LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

Vean los comentarios más importantes publicados por la EIA en el informe de este mes.

"El suministro mundial de petróleo en enero descendió a 97,7 mb/d, pero fue de 1,5 mb/d por encima del año pasado, ya que la recuperación de la producción de EE. UU. fortaleció el crecimiento de la producción no perteneciente a la OPEP.

La producción de petróleo crudo de la OPEP en enero fue constante mes a mes (m-o-m) a 32,16 mb/d. La mayor producción nigeriana compensó las pérdidas en otros lugares. El cumplimiento de los recortes de suministro alcanzó un nuevo máximo del 137%.

La producción no perteneciente a la OPEP cayó 175 kb/d en enero, a 58,6 mb/d, pero fue 1,3 mb/d superior a la de hace un año. La producción de crudo de Estados Unidos, hasta 1,3 mb/d intrranual (a/a), pronto superará a Arabia Saudita y podría atrapar a Rusia antes de fin de año. El cumplimiento de los recortes de producción por parte de los países que no pertenecen a la OPEP fue del 85%.

El crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2018 se ha incrementado ligeramente a 1,4 mb/d, en parte debido a un pronóstico optimista del PIB del FMI. Esto es inferior a la ganancia del año pasado de 1.6 mb/d, ya que los precios más altos del petróleo, los cambios en los patrones de demanda de China y el cambio de combustible en los países que no pertenecen a la OCDE ralentizan el crecimiento.

Las reservas comerciales de la OCDE cayeron en diciembre en 55.6 mb, la caída más abrupta desde febrero de 2011, para llegar a 2.851 mb. Las existencias bajaron 154 mb (420 kb/d) durante 2017 y terminaron el año 52 mb por encima del promedio de cinco años. En el 4T17, las reservas cayeron bruscamente en 1.3 mb/d en toda la OCDE.

Tras alcanzar un máximo histórico en el 4T17, se espera que el rendimiento global de refinación disminuya en 0.4 mb/d en el 1T18 a 81.1 mb/d debido al mantenimiento estacional, principalmente en los EE. UU. y Oriente Medio. Se espera un fuerte repunte en abril-mayo a medida que las compras de crudo aumenten para satisfacer la mayor demanda estacional y para reponer las existencias de productos.

¿La historia se repite?

La OMR de este mes se abrevia para darnos tiempo de completar nuestra perspectiva anual de cinco años que se publicará en nuestro informe Oil 2018 el 5 de marzo. Mientras tanto, los datos nuevos y revisados ​​muestran un ajuste moderado del equilibrio en la primera parte de 2018, pero el mensaje principal se mantiene sin cambios desde el mes pasado y es muy claro: en 2018, la producción en rápido aumento en los países no miembros de la OPEP, liderada por el EE. UU., es probable que crezca más que la demanda. Por ahora, el impulso al alza que llevó el precio del crudo Brent a $ 70/bbl se ha estancado; en parte debido a que los inversores toman ganancias, pero también como parte de las correcciones que hemos visto recientemente en muchos mercados. Lo que es más importante, los fundamentos subyacentes del mercado petrolero en la primera parte de 2018 parecen menos favorables para los precios.

Nuestro estimado de crecimiento de la demanda para el año 2017 se mantiene fuerte en 1.6 mb/d, reforzado por los datos de noviembre para los Estados Unidos. Para 2018, el panorama económico mundial más positivo publicado por el Fondo Monetario Internacional es un factor clave para elevar nuestra perspectiva de crecimiento a 1,4 mb/d. Se pensó que el aumento significativo en el precio del petróleo en dólares desde mediados de 2017 frenaría el crecimiento, y este podría ser el caso hasta cierto punto, pero el impacto de los precios más altos se ha compensado parcialmente en algunos países por las apreciaciones de las divisas.

