LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

20 de agosto (Reuters) - Los precios del oro se mantuvieron estables el martes, después de caer por debajo de un nivel clave en la sesión anterior tras un repunte en el apetito por el riesgo, con los inversores a la espera de reuniones de los responsables de la política monetaria a finales de esta semana para buscar pistas sobre el camino a seguir para los recortes de los tipos de interés.

El oro al contado registró mínimos en los $1,497.07 la onza a las 0640 GMT, levemente por encima del mínimo de la semana de $1,492.10 registrado en la sesión anterior.

El oro cayó 1.2% el lunes, por debajo del nivel clave de $1,500 y su mayor caída diaria desde el 19 de julio.

"No hay mucha convicción en la sesión de hoy para el oro.... Los inversores han ganado un poco más de confianza en las perspectivas de crecimiento y eso pesa sobre el oro", dijo Michael McCarthy, estratega jefe de mercados de CMC Markets.

Los futuros de oro de EE.UU. cayeron 0.3% a $1,507.80 la onza.

Las esperanzas de un estímulo adicional están aumentando tras los informes de que Alemania está dispuesta a aumentar el gasto fiscal y que el Banco Popular de China ha tomado medidas para reducir el coste de los préstamos a las empresas.

"Los mercados de oro siguen luchando bajo el peso del sentimiento de riesgo positivo, pero el impulso a la baja sugiere que podríamos estar a un titular de comercio positivo de la prueba de 1.490 dólares, lo que podría desencadenar una carrera hacia las ventas", dijo Stephen Innes, socio gerente de VM Markets, en una nota.

Por su parte, el dólar estadounidense registró máximos de hace tres semanas atrás, mientras que el apetito por activos de mayores riesgos se vio incrementado.

Los inversores se centran ahora en las actas de la reunión de julio de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se celebrará el miércoles, y en el seminario de la Reserva Federal Jackson Hole, que se celebrará a finales de la semana, para obtener pistas sobre el pensamiento de la política monetaria. También en su lista de vigilancia habrá una cumbre del Grupo de los Siete este fin de semana.

Los operadores ven una probabilidad del 86% de que la Fed reduzca las tasas de interés en 25 puntos básicos en septiembre.

Sin embargo, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, señaló el lunes que no está dispuesto a apoyar nuevos recortes de los tipos de interés.

El oro al contado podría probar un soporte a 1.483 dólares la onza, una ruptura por debajo de la cual podría causar una caída a 1.467 dólares, según el analista técnico de Reuters Wang Tao.

Por otra parte, la plata subió 0.4% a $16.93 por onza.

El platino subió un 0,3% a $852,78 la onza, mientras que el paladio también subió un 0,3% a $1.478,27. (Reportaje de Harshith Aranya y Eileen Soreng en Bengaluru; Edición de Uttaresh.V y Sriraj Kalluvila) traducido por www.serenitymarkets.com

 

SINGAPUR, 20 de agosto (Reuters) - Los precios del petróleo crudo subieron el martes debido al optimismo de que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China disminuirán y a la esperanza de que las principales economías tomen medidas de estímulo para evitar una posible desaceleración económica que podría afectar la demanda de petróleo.

El crudo Brent había subido 8 centavos a $59.82 el barril en 0652 GMT, después de subir 1.88% el lunes.

El petróleo avanzó 9 centavos y alcanzó los $56.30 el barril, luego de registrar ganancias de 2.44% en la sesión anterior.

Estados Unidos dijo que extendería un indulto que permite a Huawei Technologies de China comprar componentes de empresas estadounidenses, lo que indica un ligero debilitamiento del conflicto comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

La extensión establece un "tono muy reconfortante" antes de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China del próximo mes, dijo Stephen Innes, socio gerente de VM Markets, en una nota.

"La disputa comercial entre Estados Unidos y China ha estado en el centro de la caída del mercado petrolero, lo que ha llevado a la economía mundial al borde de la recesión y ha impactado negativamente en los pronósticos de la demanda de petróleo", dijo.

