LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

Los huracanes dañaron el sector del refinado, pero poco a poco están mejorando, algo que vimos en las cifras de reservas de crudo la semana pasada, que poco a poco el refinado vuelve a la acción y eso reduce las reservas de crudo y aumenta las de gasolina.

Con todo, el precio del crudo no está muy apoyado que digamos, o mejor dicho, no tan apoyado como debiera. Tanto la OPEP como la AIE dicen que estamos ya en equilibrio de mercado, pero lo cierto es que un simple crack spread 1:1 sigue por encima de los 15$ y eso está beneficiando mucho a las refinerías. Vean aquí ese spread con la gasolina.

crackspread.gif

Ahora, veamos la comparativa del XLE con el CRAK, que es el ETF que sigue a las refinerías. Vean que desde 2015, cuando el crack 1:1 se dio la vuelta, este ETF  ha marcado una direferencia de comportamiento bestial con respecto al resto de valores.

xlexrack.gif

Vean que el cambio de dirección ha sido muy palpable y claro, pues el RSI en USD marcó el giro de forma perfecta tras la bajada provocada por la muestra de interés vendedor en máximos y sobrecompra.

En EUR el valor también ha girado al alza superando una directriz bajista, así que  se ha visto más apoyado de lo normal.

oro.gif

Segunda semana donde tenemos otro descenso, y esta vez muy claro, que ha puesto la cifra con respecto al mismo período del año pasado por debajo de las 400 instalaciones, en concreto 389.

En los últimos informes, tanto de la Agencia Internacional de la Energía como de la OPEP, se hace ya una referencia muy clara que estamos entrando en un momento de equilibrio de mercado, más concretamente dentro de 2018, pero al mismo tiempo empiezan ya a no tenerse pelos en la lengua y decir claramente desde los analistas que la revolución del coche eléctrico puede hacer desplomarse la demanda de crudo hasta un punto en donde los 10 $ por barril sea algo plausible.

Desde el impacto de los huracanes en Estados Unidos, el sector está bastante inestable, aunque se está recuperando la capacidad de refinado y de producción, no se ve ya con tanto furor el incremento de las instalaciones en activo y esta semana tenemos un descenso de ocho instalaciones menos.

Area Last Count Count Change from Prior Count Date of Prior Count Change from Last Year Date of Last Year's Count
U.S. 13 October 2017 928 -8 6 October 2017 +389 14 October 2016
Canada 13 October 2017 212 +3 6 October 2017 +47 14 October 2016
International September 2017 931 -21 August 2017 -3 September 2016

Si miramos más específicamente las instalaciones de crudo dentro de Estados Unidos, el descenso no es tanto, pero sí es importante pues son cinco instalaciones menos, dejando la cifra con respecto al año pasado en 311.

Esto es positivo para el precio del crudo, pero sabiendo el tipo de tecnología que se utiliza dentro de Estados Unidos, y sabiendo también que para poder mantenerse en activo han tenido que endeudarse, estamos hablando de que hay muestras preocupantes de que gran parte del sector puede estar en peligro si el precio no mejora de forma fuerte, aunque las perspectivas de futuro no son nada halagüeñas por lo que hay un posible alivio de corto plazo, pero el futuro es absolutamente incierto.

U.S. Breakout Information This Week +/- Last Week +/- Year Ago
           
Oil 743 -5 748 311 432
Gas 185 -2 187 80 105
Miscellaneous 0 -1 1 -2 2
           
Directional 79 0 79 28 51
Horizontal 786 -6 792 355 431
Vertical 63 -2 65 6 57

Ayer por la tarde tuvimos las cifras de la reservas semanales de crudo en donde tuvimos un nuevo descenso, pero eso no consiguió alegrar el precio, pues los operadores están mirando otra cosa.

Recordemos los factores que están influyendo en el mercado del crudo en estos momentos:

Estados Unidos sigue queriendo tener una producción alta, a base de nuevas tecnologías, para mantener el precio del crudo bajo y que no dañe la economía al no obligar a destinar más dinero del necesario de las familias a la energía, quedando libre para consumo interno.

La OPEP y otros productores siguen con recortes de crudo para intentar compensar el exceso de producción de Estados Unidos y así subir el precio, de forma que las cuentas le salgan sostenibles y puedan seguir operando con normalidad.

Los huracanes dañaron parte de la capacidad de refinado de Estados Unidos, lo que hizo que el consumo de crudo por parte de las refinerías se cortase y la producción de gasolina también, lo que generó un aumento de la reservas de crudo y un descenso de las de gasolina, disparando el precio esta última.

Poco a poco se recupera la capacidad de refinado en Estados Unidos, lo que significa que se reducen la reservas de crudo y aumentan las de gasolina, supuestamente provocando un aumento del precio del crudo y un descenso de la gasolina.

