LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

Los bancos centrales se preparan para la desaceleración y esto debería ser positivo para el oro pero vean que está cayendo -1% nada menos.

Esta reacción hay que vigilarla para ver qué interpretación se le da tras la temporada de resultados si la debilidad se mantiene porque es activo de seguridad y descensos hablarían de cierto optimismo en el riesgo.

oro.gif

El enorme aumento de la producción de petróleo que vimos en 2S18 se ha invertido tras la aplicación del nuevo Acuerdo de Viena y la creciente eficacia de las sanciones contra Irán y Venezuela. La producción de los países de la OPEP en marzo fue 2,2 mb/d inferior a la de noviembre y ahora hay incertidumbre sobre Libia. La producción de los productores no OPEP en el 1T19 fue 0.7 mb/d menor que en el 4T18. Este cambio en la oferta ha contribuido a un aumento dramático en los precios, con el crudo Brent subiendo de $50/bbl a finales de diciembre a más de $70/bbl en la actualidad.

Sin embargo, la rigidez del mercado del petróleo no es sólo una historia de oferta. En los últimos meses, la resistencia de la demanda ha recibido menos atención que las vicisitudes de la producción, pero también es muy importante. Los datos para 2018 aún son incompletos, pero podemos estar seguros de que el crecimiento de la demanda fue de alrededor de 1,3 mb/d. En lo que respecta a 2019, entre la comunidad de analistas existe una divergencia de opiniones extraordinariamente amplia en cuanto a lo fuerte que será el crecimiento. Mantenemos nuestra previsión de 1,4 mb/d, pero aceptamos que hay señales contradictorias sobre la salud de la economía mundial y opiniones divergentes sobre el nivel probable de los precios del petróleo.

En términos de cifras reales para 2019, aunque todavía es pronto, los principales centros de crecimiento de la demanda de petróleo están registrando buenos resultados. En China, la economía parece estar reaccionando a las medidas de estímulo del gobierno, con el aumento de los índices de los gerentes de compras y la recuperación de los pedidos de exportación, aunque hay indicios de que los volúmenes de carga aérea podrían estar cayendo. Las cifras preliminares de la demanda de petróleo para el periodo enero-febrero muestran un sólido crecimiento de 410 kb/d interanual. En otros lugares, la demanda fue fuerte en el mismo período, con un crecimiento de 300 kb/d en la India y de 295 kb/d en los EE.UU., que siguen contando con el apoyo del sector petroquímico.

Aunque las principales fuentes de crecimiento están funcionando bien, hay señales contradictorias en otras partes. La demanda global en los países de la OCDE cayó 0,3 mb/d en el 4T18, la primera caída de este tipo en cualquier trimestre desde finales de 2014, y es probable que haya vuelto a caer en el 1T19 debido a la debilidad de algunas economías europeas, con quizás más por venir si hay un Brexit desordenado. Existen incertidumbres en Argentina y Turquía y signos de una modesta recuperación de la demanda en Oriente Medio, a pesar del estímulo proporcionado por el aumento de los precios del petróleo crudo. Las preocupaciones sobre las conversaciones comerciales persisten, y el estado de ánimo se verá influenciado por la reciente disminución del crecimiento del PIB mundial por parte del Fondo Monetario Internacional, aunque cabe señalar que el FMI no espera una recesión a corto plazo. Claramente, los precios del petróleo a 70 dólares por barril para Brent son menos cómodos para los consumidores de lo que eran a principios de año y la AIE ha advertido regularmente de los peligros de que los precios suban aún más. Sólo el tiempo dirá si nuestro pronóstico actual de la demanda es exacto, pero los riesgos son actualmente a la baja.

