LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Sospechas de que China usa trucos para saltarse el embargo de Trump a Irán

Y aquí tienen un ejemplo: 

SINGAPUR/KUALA LUMPUR, 16 de agosto (Reuters) - Mientras que en el Océano Índico se dirigía hacia el Estrecho de Malaca, el gran transportista de crudo (VLCC) Pacific Bravo se oscureció el 5 de junio, apagando el transpondedor que señalaba su posición y dirección a otros barcos, mostraron los datos de rastreo de barcos.

Un funcionario del gobierno de Estados Unidos había advertido a los puertos de Asia que no permitieran que el barco atracara, diciendo que transportaba crudo iraní en violación de las sanciones económicas de Estados Unidos. Un VLCC normalmente transporta alrededor de 2 millones de barriles de petróleo, con un valor aproximado de 120 millones de dólares a precios corrientes.

El 18 de julio, el transpondedor del VLCC Latin Venture se activó frente a las costas de Port Dickson, Malasia, en el Estrecho de Malaca, a unos 1.500 km (940 millas) de donde el Pacific Bravo había estado señalando su posición por última vez.

Pero tanto Latin Venture como Pacific Bravo transmitieron el mismo número de identificación único, IMO9206035, emitido por la Organización Marítima Internacional (OMI), según datos del proveedor de información Refinitiv y VesselsValue, una compañía que rastrea las transacciones de barcos y embarcaciones. Thomson Reuters tiene una participación minoritaria en Refinitiv.

Dado que los números de la OMI permanecen con un barco de por vida, esto indicaba que el Latin Venture y el Pacific Bravo eran el mismo barco y sugería que el propietario estaba tratando de eludir las sanciones petroleras iraníes.

"Sin especular sobre las acciones de ningún armador en particular, generalmente hablando para que un buque cambie su nombre abruptamente después de recibir acusaciones de los EE.UU., sólo puede ser que el propietario tenga la esperanza de que el mercado sea engañado por algo tan rudimentario como un cambio de nombre", dijo Matt Stanley, un corredor de petróleo de StarFuels en Dubai.

El buque es propiedad de Kunlun Holdings, que, según datos de Equasis.org, un sitio web sobre transparencia en el transporte marítimo creado por la Comisión Europea y la Administración Marítima Francesa, tiene su sede en Shanghai. La compañía también tiene una oficina en Singapur.

Las llamadas a las oficinas de la compañía quedaron sin respuesta.

traducido por www.serenitymarkets.com