El repunte de los mercados de valores en todo el mundo, debido a las crecientes expectativas de que las economías mundiales tomarán medidas para evitar la desaceleración del crecimiento, también apoyó a los precios del crudo.

La nueva tasa de referencia de préstamos de China fue fijada el martes, después de que el banco central anunciara reformas en las tasas de interés diseñadas para reducir el costo de los préstamos corporativos, mientras que el gobierno de coalición derecha-izquierda de Alemania dijo que estaría dispuesto a deshacerse de su equilibrada regla presupuestaria y a asumir nueva deuda para contrarrestar una posible recesión.

Por su parte, una encuesta de siete analistas realizada por Reuters reveló que los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron 1,9 millones de barriles en la semana hasta el 16 de agosto.

La encuesta se llevó a cabo antes de los informes del Instituto Americano del Petróleo (API), un grupo de la industria, y la Administración de Información de Energía (EIA), una agencia del Departamento de Energía de los Estados Unidos.

"Una subida inesperada, (podría) posiblemente (sacar) el viento de las velas del petróleo, aunque sólo sea temporalmente", dijo Jeffrey Halley, un analista de mercado senior de OANDA.

La API tiene previsto publicar sus datos el martes.

Aún así, los precios se vieron afectados por un informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que avivó la preocupación por el crecimiento de la demanda de petróleo.

Los traders también estaban atentos a las señales de tensión en Oriente Medio después de que Estados Unidos llamara a la liberación de un petrolero iraní en el centro de un desafortunado enfrentamiento entre Irán y Washington, advirtiendo a Grecia y a los puertos mediterráneos que no ayudaran al barco. (Reportado por Jessica Jaganathan; Editado por Joseph Radford y Tom Hogue) traducido por www.serenitymarkets.com

 

SINGAPUR, 19 de agosto (Reuters) - Los precios del petróleo crudo subieron el lunes después de un ataque de fin de semana a una instalación petrolera saudí por parte de separatistas yemeníes y mientras los traders buscaban cualquier señal de que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos podrían aliviarse.

Sin embargo, las ganancias de los precios se vieron limitadas en cierta medida por un informe inusualmente negativo de la OPEP, que avivó la preocupación por el crecimiento de la demanda de petróleo.

El petróleo Brent avanzó 78 centavos, o sea 1.3%, y alcanzó los $59.42 el barril a las 0621 GMT,

El petróleo avanzó 64 centavos, o 1.2%, y alcanzó los $55.51 el barril.

"El petróleo se está beneficiando de un optimismo general de que no veremos el escenario de la guerra comercial catastrófica y, después de un ataque con aviones teledirigidos a las instalaciones de petróleo y gas en Arabia Saudita, recordó a los mercados que las tensiones geopolíticas en Oriente Medio no van a ser resueltas en breve," dijo Edward Moya, analista de mercado senior de OANDA en Nueva York.

Un ataque aéreo no tripulado del grupo Houthi de Yemen contra un yacimiento petrolífero en el este de Arabia Saudita el sábado causó un incendio en una planta de gas, lo que aumentó las tensiones en Oriente Medio, pero la empresa estatal Saudi Aramco dijo que la producción de petróleo no se vio afectada.

Mientras tanto, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que los diputados de comercio de Estados Unidos y China hablarán en un plazo de 10 días y podrían avanzar las negociaciones para poner fin a una batalla comercial entre los dos países, si esas conversaciones dan resultado.

Pero el presidente estadounidense, Donald Trump, parecía menos optimista que sus ayudantes a la hora de llegar a un acuerdo comercial con China, diciendo que aunque creía que Pekín estaba preparado para llegar a un acuerdo, "todavía no estoy preparado para llegar a un acuerdo".

