LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Materias Primas

Hoy el crudo no tiene su mejor día, alejándose de la zona de máximos del año en curso, justo cuando intenta cambiar de dirección, pero es que ni los datos macroeconómicos ayudan, ni tampoco el dato de recuento de instalaciones petrolíferas del día de hoy.

Hace justo una semana tuvimos cierto apoyo precisamente por ver un descenso bastante importante pero es que lo que tenemos es un nuevo incremento de nuevas instalaciones nuevas que deja la diferencia con respecto al año pasado en 112.

Es verdad que en el foro económico de Davos hubo conversaciones entre productores americanos y la OPEP para intentar llegar una especie de acuerdo de no agresión, pero lo cierto es que Donald Trump sigue necesitando el precio del crudo lo más bajo posible, y ahora más que nunca. Por lo tanto, cada vez que vemos un nuevo incremento de las instalaciones en activo, el precio sufre, preguntándose muchos hasta dónde será capaz de aguantar el fuerte aumento de producción americana.

Area Last Count Count Change from Prior Count Date of Prior Count Change from Last Year Date of Last Year's Count
U.S. 25 Jan 2019 1,059 +9 18 Jan 2019 +112 26 Jan
2018
Canada 25 Jan 2019 232 +23 18 Jan 2019 -106 26 Jan
2018
International Dec
2018
1,025 +34 Nov
2018
+71 Dec
2017

 

Si miramos las cifras dentro de Estados Unidos y específicamente la industria del crudo, la cifra es peor, porque tenemos un incremento de 10 instalaciones.

U.S. Breakout Information This Week +/- Last Week +/- Year Ago
           
Oil 862 10 852 103 759
Gas 197 -1 198 9 188
           
Directional 59 4 55 -14 73
Horizontal 932 3 929 124 808
Vertical 68 2 66 2 66

 

Por lo tanto, este repunte negativo para el precio del crudo, pone más resistencia al cambio de dirección de la tendencia reciente pero aumenta la ansiedad por la que todo el mundo se pregunta hasta qué punto el aumento de producción en Estados Unidos no es la soga que se estaba poniendo al cuello la propia industria, así que no hacen más que aparecer especulaciones acerca de cuándo será el momento de un nuevo desplome en la industria.

Ya saben que la demanda de oro, si viene de la mano de malos datos macro y mal fondo del mercado, pues asusta mucho. Vean el rebote que tuvo el precio el viernes pasado y hoy estamos un poco más cerca de la sobrecompra. Los datos de China son los que más preocupan, junto con los efectos de la política de EEUU incluso dentro de su propio país. De momento ha que estar atentos a los efectos de la cercanía de la sobrecompra por si aparen muestras de interés vendedor que nos puedan parar un poco mientras esperamos los eventos de esta semana.

oro.gif

Por Sethuraman N R

28 de enero (Reuters) - Los precios del oro se mantuvieron estables el lunes, cerca de un pico de siete meses en la sesión anterior, con la esperanza de que la Reserva Federal de los EE.UU. mantenga las tasas de interés sin cambios durante su reunión de política monetaria de dos días a finales de la semana.

El oro al contado cayó levemente, alcanzando los $1,301.81 por onza a partir de las 0757 GMT, mientras que los futuros de oro de los Estados Unidos subieron 0.2 por ciento a $1,300 por onza.

El Comité Federal de Mercado Abierto se reúne entre el 29 y 30 de enero, y se espera que el Presidente Jerome Powell reconozca los crecientes riesgos para la economía estadounidense a medida que el impulso mundial se debilita.

"El oro está teniendo una posición macroeconómica muy positiva en el sentido de que la Reserva Federal de los Estados Unidos va a ser más acomodaticia junto con el Banco Central Europeo, que está viendo riesgos a la baja para la economía", dijo Edward Moya, analista de mercado de OANDA.

La Reserva Federal elevó las tasas de interés cuatro veces el año pasado y ha señalado que probablemente elevará los tipos dos veces en 2019, aunque algunos funcionarios del banco central han dicho que tendrán paciencia para elevar las tasas.

El presidente del BCE, Mario Draghi, advirtió la semana pasada que una caída en la economía de la zona euro podría ser más pronunciada, lo que se considera una señal de un retraso en la primera subida de los tipos de interés del banco.

