Sábado, 15 Diciembre 2018

Al cierre. Europa sigue su fase correctiva bajo la excusa de problemas en la reforma fiscal de Trump

Y decimos bajo la excusa, porque curiosamente a Wall Street que es quien más le afecta dicha reforma fiscal no se ha movido.

Y esta falta de movimiento es realmente muy rara, todo está paralizado, pero el viernes con una bajada mínima se vio al VIX yendo al nivel más alto desde marzo. Desde los años 90 no se ha visto algo así, la última ocasión en el año 2005. 

Ya empezaban las cosas torcidas de buena mañana con la bajada del 1,32% del Nikkei. Este índice fue el que dio el pistoletazo de salida a las bolsas europeas hace días para iniciar una corrección. 

Posteriormente durante la mañana las pérdidas no han hecho más que incrementarse. El futuro del Ibex llegaba por ejemplo a perder la cota de los 10.000 que es un nivel muy psicológico. 

La excusa aparecía en todas las crónicas. Se baja por culpa de que la reforma fiscal de Trump tiene problemas. A nosotros como hemos comentado en la crónica de media mañana nos parecía una excusa, y que la bajada no tenía un motivo preciso, simplemente se está en fase correctiva. Las manos fuertes no están por la labor, ya que se fueron como ya indicamos en EEUU desde hace varios días, y no hacen falta excusas para seguir bajando en este tipo de fases de las bolsas. 

La bajada era profunda y el futuro del eurostoxx no se paraba en el retroceso del 38,2% de Fibonacci sino que lo perdía sin mirar y se iba al retroceso del 50%. Ojo si bajara al del 61,8% que está en 3.500, nivel psicológico y encima justo encima de la media de 200, puede ser punto de compra con stop ceñido para los más agresivos. 

Llegaban malas noticias de Wall Street que aumentaban las pérdidas en Europa. Y es que desde el Senado de EEUU se confirmaba que el partido republicano tenía su propia propuesta sobre la reforma fiscal, distinta de la que tiene el presidente, y además de la que tienen los congresistas del propio partido. 

En suma, más problemas, para que este tema llegue a buen puerto. 

Y llegaba la apertura de EEUU. Una apertura en la que el miembro del Dow Jones General Electric, bajaba casi el 6% tras haber dado malas previsiones y tras rebajar fuertemente el dividendo trimestral. 

Pero sorprendentemente Wall Street con todo en contra una vez más, rebotaba desde mínimos, no está muy claro por qué y a la hora del cierre de Europa, estaba plano, lo que conseguía alejar a los índices europeos de la zona de mínimos. 

Kepler Cheuvreux ha dicho hoy que en su opinión esto no es una corrección rápida, sino el inicio de una corrección mayor. 

Ya veremos, de momento debilidad, y la gran zona de soporte como ya hemos dicho antes en los 3.500 del futuro del eurostoxx. Lo de la reforma fiscal no es bueno para las bolsas, que duda cabe, pero no es la clave del asunto. 

Que descansen y hasta mañana.