LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Inquietantes noticias sobre la deuda de particulares en EEUU. Y son 2/3 del PIB

Por Jonathan Spicer

NUEVA YORK, 12 de febrero (Reuters) - A finales del año pasado surgieron algunas señales de alerta para la economía de Estados Unidos.

El informe sobre la deuda y el crédito de los hogares estadounidenses, publicado el martes por el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, mostró que la deuda total soportada por los estadounidenses alcanzó la cifra récord de 13,5 billones de dólares en el cuarto trimestre de 2018. Ha aumentado constantemente desde 2013, cuando la deuda tocó fondo tras la última recesión.

Mientras que la deuda hipotecaria, con mucho la mayor parte, cayó por primera vez en dos años, otras formas de endeudamiento aumentaron, entre ellas la de las tarjetas de crédito, que con 870.000 millones de dólares alcanzaron su máximo anterior a la crisis en 2008.

El gasto de los consumidores representa dos tercios del crecimiento de la economía más grande del mundo y se espera que se mantenga fuerte este año, incluso cuando la expansión general se enfríe después de un frenético 2018.

Sin embargo, una señal de control de la fortaleza de la demanda de los consumidores, las peticiones de crédito, cayó en la segunda mitad de 2018 al nivel más bajo registrado por la Reserva Federal de Nueva York.

Otra señal de una demanda más débil, la cancelación de tarjetas de crédito y otras cuentas, saltó a su nivel más alto desde 2010, mientras que los flujos hacia los impagos graves de tarjetas de crédito subieron un 5 por ciento, desde el 4,8 por ciento en el tercer trimestre.

Los flujos de impagos graves, una advertencia para los economistas porque pueden preludiar fallidos, aumentaron en el tercer trimestre para la deuda estudiantil y permanecieron ahí en el cuarto trimestre, con un 9,1 por ciento de la deuda total de 1,5 billones de dólares seriamente en mora.

Estos flujos también han ido en aumento desde 2012 para los préstamos de automóviles, que aumentaron ligeramente hasta un total de 1,3 billones de dólares a finales de 2018, un año que tuvo el mayor número de aperturas de préstamos de automóviles desde por lo menos 1999.

Los economistas de la Reserva Federal de Nueva York dijeron que mientras que los prestatarios solventes están impulsando el crecimiento de las operaciones, la calidad de la deuda automotriz está empeorando.

"La creciente morosidad entre los prestatarios de alto riesgo es responsable de este deterioro, y los prestatarios más jóvenes están luchando de manera más apremiante para pagar sus préstamos para automóviles", dijo Joelle Scally, administradora del centro de datos microeconómicos de la Reserva Federal de Nueva York.

La Reserva Federal elevó las tasas de interés cuatro veces el año pasado, pero ahora está adoptando un enfoque de "esperar y observar" antes de endurecer aún más las políticas frente a una desaceleración en el extranjero, la esperada desaceleración en el país y una inflación moderada en Estados Unidos.

El informe también mostró que los estadounidenses han seguido rechazando las líneas de crédito sobre el valor líquido de la vivienda, o HELOC, que puede liberar fondos para otras compras. Los saldos de HELOC cayeron a 412.000 millones de dólares en el cuarto trimestre, su nivel más bajo en 14 años.

(Reportaje de Jonathan Spicer Edición de Phil Berlowitz y Chizu Nomiyama) traducido por www.serenitymarkets.com