Primero, veamos cómo andan las reservas de crudo, que seguimos dentro del rango medio de los últimos cinco años, algo que debería ser positivo para el precio.

c1.jpg

Ahora veamos los niveles de refinado, donde se ve perfectamente el desplome por los huracanes y el rebote que estamos teniendo, aunque debemos estar atentos porque si se fijan en la línea naranja, tras el verano tenemos un periodo donde nos relajamos porque nos metemos en una zona de baja demanda, hasta que entramos en la carrera a Navidad donde vuelve a incrementarse otra vez.

c2.jpg

Pero el meollo de todo el asunto está en el gráfico de producción, donde vemos que es superior a la anterior y estamos ya creando un nuevo máximo del período, lo que realmente está sacudiendo a la baja el precio del crudo y no le deja subir lo que debiera. Recuerden que el recuento de las instalaciones petrolíferas creado por Baker Hughes ha tenido un pequeño repunte tras los huracanes y eso vuelve a poner encima de la mesa la preocupación por una inundación de producción. También tengamos en cuenta que Arabia Saudita ha pedido a Estados Unidos y sus productores que ayuden a estabilizar el precio recortando la producción.

Tampoco debemos olvidar que ya hay bancos que no quieren invertir en nuevos proyectos petrolíferos, por lo que avisa de problemas de futuro en el sector y que gran parte de los pequeños productores han tenido que endeudarse para poder seguir produciendo y nadie sabe lo que puede pasar si el precio del crudo sigue manténidose demasiado bajo, ya que esas deudas pueden acabar con muchos de ellos por impago.

c3.jpg

Las reservas semanales de crudo en Estados Unidos nos dejan un descenso de -2,74 millones de barriles, manteniendo el signo negativo de la semana anterior donde descendimos -6.000.000. Se esperaba un descenso de -2.000.000, así que hemos bajado más de lo esperado.

Con respecto a los inventarios de gasolina, siguen creciendo y pasamos de los 1,64 millones de la semana pasada a tener un incremento de 2,49 millones, muy superior al descenso de 480.000 barriles esperados. Como vemos, la puesta en marcha de las refinerías tras los huracanes mantiene la tendencia de reducción de la reservas de crudo por compra del mismo y aumento de las de gasolina por el restablecimiento del refinado.

Con respecto a las reservas de destilados, también descienden pasando de -2,6 millones a un descenso de -1,48, menor de lo esperado que era superar los -2,1 millones de barriles.

Todos los datos son alcistas para el precio del crudo.

Hablan de que en el tercer trimestre de 2017 el crecimiento de la demanda de crudo interanual se ha reducido hasta los 1,2 millones de barriles por día desde el anterior 2,2 millones de barriles por día. Esto habla de que tanto julio como agosto han sido afectados por los desastres naturales en Estados Unidos. Su perspectiva de crecimiento de la demanda mundial queda sin cambios en 2017 en 1,6 millones de barriles por día, bajando hasta 1,4 millones de barriles por día en 2018.

Con respecto al suministro, en septiembre hay un aumento de 90.000 barriles al día hasta quedar en un total de 97,5 millones de barriles al día al ver que la OPEP ha incrementado su producción. En términos interanuales, hay 620.000 barriles por día más que el año pasado y se espera que en todo el año el suministro de la OPEP crezca en 0,7 millones de barriles por día, aumentando dicho crecimiento hasta los 1,5 millones de barriles por día el año que viene.

La producción de la OPEP parece que no ha cambiado nada en septiembre porque Libia ha apretado un poquito el acelerador de la producción y además Irak hace lo propio, creando una combinación que es capaz de compensar el descenso de Venezuela.

La reservas comerciales de la OCDE cayeron en 14,2 millones de barriles y el superávit sobre la media de cinco años desciende a 170 millones de barriles. La reservas mundiales parece que han descendido en el tercer trimestre de este año porque hay menos reservas flotantes y además el consumo de la OCDE ha recortado el aumento que tiene China.

Para el último trimestre del año, la previsión del sector de refinería aumenta hasta los 80,9 millones de barriles por día, un incremento muy ligero intertrimestral de 100.000 barriles por día. Las expectativas de la organización para enero del año que viene implican un crecimiento interanual de 1,2 millones de barriles por día.

El equilibrio de producción y consumo muestra que los inventarios en 2017 se han reducido en 100.000 barriles por día. Para el año que viene se espera equilibrio asumiendo que la OPEP mantiene su producción estable más o menos a los niveles actuales.

La bajada desde la sobrecompra ha sido muy fuerte, todo avisado con la karakasa invertida con repunte de volumen y también con el cambio de dirección del RSI. 

No hemos llegado a la sobreventa pero el RSI ha cambiado de dirección y ojo, que la cotización en euros rompe la resistencia, así que está ganando apoyo claro.

oro.gif