LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

El Banco Central de Suiza dicta la política monetaria mirando a la guerra comercial y al BCE

Por John Revill y Silke Koltrowitz

BERN, 13 de junio (Reuters) - El Banco Nacional Suizo (BNS) se aferró el jueves a su política monetaria ultra liberal y culpó a las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China por el aumento del franco suizo como refugio seguro.

El banco central mantuvo su política de tipos de interés negativos y su disposición a intervenir en lo que el presidente Thomas Jordan calificó de "frágiles" los mercados de divisas.

Cuando la disputa comercial entre Estados Unidos y China se intensificó de nuevo en mayo, el franco suizo y el yen japonés se apreciaron", dijo Jordan en una conferencia de prensa.

"Ambas monedas son buscadas como refugio en períodos de incertidumbre. A la luz de la elevada valoración del franco y de la fragilidad de la situación, nuestra voluntad de intervenir sigue siendo necesaria, al igual que el tipo de interés negativo".

Este mes, el franco alcanzó su nivel más alto frente al euro en casi dos años por motivos comerciales, aunque el BNS no cambió su descripción del franco de "altamente valorado".

Por otro lado, si otros bancos centrales adoptan medidas de relajación de las tasas de interés, el franco suizo podría sufrir una mayor presión alcista, ya que su elevado valor pesa sobre la economía suiza, que depende de las exportaciones.

Tanto la Reserva Federal de Estados Unidos como el Banco Central Europeo han dado indicios de que podrían estar considerando la posibilidad de bajar sus propias tasas de interés para hacer frente al debilitamiento del crecimiento económico.

¿INTERVENCIÓN SNB?

La decisión del BCE de reiniciar su programa de compra de bonos podría provocar un aumento de las compras de divisas por parte del Banco Nacional de Eslovaquia, así como un descenso potencial de los tipos de interés para evitar un repunte del franco, según los analistas.

"Creemos que el franco seguirá subiendo en 2020, lo que causará dolor de cabeza al BNS", dijo David Oxley, de Capital Economics. "Prevemos que subirá a 1,08 francos suizos a finales de 2019 y que el año que viene subirá aún más gracias a la mayor demanda de activos de refugio y a una política más flexible del BCE.

"Esperamos que esto provoque una respuesta de la BNS, comenzando con su intervención en el mercado de divisas. Pero si la presión sobre el franco continúa aumentando, como esperamos, esperamos que acabe reduciendo aún más los tipos de interés en territorio negativo".

Otros analistas afirmaron que el BNS procederá con mayor cautela.

"El BNS señaló en su declaración que no tiene prisa en reducir aún más las tasas de interés", dijo Karsten Junius de J. Safra Sarasin.

"A falta de un deterioro significativo de la demanda externa y de unos tipos de interés oficiales del BCE más bajos, esperamos que el Banco Nacional de Suiza permanezca en espera por el momento".

También el jueves, el BNS introdujo una nueva tasa de interés para reemplazar su objetivo anterior de Libor a tres meses debido a que el futuro del Libor no está garantizado.

La nueva tasa de interés oficial de la BNS se fijó en -0,75%.

"Este ajuste no implica ningún cambio en nuestra política monetaria actual y en particular en nuestra postura expansionista", dijo Jordan en la conferencia de prensa.

El BNS mantuvo una tasa de interés del -0,75% sobre los saldos que mantiene para los bancos comerciales por encima de un cierto umbral, como se pronostica en una encuesta de Reuters (Reportaje de John Revill y Silke Koltrowitz; edición de JohnMiller y Gareth Jones). Traducido por www.serenitymarkets.com