Cuando se firmó el primer Acuerdo de Viena para reducir la producción de petróleo en 2017, los progresos se midieron en función de las existencias totales de la OCDE, que descendieron hasta el nivel medio quinquenal. El segundo Acuerdo está en curso, y los datos de febrero muestran que las poblaciones están por encima de la media en 16 mb. Sin embargo, en términos de días de cobertura de la demanda a futuro, que es una evaluación más relevante, están por debajo de ella, y lo han estado durante algún tiempo. Por cierto, cabe mencionar las existencias de destilados medios, en particular a la luz de la aplicación en enero de las nuevas especificaciones de combustible de la Organización Marítima Internacional. Si la mitad del aumento de la demanda de gasóleo marino resultante de la reglamentación se produjera en los países de la OCDE, unos 540 kb/d, las existencias actuales de destilados medios representarían 29,3 días de cobertura a plazo, unos 3,5 días por debajo de la media.

El mercado del petróleo muestra signos de endurecimiento a medida que avanzamos hacia el 2T19, pero vemos señales contradictorias en términos de las perspectivas de la demanda y de si los niveles de existencias son ya "normales".

Fuente: https://www.iea.org/newsroom/news/2019/april/omr-mixed-signals.html 

Traducido por www.serenitymarkets.com 

Serenitymarkets.com Primero, recuerden que ayer tuvimos un fuerte incremento de las reservas semanales de crudo en EEUU y un nuevo incremento de la producción.

También, recuerden que la producción de Venezuela ha descendido mucho y tengan en mente las rebajas de perspectivas de crecimiento del FMI junto con la actuación hasta el momento de los bancos centrales vigilando la debilidad de la economía.

Pues bien, los factores son contrapuestos que subrayan más todavía la pelea de EEUU para que el precio no suba, así que la preocupación por el crecimiento y la producción de EEUU se alían en contra de los recortes de producción.

Vean la subida de las reservas en EEUU.

reserv.JPG

 

Ahora el nuevo repunte de la producción:

prod.JPG

Por lo tanto, si la demanda se ve amenazada y EEUU sigue apretando la producción, debemos estar atentos a la salida de la sobrecompra del crudo porque el RSI tiene la tendencia muy marcada y perderla puede ayudar a meter presión bajista sobre el precio.

ieu.gif

 

SINGAPUR, 11 de abril (Reuters) - Los precios del petróleo fueron arrastrados a la baja el jueves por el aumento de las reservas de crudo de EE.UU. y la producción récord, mientras que las preocupaciones económicas ponen en duda el crecimiento de la demanda de combustible.

Los futuros internacionales de referencia Brent se situaron en 71,52 dólares por barril a 0642 GMT, lo que supone un descenso de 21 céntimos, o del 0,3 por ciento, respecto a su último cierre.

Los futuros de petróleo crudo del West Texas Intermediate (WTI) se situaron en 64,34 dólares por barril, lo que supone un descenso de 27 centavos, o del 0,4 por ciento, con respecto a su liquidación anterior.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos subieron 7 millones de barriles a 456.6 millones de barriles en la última semana, su nivel más alto desde noviembre de 2017, informó el miércoles la Administración de Información de Energía.

La producción de crudo de Estados Unidos se mantuvo en un récord de 12,2 millones de barriles por día (bpd), convirtiendo a Estados Unidos en el mayor productor de petróleo del mundo por delante de Rusia y Arabia Saudita.

También existe la preocupación de que una desaceleración económica pronto mermará el consumo de combustible después de que el Fondo Monetario Internacional rebajara esta semana su pronóstico de crecimiento mundial a su nivel más bajo en una década.

A pesar del aumento de la oferta de Estados Unidos y de las preocupaciones económicas, los mercados mundiales de petróleo siguen siendo estrechos en medio de los recortes de la oferta liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), las sanciones de Estados Unidos a los exportadores de petróleo Irán y Venezuela, y la escalada de la lucha en Libia.

"(Los mercados petroleros seguirán siendo estrechos) mientras Arabia Saudí siga respaldando el acuerdo de reducción de producción de forma tan agresiva como lo ha hecho hasta ahora", afirmó Ole Hansen, director de estrategia de materias primas de Saxo Bank.

Brent y WTI han aumentado alrededor del 30 y 40 por ciento respectivamente desde el comienzo del año.

"La presión sobre los suministros mundiales sigue aumentando debido a los problemas relacionados con las sanciones en Irán y Venezuela y al aumento del riesgo geopolítico en Libia", dijo Stephen Innes, director de comercio de SPI Asset Management.