Está claro que el fuerte crecimiento de la demanda en 2017, junto con un modesto aumento el año pasado en la producción no perteneciente a la OPEP y los recortes realizados por los principales productores, ha contribuido a la caída extraordinariamente rápida de las existencias de petróleo de la OCDE. Hace un año, eran 264 mb por encima del promedio de cinco años y ahora solo superan 52 mb, con existencias de productos petroleros realmente por debajo del índice de referencia. Aunque la OCDE no es el mundo entero, los principales productores de petróleo que aceptaron recortar la producción identificaron el nivel de las existencias del grupo como un indicador del progreso de su iniciativa. Con el excedente reducido de manera tan dramática, el éxito del acuerdo de producción podría estar cerca. Esto, sin embargo, no es necesariamente el caso: los aumentos del precio del petróleo se han detenido y se han invertido y, de acuerdo con nuestro equilibrio entre la oferta y la demanda, también podría haber una disminución en las existencias de petróleo, al menos en la primera parte de este año.

El factor principal es la producción de petróleo de los Estados Unidos. En solo tres meses hasta noviembre, la producción de crudo aumentó en un colosal 846 kb/d, y pronto superará a la de Arabia Saudita. A finales de este año, también podría superar a Rusia para convertirse en el líder mundial. Todos los indicadores que sugieren un crecimiento rápido y continuo en los EE. UU. se alinean perfectamente; precios en alza que llevan, después de algunos meses, a más perforaciones, más terminaciones, más producción y más cobertura. A principios de 2018, la situación recuerda la primera ola de crecimiento de esquisto de EE. UU. que, siguiendo el curso de los altos precios del petróleo en los primeros años de esta década, obtuvo grandes ganancias en términos de cuota de mercado y, finalmente, en 2014 forzó un cambio histórico de política de los principales productores. Hoy, al haber reducido drásticamente los costos, los productores estadounidenses están disfrutando de una segunda ola de crecimiento tan extraordinaria que en 2018 su aumento en la producción de líquidos podría igualar el crecimiento de la demanda global. Esta es una idea aleccionadora para otros productores que actualmente tienen una capacidad de producción cerrada y enfrentan un renovado desafío a su participación en el mercado. Otro pensamiento aleccionador es que no es solo una cuestión de producción: los patrones comerciales están cambiando. Recientemente leemos acerca de un envío de condensado de los EE. UU. a los EAU. Tal desarrollo habría parecido increíble hace unos años, ahora parece un avance de lo que vendrá.

Los componentes del balance del mercado petrolero son dinámicos y mucho puede cambiar en los próximos meses: el deterioro de la situación en Venezuela es un candidato obvio, y la aparente dinamización de la economía mundial podría generar un mayor crecimiento de la demanda de lo que anticipamos actualmente. Como resultado, los precios podrían mantenerse a niveles recientes incluso a medida que la producción de EE. UU. aumenta. Si es así, la mayoría de los productores estarán felices, pero si no, la historia podría repetirse.

Está claro que el fuerte crecimiento de la demanda en 2017, junto con un modesto aumento el año pasado en la producción no perteneciente a la OPEP y los recortes realizados por los principales productores, ha contribuido a la caída extraordinariamente rápida de las existencias de petróleo de la OCDE. Hace un año, eran 264 mb por encima del promedio de cinco años y ahora solo superan 52 mb, con existencias de productos petroleros realmente por debajo del índice de referencia. Aunque la OCDE no es el mundo entero, los principales productores de petróleo que aceptaron recortar la producción identificaron el nivel de las existencias del grupo como un indicador del progreso de su iniciativa. Con el excedente reducido de manera tan dramática, el éxito del acuerdo de producción podría estar cerca. Esto, sin embargo, no es necesariamente el caso: los aumentos del precio del petróleo se han detenido y se han invertido y, de acuerdo con nuestro equilibrio entre la oferta y la demanda, también podría haber una disminución en las existencias de petróleo, al menos en la primera parte de este año".

Recuerden que la semana pasada tuvimos una cifra general en donde no hubo movimiento, pero si rascamos por debajo veíamos que en las cifras exclusivamente de crudo dentro de Estados Unidos, tenemos un nuevo incremento. En esta ocasión la cifra general vuelve a subir otra vez, dejando la diferencia con respecto al año pasado en 224. Cuanto más baja sea esta cifra, la diferencia respecto al año pasado, más avisa de una cierta estabilización en el crecimiento, marcando la diferencia con respecto a fortísimo descenso que tuvimos durante la crisis del crudo reciente.

