LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

¿Por qué el gobierno alemán quiere forzar la fusión Deutsche Bank- Commerzbank?

Deutsche, el mayor banco de Alemania, la mayor economía de Europa, salió ileso de la crisis financiera, pero más tarde perdió el equilibrio.

En 2016, el Fondo Monetario Internacional calificó al banco como el mayor riesgo potencial del mundo entre sus homólogos del sistema financiero debido a sus vínculos con otros bancos.

Los funcionarios alemanes temen que una recesión o una gran multa, por ejemplo, pueda hacer descarrilar la frágil recuperación del banco.

Berlín quiere un campeón nacional de la banca fiable para apoyar su economía orientada a la exportación, conocida por los coches y las máquinas herramienta.

Deutsche y otros bancos europeos han tardado más en recuperarse de la crisis financiera, perdiendo terreno frente a rivales más fuertes de Estados Unidos.

¿POR QUÉ COMMERZBANK?

Además de Deutsche, Commerzbank es el único gran banco alemán que queda, tras una serie de fusiones. El gobierno tiene una participación del 15 por ciento después de rescatarlo durante la crisis, lo que le da una voz importante.

Commerzbank, al igual que Deutsche, ha luchado por recuperarse, y las autoridades alemanas dicen que es vulnerable a una adquisición extranjera. Si un rival internacional la adquiriera, aumentaría la competencia para Deutsche en su propio territorio.

Berlín también quiere mantener en manos alemanas la especialidad de Commerzbank: la financiación de empresas medianas, la columna vertebral de la economía.

¿CÓMO SERÍA UN DEUTSCHE Y UN COMMERZBANK COMBINADOS?

El banco fusionado tendría unos 1,8 billones de euros en activos, como préstamos e inversiones, y un valor de mercado de unos 25.000 millones de euros (28.000 millones de dólares). Tendría una quinta parte del mercado bancario minorista alemán.

Juntos, Deutsche y Commerzbank operan 2.500 sucursales en Alemania y emplean a 140.000 personas en todo el mundo. Una fusión pone en riesgo al menos 10.000 puestos de trabajo, según los sindicatos.

¿QUIÉN ESTÁ A FAVOR Y QUIÉN EN CONTRA DE UNA FUSIÓN?

Los proponentes de una fusión incluyen al gobierno alemán y al inversionista estadounidense Cerberus, que es accionista de ambos bancos. Entre los opositores se encuentran otros accionistas del Deutsche Bank y sindicatos.

El director general de Deutsche, Christian Sewing, preferiría disponer de más tiempo para estabilizar el banco antes de realizar una fusión, según la gente familiarizada con el asunto. ¿CUÁL ES EL ESTADO DE LAS CONVERSACIONES?

En febrero, el consejo de administración de Deutsche dio luz verde a Sewing para entablar conversaciones exploratorias con Commerzbank, dijo una persona con conocimiento del asunto. Ha habido contactos entre un pequeño círculo de ejecutivos. Las conversaciones podrían terminar sin un acuerdo, dijo la persona.

Ahora que las conversaciones están abiertas y Berlín sigue presionando para llegar a un acuerdo, las empresas se ven presionadas para que determinen los mecanismos de una fusión y decidan si es factible o no. Esa decisión se verá dentro de unas semanas.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UNA FUSIÓN?

Uno de los mayores riesgos es cómo llenar lo que un funcionario alemán le ha dicho a Reuters que será un agujero financiero de miles de millones de euros porque una fusión podría desencadenar un ajuste en la valoración de algunas inversiones bancarias.

Commerzbank, por ejemplo, tiene alrededor de 30.800 millones de euros en títulos de deuda, como los bonos italianos, que ahora tienen un valor de 27.700 millones de euros, lo que supone un descenso de 3.100 millones de euros. Un compromiso podría cristalizar esta pérdida. Deutsche tiene estos valores al valor de mercado en sus cuentas.

El acuerdo convertiría al gobierno alemán en accionista del mayor banco del país y los ejecutivos querrían frenar su influencia.

Los dos bancos también podrían empantanarse con la reestructuración, como la integración de sistemas tecnológicos diferentes, perdiendo terreno frente a sus rivales.

APARTE DE UNA FUSIÓN, ¿EXISTEN OTRAS OPCIONES PARA DEUTSCHE BANK?

Las autoridades alemanas han mantenido conversaciones exploratorias sobre la fusión de Deutsche y UBS, pero había poco interés en Suiza, según la gente familiarizada con el tema.

Estos funcionarios creen que seguir el curso actual de Deutsche de recortar costos y reducir los bancos de alto riesgo ofrece pocas esperanzas de un cambio de rumbo.

La continua presión de Berlín hace que a Deutsche le resulte más difícil hacerlo sola. En opinión de los funcionarios, la fusión con un prestamista de propiedad estatal ofrece un puerto seguro.

Sin embargo, si las conversaciones se desbaratan, Deutsche podría responder a la presión de algunos inversores para que hagan más recortes en el banco de inversión, especialmente en los Estados Unidos.

DEUTSCHE TIENE MUCHA MALA PRENSA. ¿DE QUÉ SE TRATA?

Deutsche ha sido durante mucho tiempo impopular entre los alemanes comunes y corrientes porque era visto por muchos como un símbolo del exceso capitalista.

Su imagen se ha visto empañada por numerosos pleitos y miles de millones de dólares en multas.

 

En su último informe financiero, Deutsche ha destinado 1.200 millones de euros para litigios. Esta es una fracción de los años anteriores, pero sin embargo, es más de tres veces superior a su beneficio en 2018.

 

El banco se ha ocupado de la mayor parte de las acciones legales que se remontan a la crisis económica, y ha mejorado sus finanzas.

Pero los funcionarios alemanes no estaban convencidos y continuaron presionando para que se mantuvieran las conversaciones con el Commerzbank.

traducido por www.serenitymarkets.com