La preocupación por la recesión económica continuó pesando sobre los precios del crudo, a pesar de que Trump y los altos funcionarios de la Casa Blanca desestimaron la preocupación de que el crecimiento económico de EE.UU. podría estar tambaleándose.

Por otra parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2019 en 40.000 barriles por día (bpd) a 1,10 millones bpd e indicó que el mercado estaría en ligero superávit en 2020.

Es raro que la OPEP dé una visión pesimista del mercado.

Además, las empresas energéticas estadounidenses incrementaron esta semana el número de plataformas petrolíferas que operan por primera vez en siete semanas, a pesar de los planes de la mayoría de los productores de recortar el gasto en nuevas perforaciones este año.

Los operadores también estarán atentos a los datos clave de fabricación que se publicarán a finales de esta semana en Europa y Estados Unidos, dijo Michael McCarthy, estratega jefe de mercados de CMC Markets. (Reportado por Jessica Jaganathan; Editado por Richard Pullin y Joseph Radford)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

19 de agosto (Reuters) - Los precios del oro cayeron el lunes debido a la fortaleza del dólar estadounidense y a la recuperación de la renta variable, ya que los indicios de un mayor estímulo por parte de los principales bancos centrales de todo el mundo aliviaron la preocupación por una recesión.

El oro al contado cayó 0.4% y alcanzó los $1,507.11 por onza a las 0602 GMT.

Los futuros sobre el oro en Estados Unidos cayeron 0.5% a $1,515.70 la onza.

"El dólar se está fortaleciendo, y dado que el oro ha tenido una muy buena subida en las últimas semanas, sólo estamos viendo que se toman algunas ganancias", dijo el analista de OANDA Jeffrey Halley, quien agregó que la recuperación de la renta variable es un tanto frágil y que el oro parece prometedor.

El índice del dólar, frente a una cesta de seis divisas principales, se mantuvo cerca de su máximo en dos semanas y alcanzó el viernes, haciendo que el oro denominado en dólares sea más costoso para los inversores que mantienen otras divisas.

El rendimiento del Tesoro de EE.UU. a 10 años se retiró de un mínimo de tres años la semana pasada.

El lunes, las acciones asiáticas siguieron una subida en Wall Street, con el apoyo de un movimiento del banco central chino para cambiar la forma en que se establece un punto de referencia clave de los tipos de interés, lo que se observa en la reducción de los costes de endeudamiento de las empresas.

El oro al contado ha subido un 19% hasta ahora desde que cayó al mínimo del año de 1.265,85 dólares en mayo.

"Todavía hay mucho interés para comprar oro en cualquier caída como cobertura contra la incertidumbre en la economía mundial", dijo Halley.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el domingo que "aún no está listo para hacer un acuerdo (comercial) con China", insinuando que a la Casa Blanca le gustaría que Pekín resolviera primero las protestas en curso en Hong Kong.

Esta semana los inversores aguardan con ansias la celebración del simposio Jackson Hole de la Reserva Federal de los EE.UU. para conocer con mayor claridad la evolución futura de las tasas de interés. Los operadores ven una probabilidad del 71% de una reducción de 25 puntos básicos en septiembre.

"El metal precioso, si bien se está debilitando gracias a las ganancias alcistas del vigor del dólar estadounidense, seguirá siendo respaldado por el débil crecimiento mundial y la política monetaria acomodaticia de los bancos centrales mundiales", dijo Benjamin Lu, analista de Phillip Futures, en una nota.

El oro al contado todavía apunta a un rango de entre 1.483 y 1.503 dólares por onza, como lo sugiere su patrón de olas y un análisis de retroceso, dijo el analista técnico de Reuters, Wang Tao.

SPDR Gold Trust, el mayor fondo cotizado en bolsa respaldado por oro del mundo, dijo que sus tenencias cayeron un 0,10% hasta 843,41 toneladas el viernes.