El oro tiende a apreciar las expectativas de tasas de interés más bajas, lo que reduce el costo de oportunidad de mantener lingotes no productivos.

Mientras tanto, las acciones asiáticas se mantuvieron en alza el lunes, mientras que las ganancias de Wall Street se recuperaron después de que se anunciara un acuerdo para reabrir el gobierno de los EE.UU. después de un cierre prolongado que había sacudido el sentimiento de los inversores.

El cierre se sumó a las preocupaciones de los inversores, que ya estaban preocupados por la desaceleración del crecimiento mundial, los signos de tensión en las ganancias corporativas y una guerra comercial entre China y Estados Unidos que aún no se ha resuelto.

"Mientras que las preocupaciones sobre el cierre se alivian ahora, el juego a largo plazo es realmente incierto", dijo Moya.

El oro al contado subió 1.8 por ciento el viernes, alcanzando su mejor porcentaje en un día desde el 11 de octubre, alcanzando su nivel más alto desde el 14 de junio de 2018. El metal también pasó por encima del nivel psicológico de $1,300 después de fallar varias veces debido a la fuerte resistencia técnica.

El oro al contado podría subir a 1.311 dólares la onza, ya que ha despejado una resistencia de 1.299 dólares, según el analista de Reuters Wang Tao.

"Con una especie de ruptura ahora evidente en los gráficos de oro, podría haber más espacio al alza para el metal precioso", dijo en una nota el analista de INTL FCStone Edward Meir.

"La reunión de la Reserva Federal de esta semana podría ser fundamental para provocar más ventas de dólares, así como por el Brexit, que es por lo que nos mantendríamos como largos de oro durante la semana".

Entre otros metales, el paladio bajó 0.8 por ciento a $1,349.60 por onza. Los precios habían alcanzado un máximo histórico de $1,434.50 el 17 de enero.

La plata subió un 0,2 por ciento a 15,77 dólares la onza, mientras que el platino se mantuvo estable en 813,71 dólares. (Reportaje de Nallur Sethuraman en Bengaluru; Edición de Shreejay Sinha y Subhranshu Sahu)

Traducción realizada por www.serenitymarkets.com

 

SINGAPUR, 28 de enero (Reuters) - Los precios del petróleo cayeron un 1 por ciento el lunes después de que las compañías estadounidenses añadieran plataformas por primera vez este año, una señal de que la producción de crudo podría aumentar aún más, y a medida que China, el segundo mayor usuario de petróleo del mundo, reportó señales adicionales de una desaceleración económica.

Los futuros internacionales de petróleo Brent se situaron en 60,74 dólares por barril a 0804 GMT, lo que supone una caída de 90 centavos de dólar, es decir, el 1,46 por ciento.

Los futuros de petróleo de EE.UU. se situaron en 52,84 dólares por barril, con un descenso de 85 centavos, o el 1,58 por ciento, desde su última liquidación.

La alta producción de crudo en Estados Unidos , que subió a un récord de 11,9 millones de barriles por día (bpd) a finales del año pasado, ha estado pesando en los mercados petroleros, dijeron los operadores.

En una señal de que la producción podría aumentar aún más, las empresas de energía de EE.UU. la semana pasada aumentaron el número de plataformas petrolíferas en busca de nuevo petróleo por primera vez en 2019 a 862, una adición de 10 plataformas petrolíferas, dijo la empresa de servicios energéticos Baker Hughes en su informe semanal del viernes.

Más allá de la oferta de petróleo, una cuestión clave para este año será la magnitud del crecimiento de la demanda.

El consumo de petróleo ha ido aumentando constantemente, y es probable que supere los 100 millones de bpd por primera vez en 2019, impulsado en gran medida por el auge de China.

Sin embargo, una desaceleración económica global, en medio de una disputa comercial entre Washington y Pekín, está pesando sobre las expectativas de crecimiento de la demanda de combustible.

Los beneficios de las empresas industriales chinas se contrajeron por segundo mes consecutivo en diciembre debido a la lentitud de la actividad de las fábricas, lo que ejerció una mayor presión sobre la segunda economía más grande del mundo, que registró el ritmo de crecimiento más lento del año pasado desde 1990.

