LogoHorizontalSerenitySamll a9d0f d2baf

INTEFI logo mini 1 911e6 a303e

Se desmarca de los demás, por el grave desplome de más del 6% de Caixabank y de más del 4% de Sabadell tras haber bajado ambos objetivos de margen de interés por los tipos tan bajos. No nos cansaremos de repetirlo estar en banca ahora mismo es ser tener ganas de ser sadomasoquista. Este sector cuanto más lejos mejor. 

Los bancos españoles Caixabank y Banco Sabadell recortaron sus previsiones de ingresos para 2019 porque se esperaba que los tipos de interés fueran bajos durante más tiempo del previsto en la zona euro.

Caixabank, el tercer prestamista del país en términos de activos, redujo su previsión de margen básico a alrededor del 1% en 2019, frente a un crecimiento del 3% previsto anteriormente.

Sabadell, el cuarto prestamista, ha revisado su previsión de margen de intermediación (NII) hasta situarse entre el 0% y el -1% en 2019. Anteriormente había previsto un crecimiento del NII del 1% al 2% para 2019.

En un paso previo a un recorte de tasas, el Banco Central Europeo dijo que veía tasas en niveles actuales o más bajos hasta mediados de 2020, un cambio sutil a su promesa anterior de mantener las tasas sin cambios hasta el próximo mes de junio.

En el segundo trimestre y en el primer semestre del año, los ingresos por créditos de ambas entidades se mantienen bajo presión.

El margen de intereses, que mide el beneficio de los préstamos menos los costes de los depósitos, del Caixabank creció un 0,9% en el segundo trimestre, hasta los 1.240 millones de euros. Los analistas habían pronosticado un NII de 1.250 millones de euros, según una encuesta de Reuters.

En Sabadell, el NII ha descendido un 0,2% en el primer semestre de 2019 hasta los 1.810 millones de euros respecto al primer semestre del año pasado, en línea con las previsiones de los analistas.

El Caixabank registró un descenso del 85% en el beneficio neto del segundo trimestre, hasta los 89 millones de euros, debido a los costes de reestructuración puntuales.

Sabadell ha obtenido un beneficio neto de 273 millones de euros tras las pérdidas registradas en el segundo trimestre del año pasado y gracias a la disminución de las pérdidas por deterioro crediticio. REUTERS

traducido por www.serenitymarkets.com

 

Esta mañana la compañía desmentido que se vaya a meter en la compra de una filial de Rolls Royce. Ya le costó caro cuando anunció la posible ampliación. Los expertos dicen que el problema era que se temía que para financiar dicha operación se iba a tener que poner en marcha una fuerte ampliación de capital. Este espectro se aleja, por lo que el valor tiene posibilidades de recuperación.