Area Last Count Count Change from Prior Count Date of Prior Count Change from Last Year Date of Last Year's Count
U.S. 23 February 2018 978 +3 16 Febuary 2018 +224 24 February2017
Canada 23 February 2018 306 -12 16 Febuary 2018 -35 24 February 2017
International January 2018 960 +6 December 2017 +27 January 2017

 

Por fortuna, tenemos una situación que es lo contrario de la semana pasada. En aquella ocasión, la cifra general no se movió, pero la de Estados Unidos sí lo hizo. En esta ocasión tenemos en la cifra general un incremento de tres instalaciones nuevas, pero dentro del crudo en Estados Unidos solamente un incremento de una instalación, como se puede observar el gráfico adjunto. En general, el aumento de las instalaciones sigue, el precio del crudo sigue aumentando, lo que apuesta por una mayor producción que en algún momento limitará la subida del precio, cosa que intenta ser compensada por los acuerdos de limitación de producción de la OPEP, lo que hace que sea Estados Unidos el que cada vez abarque más cuota de mercado.

U.S. Breakout Information This Week +/- Last Week +/- Year Ago
           
Oil 799 1 798 197 602
Gas 179 2 177 28 151
Miscellaneous 0 0 0 -1 1
           
Directional 69 -2 71 0 69
Horizontal 842 3 839 218 624
Vertical 67 2 65 6

61

 

Us Crude Oil Rigs

 

Us Crude Oil Production

 

 

Ya han visto que la previsión de Citigroup para el oro en 2018 nos deja justo por debajo de la resistencia que se ve en los máximos de 2017. Durante este año nos hemos parado en ella y dejando sombras superiores. Por lo tanto, esa resistencia toma más potencia.

Ahora, vean dejamo el valor en Euros. Estamos cerca de la directriz bajista que viene desde los máximos máximos de septiembre de 207, que no son los máximos anuales. Por lo tanto, veremos si romper al alza puede ayudar a mejorar al ser más atractivo el movimiento.

oro.gif

Reservas semanales de crudo en Estados Unidos nos dejan un descenso de -1,61 millones de barriles, casi eliminando el aumento de 1,84 millones de la semana pasada, algo que es muy positivo para el mercado porque se esperaba un incremento de 1,8 millones.

Los inventarios de gasolina salen al revés de lo esperado porque de un incremento de casi 3,6 millones de barriles la semana anterior ahora tenemos un ascenso del 0,26 millones, justo lo contrario que el descenso de -0,28 millones esperado.

Con respecto a los destilados, bajada también, como el crudo, y de un descenso de -0,46 millones de barriles de la semana pasada, se esperaba una bajada de -1,46 millones y tenemos un descenso de -2,42 millones.

Hay que tener en cuenta que ya estamos entrando en una época en donde las refinerías vuelven a apretar otra vez la producción, por lo que se añade el factor consumo de este sector que puede ayudar a reducir el impacto alcista sobre las reservas del aumento de producción.

Evidentemente, el dato es positivo para el precio del crudo.

El Ministro de energía de los EAU dice que van a extender la cooperación más allá de 2018, y habla de los propios EAU, Rusia y Arabia Saudita. Esto es normal al ver que EEUU no para de aumentar la producción, así que no les queda otra más que reducir la suya para compensar. 

Esto es un foco importante de tensión porque la estrategia de Arabia en la primera crisis del crudo está siendo adoptada por EEUU, ya veremos si esto acaba bien o los nervios saltan y cada uno intenta mantener su cuota de mercado de manera individual.

El Ministro de Energía de EAU dice que se necesitan hasta 2040 cerca de 10 Billones de dólares en inversiones para poder satisfacer la demanda de crudo... puede ser cierto o no, pero recuerden que en Europa las entidades financieras están cerrando el grifo a los proyectos de energías fósiles, así que puede ser una "llamada" a intentar que el sector financiero no les cierre el grifo.