"La persistente debilidad observada en los datos económicos chinos ha aumentado los riesgos a la baja... de la reducción de las importaciones de petróleo crudo por parte de Pekín en 2019", dijo Benjamin Lu, de la firma de corretaje Phillip Futures, con sede en Singapur.

China está tratando de frenar la desaceleración con medidas de estímulo fiscal agresivas.

Pero existe la preocupación de que estas medidas no tengan el efecto deseado, ya que la economía de China ya está cargada de una deuda masiva y algunas de las mayores medidas de gasto público pueden ser de poca utilidad real.

El aumento de la oferta de Estados Unidos -Estados Unidos es ahora el mayor productor de petróleo del mundo- y la desaceleración económica están pesando sobre las perspectivas del precio del petróleo.

"Esperamos que los precios del petróleo crudo en Estados Unidos oscilen entre 50 y 60 dólares por barril en 2019 y unos 10 dólares más por barril para Brent", dijo Tortoise Capital Advisors en su perspectiva del mercado petrolero de 2019.

Tortoise añadió, sin embargo, que los precios del petróleo se mantendrían por encima de los 50 dólares por barril, ya que estaba "muy claro que Arabia Saudí ya no estará dispuesta a aceptar estos precios más bajos del petróleo".

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada de hecho por Arabia Saudita, comenzó a recortar la oferta a finales del año pasado para hacer más estrictos los mercados y mantener los precios en alza.

(Reportado por Henning Gloystein y Roslan Khasawneh; Editado por Christian Schmollinger y Tom Hogue)

Traducción realizada por www.serenitymarkerts.com

 

Por Noah Browning

LONDRES, 25 de enero (Reuters) - Los precios del petróleo subieron el viernes a medida que la agitación en Venezuela aumentaba las posibilidades de una oferta global más ajustada si Estados Unidos cumple con las señales de que podría imponer sanciones a las exportaciones venezolanas.

Sin embargo, los nuevos datos sobre el aumento de las reservas de combustible de Estados Unidos y la preocupación por las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China pesaron sobre los precios.

Los futuros de petróleo Brent se situaron en 61,17 dólares por barril a 0955 GMT, lo que supone un aumento de 8 céntimos, o del 0,13 por ciento. A primeras horas del viernes, el crudo de referencia internacional alcanzó máximos en los $61.92.

El Brent, sin embargo, ha perdido alrededor del 2,4 por ciento desde el inicio del comercio el lunes y está en camino de anunciar su primera semana de pérdidas en cuatro semanas.

Los futuros de crudo del West Texas Intermediate (WTI) se situaron en 53,34 dólares por barril, lo que supone un aumento de 21 centavos, o del 0,4 por ciento.

En medio de violentas protestas callejeras, el líder de la oposición venezolana Juan Guaido se declaró presidente interino esta semana, ganando el reconocimiento de Washington y de partes de América Latina.

Nicolás Maduro, líder del país desde 2013, respondió rompiendo relaciones con Estados Unidos.

"El mercado petrolero está fijando parcialmente el precio del riesgo para la producción de crudo de Venezuela, que ha estado cayendo en picado en los últimos años", dijo Vandana Hari de Vanda Insights.

RBC Europe predijo que las sanciones podrían casi duplicar el déficit de producción proyectado por el exportador en problemas.

"La producción venezolana disminuirá entre 300.000 y 500.000 barriles adicionales por día (bpd) este año, pero tales medidas punitivas podrían expandir ese descenso en varios cientos de miles de barriles".

Sin embargo, los mercados mundiales de petróleo siguen estando bien abastecidos, en parte gracias al aumento de la producción en los Estados Unidos.

La producción récord de Estados Unidos probablemente compensaría cualquier interrupción a corto plazo del suministro venezolano debido a posibles sanciones de Estados Unidos, dijo Barclays de Gran Bretaña en una nota. El banco redujo su pronóstico promedio de Brent para 2019 a 70 dólares el barril, en comparación con los 72 dólares previos.

El aumento de la producción ha incrementado las existencias de combustible de los EE.UU., y los inventarios de crudo aumentaron en 8 millones de barriles la semana pasada, según los datos oficiales publicados el jueves.

