LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Crónica del mercado del oro

12 de julio (Reuters) - El oro subió el viernes y estaba en camino de registrar una ganancia semanal, apoyado por un dólar en baja y datos comerciales chinos más débiles de lo esperado, lo que avivó las preocupaciones sobre el crecimiento mundial.

El oro al contado avanzó 0.2% alcanzando los $1,406.80 la onza a partir de 1014 GMT. El oro ha subido alrededor del 0,5% en lo que va de la semana.

Los futuros sobre el oro en Estados Unidos subieron 0.1% a $1,407.60 la onza.

"Tenemos datos comerciales (de China) de esta mañana que decepcionaron principalmente por el lado de las importaciones, lo que sugiere que la economía china todavía está en dificultades", dijo el analista Carsten Menke, de Julius Baer.

"Esto proveyó combustible a las preocupaciones de crecimiento, por eso el oro como refugio seguro se beneficia."

Las exportaciones de China cayeron en junio al aumentar Estados Unidos la presión comercial, mientras que las importaciones se redujeron más de lo esperado, lo que apunta a nuevas tensiones en la segunda economía más grande del mundo.

También ayudó al oro el índice del dólar, que se relajó por tercera vez consecutiva, ya que los datos de inflación de Estados Unidos, más fuertes de lo esperado, no lograron sacudir las convicciones de que la Reserva Federal comenzará a recortar las tasas de interés este mes.

A pesar de los sólidos datos básicos del índice de precios al consumidor de Estados Unidos, los mercados monetarios todavía indicaron un recorte de tipos a finales de julio y un recorte acumulado de 64 puntos básicos para finales de 2019.

"Los comentarios de la Reserva Federal y las actas de esta semana fueron muy optimistas y han dado al mercado la esperanza de que podría haber una posibilidad de un recorte de 50 puntos básicos", dijo la analista de ABN Amro, Georgette Boele.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, indicó el jueves que es probable que se produzca un recorte de tipos en la próxima reunión de la Reserva Federal, ya que las empresas ralentizan la inversión debido a las disputas comerciales y su impacto en el crecimiento mundial.

El oro al contado ha subido más de un 11% desde que tocó el mínimo anual de 1.265,85 dólares la onza en mayo, principalmente por las expectativas de una política monetaria agresiva y las preocupaciones de crecimiento.

"El mercado es claramente más agresivo que nosotros, por lo que existe la posibilidad de decepción por el lado de las tasas", señaló Menke.

"Así que, si no conseguimos tres recortes de tipos para finales de año, esto podría ser un detonante para una pequeña corrección a corto plazo en el oro".

En el aspecto técnico, el oro al contado está sesgado para romper un soporte de 1.404 dólares por onza y volver al siguiente soporte de 1.387 dólares, según el analista técnico de Reuters, Wang Tao.

Por otra parte, la plata se mantuvo estable en 15,11 dólares la onza y el platino cayó 0,6% a 816 dólares.

El paladio cayó 0.5% a $1,553.50 la onza, alejándose de un pico de 16 semanas de $1,605.52 tocado en la sesión anterior. (Reportaje de Eileen Soreng en Bengaluru; Edición de Jan Harvey) traducido por www.serenitymarkets.com