LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Fiebre de compras de compañías europeas. A un promedio de 11 veces su ebitda

LONDRES, 16 de abril (Reuters) - Las firmas de capital privado, a pesar del intenso escrutinio público y a la competencia de los compradores corporativos, se dirigen cada vez más a las empresas que cotizan en bolsa en Europa, rechazando los pronósticos de ralentización de la actividad económica en la región.

Las compras de empresas europeas han alcanzado un récord de 31.600 millones de dólares en lo que va de año, de los cuales casi la mitad se han invertido en empresas que cotizan en bolsa, según muestran los datos de Refinitiv.

Aunque estas preocupaciones han llevado a una caída del 67 por ciento en la actividad de fusiones y adquisiciones (Fusiones y Adquisiciones) en el primer trimestre, las empresas de compra de empresas, a las que se les ha confiado una cantidad récord de dinero en efectivo para invertir, dicen que no pueden permanecer al margen.

" Tanto si es un buen momento como si no, el trabajo de la industria es poner dinero a trabajar", dijo el jefe europeo de Warburg Pincus, Daniel Zilberman. Warburg Pincus está liderando un acuerdo de 3.400 millones de dólares para comprar el operador británico de satélites Inmarsat con Apax Partners.

Las llamadas operaciones take-private, en las que se compra y se excluye de la cotización a una empresa pública, alcanzaron su nivel más alto el año pasado desde el anterior auge en 2006-2007, según un informe de Bain & Company, con 170 operaciones de este tipo cerradas en todo el mundo.

De los 227.000 millones de dólares en transacciones entre el sector público y el privado el año pasado, 71.000 millones de dólares fueron en Europa y 118.000 millones de dólares en América del Norte.

En 2019, un consorcio de Hellman & Friedman y Blackstone compra el grupo alemán de clasificados Scout24 en una operación de 5.700 millones de euros que se considera la mayor adquisición de capital privado de una empresa que cotiza en bolsa en Alemania.

"Los fondos de capital privado no tienen miedo de una recesión. Tienen la flexibilidad de cubrir cualquier preocupación macro en su modelo. De hecho, pueden adoptar un enfoque a largo plazo si las condiciones del mercado se deterioran repentinamente", dijo Laurent Haziza, codirector mundial de patrocinadores financieros de Rothschild.

Esta confianza está respaldada por el aumento del efectivo en las arcas de los fondos de capital privado de Estados Unidos, destacando el último fondo de compra de acciones de Blackstone por valor de 22.000 millones de dólares.

Y los rivales europeos están manteniendo el ritmo, ya que Cinven, con sede en Londres, busca recaudar 10.000 millones de euros para su séptimo fondo, muy por encima de un objetivo inicial de 8.000 millones de euros, mientras que CVC recaudó un récord de 16.000 millones de euros en 2017, según informaron fuentes.

 

"BAJO PRESIÓN"

Los inversores de capital riesgo afirman que las empresas europeas de mediana capitalización -especialmente las que cotizan en el índice FTSE 250 de Londres, que ha seguido una trayectoria descendente durante los últimos 12 meses- se han abaratado debido a los nerviosismo macroeconómico, lo que ha hecho que los ejecutivos sean más receptivos a sus propuestas.

"La mayoría de los directores ejecutivos se encuentran bajo presión, ya que necesitan prepararse para una recesión y considerar formas de mantener el crecimiento de la financiación. Están recurriendo cada vez más a empresas de capital privado para discutir sus opciones", dijo Luca Bassi, director ejecutivo de Bain Capital Private Equity.

Bassi también dijo que la percepción de los fondos de capital privado ha cambiado debido a su creciente enfoque en reunir a los líderes de la industria mundial.

"Somos parte del mismo ecosistema", dijo, señalando la experiencia de Bain en pagos digitales. "Los días de las redadas corporativas han pasado. Podemos ayudar a las compañías a navegar por la recesión cuando llegue".

Pero los banqueros y analistas dicen que algunos fondos de compra de acciones pueden arrepentirse de haber pagado el mejor precio para comprar empresas que cotizan en bolsa.

"El mayor riesgo para los fondos de capital riesgo es una contracción de los múltiplos de valoración", dijo Zilberman en Warburg Pincus. "En este momento los activos tienen un precio de múltiplos muy altos, pero las tasas de interés están subiendo, el costo del capital está subiendo y los múltiplos tendrán que bajar con el tiempo."

El precio medio de compra de las compras apalancadas en Europa ha aumentado hasta casi 11 veces el beneficio básico (EBITDA) en 2018, por encima de los niveles que condujeron a la crisis financiera mundial, mostraron los datos de LCD, parte de S&P Global Market Intelligence.

En Estados Unidos, las valoraciones se han mantenido en un máximo histórico de aproximadamente 10,6 veces el EBITDA desde 2017.

"Es necesario crear un valor estratégico real para justificar el tipo de múltiplos en el mercado y cumplir con sus objetivos de rentabilidad", dijo Zilberman de Warburg Pincus. "Pero también hay que ponerle precio a la recesión y prepararse para lo peor."

En los años de auge de 2006-2007, cuando las inversiones mundiales en capital privado aumentaron a unos 650.000 millones de dólares, la industria se basó en una deuda excesiva para financiar megaoperaciones y luego extrajo beneficios a través de la ingeniería financiera, lo que dio como resultado que las empresas tuvieran dificultades para mantenerse a flote y que algunos fondos quedaran fuera del negocio.

Aunque han empezado a surgir temores similares debido a la combinación de precios récord de los activos, capital abundante y un contexto económico incierto, la industria no se ha visto afectada hasta ahora.

"El mayor riesgo es una función de los mayores rendimientos. Los grandes fondos están diseñados para asumir más riesgos, y a menudo en horizontes temporales más largos", dijo Dwayne Lysaght, codirector de M&A de JP Morgan para EMEA. traducido por www.serenitymarkets.com