Los fondos de cobertura y los administradores de dinero recortaron su posición alcista en el oro COMEX y recortaron las posiciones largas netas en contratos de plata en la semana hasta el 13 de agosto, dijo el viernes la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas de los Estados Unidos (CFTC).

Mientras tanto, la plata disminuyó 0.6% a $16.99 por onza.

El platino subió 0.5% a $848.54 la onza, y el paladio subió 0.2% a $1,450.55 la onza.

(Reportaje de Harshith Aranya y Eileen Soreng en Bengaluru; edición por Richard Pullin, Rashmi Aich y Sriraj Kalluvila)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

MOSCÚ, 16 de agosto (Reuters) - Los precios del crudo subieron el viernes, recuperándose de dos días de caídas, después de que los datos que mostraban un aumento en las ventas minoristas de los EE.UU. ayudaron a aliviar las preocupaciones de la recesión, aunque una perspectiva bajista de la OPEP puso un tope a las ganancias.

El petróleo Brent avanzó 28 centavos y alcanzó los $58.51 el barril en los 1326 GMT, luego de caer 2.1% el jueves y 3% el día anterior. El petróleo cayó 19 centavos para situarse en los $54.28 el barril, luego de caer 1.4% en la sesión anterior y 3.3% el miércoles.

Las ventas al por menor en los Estados Unidos subieron un 0,7% en julio, ya que los consumidores compraron una variedad de bienes, incluso cuando redujeron la compra de vehículos, según mostraron los datos del jueves.

Esto ocurrió un día después de la venta en los mercados mundiales que siguió a la primera inversión de la curva de rendimientos del Tesoro de Estados Unidos desde junio de 2007, una evolución que suele considerarse como un predictor fiable de la inminente recesión.

"Hoy en día, el petróleo aparece en alza tras la posibilidad de comunicación directa entre el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping", dijo Harry Tchilinguirian, de BNP Paribas.

Dijo que el rebote podría durar poco: "A medida que las nubes más oscuras se acumulan en el horizonte económico, es probable que el pesimismo resultante limite el apetito de los actores financieros por los activos de riesgo, incluyendo el petróleo."

La OPEP dijo en su informe mensual que los fundamentos del mercado del petróleo parecen algo pesimistas para el resto de 2019 y redujo su pronóstico de la demanda mundial de petróleo debido a la desaceleración de la economía.

BNP Paribas redujo su pronóstico de precios del WTI para 2019 de 8 a 55 dólares por barril y para Brent de 9 a 62 dólares por barril, citando la desaceleración de la economía en medio de una disputa comercial entre Estados Unidos y China.

A principios de esta semana, los datos publicados incluyeron una sorprendente caída del crecimiento de la producción industrial en China, que alcanzó su nivel más bajo en más de 17 años, y una caída de las exportaciones que hizo que la economía alemana se invirtiera en el segundo trimestre.

El precio del Brent sigue subiendo casi un 10% este año, gracias a los recortes de la oferta liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y aliados como Rusia, un grupo conocido como OPEC+.

En julio, la OPEP+ acordó prorrogar los recortes de la producción de petróleo hasta marzo de 2020 para apuntalar los precios.

"En qué momento se necesitarán más recortes de la producción de la OPEP y Rusia a finales de este año para que las cosas sigan como están", dijo Phin Ziebell, economista principal del National Australia Bank.

Un funcionario saudí indicó este mes que podrían llegar más pasos, diciendo que Arabia Saudita estaba comprometida a hacer "lo que sea necesario" para mantener el equilibrio del mercado el próximo año.

Los esfuerzos de la OPEP se han visto socavados por la preocupación por la desaceleración de la economía mundial en medio de una disputa comercial entre Estados Unidos y China, así como por el aumento de las reservas de crudo y la mayor producción de esquisto bituminoso de Estados Unidos.

(Reportaje de Dmitry Zhdannikov y Aaron Sheldrick; Editado por Jan Harvey, Jason Neely, Kirsten Donovan) traducido por www.serenitymarkets.com