Más allá de las perspectivas a corto plazo de los mercados petroleros, se presta mucha atención al futuro de la demanda en medio del aumento de los combustibles alternativos para el transporte.

"Creemos que la demanda mundial tiene otros 10 millones de barriles por día de crecimiento, con más de la mitad de China", dijo Bernstein Energy en una nota el jueves.

La demanda actual de petróleo se sitúa en torno a los 100 millones de barriles diarios.

Bernstein dijo que esperaba que la demanda de petróleo alcanzara su punto máximo alrededor de 2030, pero agregó que "esperamos una larga meseta en lugar de un fuerte descenso" en el consumo después de eso.

"Aunque ninguna industria dura para siempre, la era del petróleo está lejos de terminar", dijo Bernstein.

(Reportado por Henning Gloystein; Editado por Joseph Radford) traducido por www.serenitymarkets.com

 

11 de abril (Reuters) - El oro cayó el jueves, pero se estaba comerciando cerca de un máximo de dos semanas en la última sesión, ya que los dovish bancos centrales de EE.UU. y Europa avivaron las preocupaciones sobre la desaceleración económica y mantuvieron el rendimiento de los bonos globales y el dólar bajo presión.

El oro al contado cayó 0.2 por ciento, alcanzando los $1,304.99 por onza a las 0733 GMT, luego de alcanzar su nivel más alto desde el 28 de marzo, alcanzando los $1,310.50 en la sesión anterior.

Los futuros de oro de EE.UU. cayeron alrededor del 0,4 por ciento, a 1.309,30 dólares la onza.

El índice del dólar se estaba comerciando cerca de su nivel más bajo de las últimas dos semanas después de que las actas de la Reserva Federal de los Estados Unidos cimentaran la postura política del banco central en medio de los riesgos de una desaceleración económica mundial.

"Los responsables políticos siguen insinuando que no tienen prisa por aumentar los tipos de interés, en particular la Reserva Federal de Estados Unidos, y el BCE tampoco ha cambiado su política monetaria", dijo Kyle Rodda, analista de IG Markets.

"Eso ha causado una disminución en el rendimiento de los bonos en todo el mundo y ha hecho al oro mucho más atractivo."

Las rentabilidades del Tesoro estadounidense cayeron el miércoles, ya que los tibios datos inflacionarios de los Estados Unidos reforzaron la decisión de la Reserva Federal de mantener estables las tasas de interés.

El mercado de bonos europeos también cayó después de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuviera su política económica y señalara los riesgos a la baja para la economía de la eurozona.

El presidente del BCE, Mario Draghi, planteó el miércoles la posibilidad de un mayor apoyo a la difícil situación económica de la zona euro si persiste la desaceleración.

Las bajas tasas de interés y el rendimiento de los bonos reducen el costo de oportunidad de mantener lingotes no productivos, que también tiende a aumentar en tiempos de crisis.

"El metal amarillo debería tener un soporte de entre 1.300 y 1.305 dólares, mientras que una ruptura consolidada de 1.310 dólares debería tener más interés", dijeron los operadores del Comité Interempresarial de Huelga en una nota.

Los participantes del mercado también están siguiendo de cerca las conversaciones comerciales en curso entre China y Estados Unidos con mayores expectativas de una rápida resolución de la guerra arancelaria de un año de duración entre las dos economías más grandes del mundo. Washington y Pekín han acordado en gran medida un mecanismo para vigilar cualquier acuerdo comercial que alcancen, incluyendo el establecimiento de nuevas "oficinas de aplicación", dijo el miércoles el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Entre otros metales preciosos, el platino spot subió alrededor de 0.6 por ciento a $905.98 por onza.

El paladio bajó 0.2 por ciento a $1,385.05 por onza, mientras que la plata bajó 0.2 por ciento a $15.18. (Reportaje de K. Sathya Narayanan en Bengaluru; Edición de Shreejay Sinha y Rashmi Aich).

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

TodoHistorial 89441

Últimas noticias

MasNoticias 6c745