LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

Primero de todo, dice que el impacto del huracán Harvey en la demanda de Estados Unidos es casi despreciable y la industria se está recuperando de forma rápida.

Para el año que viene, la previsión de demanda global de crudo subirá en 1,35 millones de barriles por día, lo que supone un incremento desde la estimación anterior en 1,28. Para 2017, la perspectiva de crecimiento de la demanda pasa de 1,37 millones de barriles por día hasta 1,42.

La demanda del crudo que proviene de la OPEP para 2018 tendrá una media de 32,83 millones de barriles por día, lo que supone un incremento de 410.000 desde la última previsión.

Con respecto al crecimiento del suministro de crudo de fuera de la organización se reduce un poco más desde 1,1 millones de barriles por día hasta 1 millón, ya que el frenazo en Rusia junto con otros países de la zona.

Con respecto al acuerdo de reducción de la producción, tenemos un descenso del cumplimiento, ya que pasa del 86% hasta el 83%. Parece que Arabia Saudita está intentando compensar al resto pues vuelve a rebajar su producción y en agosto ha descendido en 59.000 barriles por día desde la cifra de julio.

De momento parece que las reservas están descendiendo porque los inventarios de la OCDE en julio bajan a 3 billones de barriles, 195 millones por encima de su media de cinco años.

Vamos, aumentan la perspectiva de demanda y la producción se reduce, lo que incita a pensar en un mayor equilibrio de mercado.

Primero, vean las cifras de producción de crudo. Como se puede apreciar seguimos muy por encima de las cifras del año pasado, pero el huracán cortó la producción de forma importante:

crudeproduction.JPG

 

Ahora vean qué pasó con el refinado. Aquí también estábamos produciendo más que el año pasado, pero el golpe ha sido tremendo e igualamos las cifras del año pasado. Con esto, tenemos perfecta explicación a la bajada del precio del crudo y el disparo alcista del precio de la gasolina.

Cruderefin.JPG

Una vez más tenemos el recuento de instalaciones petrolíferas y esta semana nos dejó un incremento de una estación nueva, dejando la cifra interanual en 436. Recordemos que seguimos bajo los efectos del huracán Harvey y las lecturas hay que meterlas entre comillas.

Area Last Count Count Change from Prior Count Date of Prior Count Change from Last Year Date of Last Year's Count
U.S. 8 September 2017 944 +1 1September2017 +436 9 September 2016
Canada 8 September 2017 202 +1 1 September 2017 +68 9 September 2016
International August 2017 952 -7 July 2017 +15 July 2016

 

Y hemos dicho lo de “ascenso aparente”, porque si miramos los datos específicamente de Estados Unidos y del crudo, nos daremos cuenta de que tenemos un descenso de tres instalaciones. Esto debería ser positivo para el precio del crudo.

U.S. Breakout Information This Week +/- Last Week +/- Year Ago
           
Oil 756 -3 759 342 414
Gas 187 4 183 95 92
Miscellaneous 1 0 1 -1 2
           
Directional 76 -5 81 28 48
Horizontal 793 -1 794 397 396
Vertical 75 7 68 11 64

Corea del Norte no ha lanzado otro misil e Irma se debilita a buena velocidad. Los activos de riesgo respiran y los que representan seguridad tienen problemas.

Ponemos la vista en el oro porque puede tener problemas.

Vean que el viernes cerramos la sesión lejos de máximos y dejamos en los máximos de toda la tendencia una karakasa invertida con repunte de volumen. Es una muestra de interés vendedor clara y en zona muy peligrosa.

El peligro viene porque nos hemos metido en sobrecompra tras tocar la sobreventa en julio. Esto nos deja una clara directriz alcista que si es perdida tras salir de la sobrecompra puede traer recogidas de beneficio.

También en la cotización en EUR tenemos descensos, lo que nos impide poder romper con fuerza resistencias. Mucho cuidado con las próximas sesiones.

oro.gif

Reservas semanales de crudo pasan a positivo desde un descenso de -5,39 millones de barriles de la semana pasada a un incremento de 4,58 millones, por encima de los 4 millones esperados.

Las reservas semanales de destilados descienden -1,39 millones, pero no tanto como los -3.000.000 esperados y sí que se llevan por delante el incremento de 0,78 millones de barriles de la semana pasada.

Con respecto a los inventarios de gasolina también tenemos un descenso de -3,19 millones de barriles pero no es tanto como el descenso de -5.000.000 esperados.