Pero la demanda puede empezar a tambalearse debido a la desaceleración de la economía mundial, que probablemente mermará el consumo de combustible.

Una disputa comercial entre Estados Unidos y China y el endurecimiento de las condiciones financieras en todo el mundo han perjudicado la actividad manufacturera en la mayoría de las economías y han arrastrado el crecimiento de China el año pasado a su punto más débil en casi 30 años.

Según las encuestas de Reuters de cientos de economistas de todo el mundo, se está produciendo una desaceleración económica mundial sincronizada que se agravaría si la guerra comercial entre Estados Unidos y China se intensificara.

(Reportaje de Noah Browning Reportaje adicional de Henning Gloystein y Koustav Samanta en Singapur y Colin Packham en Sydney Edición de Dale Hudson) traducido por www.serenitymarkets.com

 

Las reservas semanales de crudo suben en casi 8 millones de barriles cuando se esperaba una bajada cercana a los -3 millones.

Las reservas semanales de destilados caen -0,61 millones de barriles cuando se esperaba bajada de -0,23.

Las reservas semanales de gasolina suben en 4 millones de barriles cuando se esperaba subida de 2,65.

El dato es negativo para el precio del crudo.

24 de enero (Reuters) - El oro bajó el jueves, lastrado por un dólar más fuerte y un repunte de la renta variable, mientras que los inversores esperaban la conclusión de la reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) durante el día de hoy a la espera de que se produzcan nuevas señales sobre la salud de la economía.

El oro al contado cayó 0.2 por ciento, alcanzando los $1,278.97 la onza a 1118 GMT. Los futuros de oro de EE.UU. bajaron un 0,4 por ciento a 1.278,20 dólares.

" Pienso que el mercado no cree, al menos hasta ahora, que haya una justificación para que el oro supere los 1.300 dólares... El dólar todavía está relativamente fuerte", dijo Philip Newman, director de Metals Focus.

El oro aún se enfrenta a vientos en contra a corto plazo, dijo Newman, añadiendo que el metal es sólo uno de los beneficiarios del renovado interés por refugiarse de la volatilidad del mercado.

Un dólar estadounidense más fuerte, otro refugio para los inversores, hace que el oro sea más caro para los tenedores de otras monedas. El índice del dólar subió un 0,3 por ciento frente a una cesta de divisas el jueves.

Los precios del oro han subido más de un 10 por ciento desde que alcanzaron su punto más bajo en un año y medio a mediados de agosto, principalmente debido a la disminución del sentimiento de riesgo en medio de los temores de una desaceleración mundial, las expectativas de una pausa en las subidas de los tipos de interés de EE.UU. y un prolongado cierre del gobierno en los Estados Unidos.

El asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo en una entrevista en CNN que la economía de Estados Unidos podría registrar un crecimiento cero en los primeros tres meses si el cierre parcial del gobierno dura todo el trimestre.

Las acciones europeas se estabilizaron, gracias a las ganancias de los valores tecnológicos, ya que los inversores se centraron en el BCE, que se espera que mantenga su política monetaria sin cambios en su primera reunión de política económica de 2019, que se celebrará el jueves.

Los observadores del mercado también esperan que el BCE reconozca las crecientes amenazas a la economía de la zona euro.

"En caso de que Draghi adopte un tono más suave, es posible que veamos al euro bajo presión, creando un dólar más firme y pesando sobre los precios de los metales", dijo el Grupo MKS PAMP en una nota.

El oro spot podría volver a probar el soporte a 1.278 dólares la onza, una ruptura por debajo de la cual podría causar una pérdida para el próximo soporte a 1.266 dólares, dijo el analista de Reuters Wang Tao.

Entre otros metales, el paladio, que alcanzó un máximo histórico de 1.434,50 dólares la semana pasada debido a los bajos inventarios y a la creciente demanda, bajó un 0,1 por ciento, situándose en 1.345,78 dólares.

La plata y el platino bajaron un 0,6 por ciento a 15,26 y 789,61 dólares, respectivamente. (Reportaje de Eileen Soreng en Bengaluru Editado por David Goodman) traducido por www.serenitymarkets.com

 

TodoHistorial 89441

Últimas noticias

MasNoticias 6c745