LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Carney, del Banco de Inglaterra, advierte del golpe del Brexit sin acuerdo

Por David Milliken y Andy Bruce

LONDRES, 12 de febrero (Reuters) - El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo el martes que Gran Bretaña no debería hacerse ilusiones sobre la probable conmoción de su economía si abandona la Unión Europea el próximo mes sin un acuerdo de transición que alivie la conmoción.

El Reino Unido está en camino de abandonar la Unión Europea el 29 de marzo sin llegar a un acuerdo, a menos que la Primera Ministra Theresa May pueda convencer al bloque de que modifique el acuerdo que acordó en noviembre y luego lo venda a los escépticos legisladores británicos. "Tienes que reconocer que esto podría ir bastante mal. Estamos a 45 días antes de esa posibilidad", dijo Carney, respondiendo a las preguntas de la audiencia después de un discurso en un evento del Financial Times. "No deberíamos hacernos ilusiones, no voy a hacer una estimación puntual, pero un Brexit sin acuerdo y sin transición sería un shock económico para esta economía."

Un Brexit sin acuerdo "ciertamente" daría un golpe a corto plazo a la economía británica, dijo Carney, añadiendo que una moneda más débil no resolvería sus problemas.

Preguntado por un legislador que apoya a Brexit sobre la posibilidad de que una libra más débil ayude a absorber el shock económico de Brexit, Carney dijo: "Eso es parte del mecanismo de ajuste necesario, pero no es un paso hacia la prosperidad, es un golpe a los ingresos."

Carney, un canadiense, ha advertido previamente de los riesgos que el Brexit representa para el Reino Unido, la quinta economía más grande del mundo, lo que le ha valido la ira de algunos legisladores antieuropeos.

El año pasado, el BoE dijo que el peor escenario para la salida de Gran Bretaña del bloque podría ser más perjudicial para el país que la crisis financiera mundial de hace una década.

ENFRIAMIENTO

Carney dijo que los datos publicados el lunes que mostraban una fuerte desaceleración de la economía británica a finales de 2018 eran consistentes con las previsiones del BoE, y que las cifras subrayaban la necesidad de claridad en torno a Brexit.

La mayor parte del discurso de Carney se centró en las perspectivas de la economía mundial. Dijo que era probable que el crecimiento se estabilizara a un ritmo nuevo y más lento, aunque China, las guerras comerciales y el creciente proteccionismo amenazaban el "delicado equilibrio".

Gran Bretaña, que ha sufrido fuertes caídas en la inversión empresarial en medio de la incertidumbre en torno a Brexit, podría considerarse como un "indicador principal" de una inversión de la globalización. Si esa incertidumbre se afianzara en otras partes de la economía mundial, podría socavar su expansión, dijo Carney.

El aumento de la deuda en China fue también un riesgo "significativo y creciente" para las perspectivas globales de crecimiento. "(China) no nos va a rescatar esta vez, estoy absolutamente de acuerdo", dijo Carney cuando se le preguntó sobre la capacidad de la segunda economía más grande del mundo para compensar la desaceleración de las naciones más ricas. Pero el resultado más probable fue que la economía mundial no se desaceleraría mucho más, dijo. "Aunque hay focos de riesgo y el crecimiento mundial sigue desacelerándose, la combinación de la respuesta política y el estado actual de los desequilibrios en las economías avanzadas sugiere que es más probable que el crecimiento mundial se estabilice con el tiempo en torno a su nueva y modesta tendencia", dijo Carney.

También echó un vistazo a las nuevas políticas más proteccionistas de Estados Unidos, diciendo que "no es fácil ganar una guerra comercial", una referencia a las declaraciones hechas por el presidente estadounidense Donald Trump el año pasado en el sentido de que las guerras comerciales eran "buenas y fáciles de ganar". (Escrito por Andy BruceEdición por Gareth Jones)

Traducido por www.serenitymarkets.com