LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Crónica del mercado del oro

13 de agosto (Reuters) - El martes, los precios del oro alcanzaron su nivel más alto en más de seis años, debido a las preocupaciones por las protestas en Hong Kong y la caída de la moneda argentina en medio de los temores de una desaceleración económica mundial, lo que llevó a los inversores a alejarse de los activos de mayor riesgo.

El oro al contado subió 0.7% a $1,521.98 por onza a las 0715 GMT, su valor más alto desde abril de 2013.

Los futuros sobre el oro en Estados Unidos subieron 1% a $1,533 la onza.

"Es un caso bastante directo de aversión al riesgo. La crisis en Argentina y el deterioro político en Hong Kong; subyacente a todo esto, el crecimiento mundial se está desacelerando", dijo Ilya Spivak, estratega principal de divisas de DailyFx.

"Los bancos centrales no pueden hacer mucho porque muchos de ellos tienen tasas de interés casi récord. No hay mucha munición para desplegar como medidas contra la desaceleración del crecimiento global".

Los manifestantes lograron cerrar el aeropuerto de Hong Kong, el aeropuerto de carga más concurrido del mundo, el lunes. Las protestas, que comenzaron como oposición a un proyecto de ley de extradición a la China continental, se han expandido hacia llamamientos más amplios a la democracia.

Al otro lado del mundo, los temores de un posible retorno a las políticas intervencionistas se apoderaron del mercado argentino después de que el presidente Mauricio Macri, amigo del mercado, perdiera por un margen mucho mayor de lo esperado en las primarias presidenciales.

Estas incertidumbres, junto a los temores de una prolongada guerra comercial entre China y Estados Unidos, sacudieron a los mercados financieros, estimulando a los inversores a refugiarse en activos seguros.

El oro, junto con el yen japonés y los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, se considera una inversión relativamente segura en tiempos de incertidumbre política y financiera. El yen alcanzó máximos de siete meses atrás contra el dólar.

Los inversores se centran en el simposio anual de la Reserva Federal de la próxima semana. Los operadores ven una probabilidad del 74% de una reducción de 25 puntos básicos en la tasa de interés por parte de la Reserva Federal en septiembre.

Las tasas de interés más bajas disminuyen el costo de oportunidad de mantener lingotes no productivos y pesan sobre el dólar, lo que hace que el oro sea más barato para los inversionistas que poseen otras monedas.

"Los crecientes riesgos geopolíticos de las protestas de Hong Kong, junto con las preocupaciones por el crecimiento mundial, siguen apoyando en gran medida los flujos hacia refugios seguros", dijo la firma de corretaje Phillip Futures en una nota.

"El oro debe mantenerse por encima de los $1,500 para una extensión de la ola alcista en el presente trimestre."

Como reflejo del mayor interés de los inversores en el oro, las tenencias del SPDR Gold Trust, el mayor fondo cotizado en bolsa respaldado por oro del mundo, subieron un 0,9% hasta 847,77 toneladas el lunes desde el viernes.

El oro al contado podría probar una resistencia de $1,524 por onza, una ruptura por encima de la cual podría llevar a una ganancia de $1,546, dijo el analista técnico de Reuters Wang Tao.

Entre otros metales preciosos, la plata subió 1.8% a $17.36 por onza. Durante el período de sesiones, alcanzó su nivel más alto desde enero de 2018, con 17,42 dólares.

El platino subió 1.3% a $863.83 y el paladio subió 0.7% a $1,437.98 la onza.

(Reportaje de Harshith Aranya y Brijesh Patel en Bengaluru; Editado por Richard Pullin, Shounak Dasgupta y Uttaresh.V) traducido por www.serenitymarkets.com