gestiona mejor sus costes en relación con los ingresos, mientras que ROTCE es una medida ampliamente observada de lo bien que un banco utiliza el dinero de los accionistas para generar beneficios.

Los inversores han estado presionando a Citigroup para que demuestre que puede aumentar sus ingresos y beneficios, en lugar de simplemente devolver el capital a través de recompras de acciones. El escepticismo acerca de si tiene el potencial para hacer crecer sus negocios subyacentes se cierne sobre el precio de sus acciones, con Citi operando a una valoración más baja que los bancos estadounidenses rivales.

La semana pasada, el banco firmó un acuerdo con uno de sus mayores accionistas, ValueAct, que le otorgó al inversor activista más acceso a su consejo de administración.

En general, Citigroup superó las expectativas de ganancias por acción de Wall Street, gracias en gran medida a los recortes de costos.

Excluyendo una ganancia única relacionada con impuestos, las ganancias trimestrales aumentaron a $4,200 millones, o $1,610 por acción, en el trimestre que terminó el 31 de diciembre, de $3,700 millones, o $1,280 por acción, un año antes.

Los analistas esperaban una ganancia de 1,55 dólares por acción, según los datos del IBES de Refinitiv.

Los costos de Citigroup cayeron un 4 por ciento, y la mayor parte de los descensos proceden de una unidad que todavía está perdiendo activos que quedaron de la crisis financiera de 2007-2009.

Las ganancias por acción también se vieron impulsadas por una disminución del 8 por ciento en las acciones en circulación, ya que Citigroup recompró 74 millones de acciones propias.

Aunque Citigroup devolvió más del 100 por ciento de sus ganancias anuales a través de dividendos y recompras de acciones, las acciones siguen cotizando por debajo del valor contable tangible, anotó en un informe el analista de Oppenheimer Chris Kotowski tras la publicación de las ganancias de Citi.

Citi es el primero de los principales bancos de Estados Unidos en reportar los resultados del cuarto trimestre. Las principales empresas de Wall Street, JPMorgan Chase & Co., Bank of America Corp. y Goldman Sachs informarán a finales de esta semana.

Sin embargo, sus resultados pueden no ser un buen indicador para la mayoría de los bancos estadounidenses, ya que Citigroup obtiene aproximadamente la mitad de sus ingresos de fuera de los Estados Unidos.

(Reportaje de Imani Moise en Nueva York y Siddharth Cavale en Bengaluru; Edición de Arun Koyyur y Lauren Tara LaCapra) traducido por www.serenitymarkets.com